Borrar
Leo Messi. Foto: Afp | Vídeo: EP
Adiós del crack

Messi: «Hice todo lo posible por quedarme y no se pudo»

El astro de Rosario se despide del Barça bañado en lágrimas, sin reproches para nadie y no despeja su futuro pese a que reconoce que el PSG «es una posibilidad»

Óscar Bellot

Madrid

Domingo, 8 de agosto 2021, 11:14

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Tres días después de que el Barça anunciase por sorpresa que el mejor jugador de su historia no continuaría en la ciudad condal, aduciendo la imposibilidad de encajar su nuevo contrato dentro de las normas de LaLiga para garantizar el 'fair play' financiero, Leo Messi rompió su silencio para desgranar las razones del adiós al club en el que ha pasado 20 años de su vida, 17 de ellos en el primer equipo, en una rueda de prensa celebrada en el Auditorio 1899 del Camp Nou. La expectación era máxima y el rosarino no defraudó. Bañado en lágrimas y con la voz entrecortada por la emoción y el dolor, puso el corazón de todos en un puño.

«Después de tantos años, de hacer toda mi vida acá, no estaba preparado. El año pasado, cuando se armó el lío del burofax, sí lo estaba, estaba convencido, pero este año no. Este año estábamos convencidos de seguir acá, en nuestra casa, que era lo que queríamos», comenzó Messi una intervención en la que estuvo acompañado de su familia y buena parte de la plantilla del Barcelona –Gerard Piqué, Sergio Busquets, el técnico Ronald Koeman y el presidente Joan Laporta, entre muchos otros-, así como de dos leyendas de la entidad que compartieron días de gloria con el '10' como Xavi Hernández y Carles Puyol. «Hoy me toca despedirme de esto. Fueron muchísimos años, toda mi vida acá. Llegué muy chiquito, con trece años, y después de 21 años me voy. No puedo estar más orgulloso de lo que hice y lo que viví en esta ciudad», continuó el crack, que quiso dejar claro que puso el máximo empeño para evitar este final.

«Hice todo lo posible por quedarme y no se pudo por el tema de LaLiga», aseguró Messi que, como Laporta antes, apeló al estrecho control salarial por parte de la patronal y los graves problemas financieros del Barça como motivos de la abrupta ruptura cuando aún quedaban semanas por delante para trabajar en una solución. «El club tiene una deuda muy grande, no quiere endeudarse más. Se dio cuenta de que no se podía y por qué estirarlo más. Yo tengo que pensar también en mi carrera y en lo que me toca ahora», argumentó.

Devastado

«Después de tantos años, de hacer toda mi vida acá, no estaba preparado. El año pasado, cuando se armó el lío del burofax, sí lo estaba, estaba convencido, pero este año no»

Respondió a quienes le exigían un esfuerzo mayor para seguir en el Camp Nou. «Yo había bajado un 50% mi ficha, habíamos cerrado el contrato y después no se me pidió más nada. Hicimos todo lo posible y no se pudo», sostuvo el futbolista, devastado por un desenlace que no vio venir. «Fue un baldazo de agua fría. No lo esperábamos. Fue muy triste, duro, hasta el día de hoy que estamos asimilándolo como podemos», reconoció el delantero, todavía «un poco bloqueado» por lo sucedido. «Lo más importante es que voy a seguir jugando al fútbol, que es lo que más me gusta hacer», afirmó.

Ofertas

La pregunta ahora es cuál será su destino. Todos los caminos parecen llevar al PSG, que le presentaría un contrato de dos temporadas más una tercera adicional a razón de 40 millones anuales, según desveló 'L'Equipe', y ya habría confirmado a su plantilla la llegada del astro, de acuerdo con 'Le Parisien'. «Es una posibilidad. A estas alturas no tengo arreglado con nadie. Cuando salió el comunicado tuve muchas llamadas, varios clubes que se interesaron. Todavía no tengo nada cerrado pero estamos hablando», admitió.

Dio la gracias a compañeros, excompañeros y personal del Barça «por todo lo vivido». «Di todo por este club, por esta camiseta, desde el primer día que llegué hasta el último y me voy más que conforme», indicó el '10', que recalcó con voz temblorosa que le hubiera gustado despedirse de «otra manera», con «gente y en el campo» para «recibir un último cariño de la afición», algo que ha hecho imposible la pandemia. «Siempre sentí el amor y el reconocimiento», rememoró. «Ojalá pueda volver a ser parte de este club», expresó.

Ambicioso

«La gente sabe que soy un ganador, que quiero seguir compitiendo. Los últimos años de mi carrera los quiero terminar igual, compitiendo y peleando por títulos»

De todos los momentos vividos, escogió el día de su debut. «Fue hacer mi sueño realidad y todo lo que vino después fue maravilloso», manifestó. Dijo que siempre intentó manejarse «con humildad y con respeto» para «llevar la camiseta del Barcelona por todo el mundo», y le gustaría que le recordasen de esa manera.

Negó haberse sentido engañado por nadie y defendió la sinceridad con la que se condujo. «Siempre fui de cara con el socio, con el aficionado culé. Siempre fui transparente», acentuó. Subrayó que la despedida del Barça es el instante «más difícil» de su carrera. «He tenido muchos momentos duros, difíciles, muchas derrotas, pero al otro día volvías a entrenar y tenías otra revancha. Esto no, esto ya no vuelve», recalcó el futbolista, que quiere seguir haciendo historia, aunque sea en otro sitio. «La gente sabe que soy un ganador, que quiero seguir compitiendo. Los últimos años de mi carrera los quiero terminar igual, compitiendo y peleando por títulos. Esa fue siempre mi mentalidad, querer siempre más».

Con la espinita de no haber podido «conseguir otra Champions» en el Barça, volver a levantar la 'orejona' es uno de sus objetivos, por lo que adelantó que seguirá jugando mientras el físico le responda. «Tengo muchos compañeros que me dicen que después de esto es difícil el día a día. Hasta que pueda voy a intentar seguir compitiendo», afirmó.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios