Benzema, durante un partido de esta temporada. / Foto: EP | Vídeo: Atlas

Real Madrid

Peligra la presencia de Benzema ante el PSG

El delantero francés volvió a entrenarse en solitario, parece difícil que juegue contra el Villarreal y su participación en el Parque de los Príncipes está en el alambre

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

La enfermería de Valdebebas continúa arrojando noticias preocupantes. Karim Benzema volvió a trabajar en solitario este miércoles y su presencia la próxima semana ante el PSG corre peligro. El delantero del Real Madrid sigue afectado por la lesión muscular en los isquiotibiales de la pierna izquierda que sufrió en el encuentro de Liga frente al Elche y es seria duda para la visita del martes al Parque de los Príncipes. De ahí que se limitase a correr sobre el césped en la segunda sesión semanal que programó Carlo Ancelotti y completase el trabajo en el interior de las instalaciones.

Aunque cuando cayó frente al Elche se habló de un periodo de recuperación que rondaría los diez días y las pruebas que se le efectuaron descartaron una lesión de envergadura, lo cierto es que Benzema sigue sufriendo molestias que ponen en el alambre su concurso en la ida de octavos de final de la Liga de Campeones. Una cita trascendental en la que se antoja fundamental la aparición del '9' de los blancos.

Pero aunque Ancelotti esperaba que el atacante se reintegrase a la dinámica de grupo a lo largo de la semana, los plazos siguen alargándose y en el club no se quiere correr ningún riesgo con un futbolista que ha anotado un tercio de los goles que ha registrado el Real Madrid en lo que va de curso. A estas alturas, parece complicado que pueda estar el sábado en La Cerámica, donde al líder le aguarda un Villarreal al alza, y llegaría justo al envite contra el cuadro de Mauricio Pochettino.

Buenas perspectivas para Mendy

En caso de que Benzema no pudiera estar disponible para el enfrentamiento contra el PSG, el Real Madrid vería fuertemente mermado su potencial y se abriría el casting para cubrir la vacante del lionés. Desde que está en el dique seco, Ancelotti ha optado por la figura del falso nueve, una función que desempeñó primero de inicio Marco Asensio frente al Athletic en Copa y luego Isco ante el Granada en Liga, sin que ninguno de ellos terminase de convencer. Mariano, que se reintegró este miércoles a los entrenamientos, y Jovic, del que Ancelotti dijo hace unos días que todavía no estaba en un estado óptimo, tras superar el coronavirus, serían otras opciones para un escenario que causa honda preocupación en el Real Madrid.

Si Benzema puso la cruz en la sesión de este miércoles, la cara la arrojó Ferland Mendy, que completó una parte del entrenamiento con el grupo, al igual que hicieron Mariano y Lucas Vázquez, que sale de una gastroenteritis que le hizo causar baja el domingo ante el Granada. El estado del lateral zurdo es otra de las preocupaciones de Ancelotti, pero todo apunta a que llegará sin problemas a la cita con el PSG. La lesión que sufrió en el aductor izquierdo evoluciona positivamente y ni siquiera está descartado para el choque contra el Villarreal, que servirá como ensayo general para el pulso con el vigente subcampeón de la liga francesa, aunque, como en el caso de su compatriota, no se correrá ningún tipo de riesgo con un jugador esencial por la contundencia que aporta en defensa.