Julen Lopetegui, durante el acto de despedida del Sevilla. / Foto: sevilla cf | Vídeo: EP

Destituido

Lopetegui: «Me marcho sin ningún sentimiento de rencor»

«La etapa en el Sevilla ha sido la que más ha calado en mi corazón; me quedo con el cariño de todos», proclama orgulloso el técnico vasco en su conferencia de prensa de despedida del banquillo hispalense

AMADOR GÓMEZ

«Me marcho sin ningún sentimiento de rencor. No puedo tener más que palabras de agradecimiento», proclamó este jueves Julen Lopetegui, horas después de ser destituido de forma oficial como entrenador del Sevilla, aunque la decisión ya estaba tomada hace tiempo y a él le comunicaron personalmente su despido tras la goleada sufrida en el Pizjuán frente al Borussia Dortmund (1-4), después de que el club hubiese negociado con Jorge Sampaoli y el técnico argentino aceptase relevar al entrenador vasco. «No quiero insistir en cómo han sido los últimos días. La notificación de que dejo de ser entrenador del club la recibo ayer después del partido», insistió Lopetegui, sin querer cargar contra los dirigentes de la entidad hispalense por la forma de gestionar su destitución. Al contrario. Comportándose como un caballero en su última comparecencia en el estadio del Sevilla, en momentos tan duros para él y su familia.

Lopetegui, «un sevillista más de por vida», quiso dar las gracias a todos los jugadores, trabajadores del club, aficionados, «y también al presidente y a todo el consejo». «Me llevo lo mejor que uno se puede llevar, el reconocimiento y la amistad de muchos de vosotros. El respeto de los jugadores y de mi afición», declaró orgulloso, que se queda, sobre todo, «con el cariño de todos». «Creo que soy un elegido por haber podido vivir todos estos momentos. Siempre va a ser mi club. No me queda otro reconocimiento que no sea agradecer», añadió el técnico guipuzcoano.

«Esta es la etapa como entrenador que más ha calado en mi corazón. Es un sentimiento especial», subrayó, después de que la noche del miércoles se emocionase sobre el césped del Pizjuán y se le soltasen las lágrimas ante una grada puesta en pie para ovacionarle y despedirse como se merecía quien ha estado tres temporadas y media en el banquillo del Sevilla, ha dirigido 170 partidos y ha conquistado la Europa League. «En el binomio Sevilla-Lopetegui hay mucha gente. no quiero dejarme a nadie. Todos han puesto su granito de arena y entre todos hemos tratado de hacer un poco más grande al Sevilla», apuntó quien está convendido de que el equipo «va a revertir la situación y volver al lugar que merece».

«Yo quería ser parte de la historia y es algo que me llena de orgullo. Es algo que nos llevamos para siempre», insistió quien se despidió la noche del miércoles de sus exfutbolistas, «que son quienes hacen buenos, mejores o peores a los entrenadores». «Les dije que confiaba en ellos, que todavía están a tiempo de conseguir cosas muy bonitas», desveló Lopeteguim, que antes de su última conferencia de prensa en Nervión recibió un bonito homenaje del club hispalense a través de un vídeo con momentos estelares de su trayectoria como entrenador del Sevilla.

Sampaoli regresa para hacerse cargo de un equipo en descomposición

Cinco años después de abandonar el Sevilla para convertirse en polémico seleccionador de Argentina, eliminada en octavos de final del Mundial de Rusia 2018, Jorge Sampaoli regresa al Sevilla para sustituir a Julen Lopetegui y hacerse cargo en esta ocasión de un equipo en descomposición. Apenas dos horas después de que el técnico vasco se despidiese del Sevilla en conferencia de prensa, el club hispalense anunció de forma oficial la contratación de Sampaoli hasta 2024. El entrenador argentino que clasificó cuarto al Sevilla en la Liga 2016-2017 inicia su segunda etapa en el banquillo andaluz y debutará el sábado contra el Athletic en el Pizjuán, donde a Lopetegui le comunicaron personalmente la noche del miércoles su destitución, aunque el exseleccionador nacional estaba despedido antes de la goleada sufrida ante el Borussia Dortmund en la Champions. Sampaoli ya dirigió la tarde de este jueves su primer entrenamiento con el Sevilla, que esta temporada solo ha conseguido una victoria en diez partidos y se encuentra en la Liga a un punto del descenso y en la Champions prácticamente eliminado, con el único objetivo de continuar en su competición predilecta, la Europa League.

Con Lopetegui cuestionado por los dirigentes del Sevilla desde la pasada temporada y sentenciado incluso antes de la última derrota liguera sufrida en el Pizjuán ante el Atlético (0-2), Pepe Castro no esperó para negociar con Sampaoli y el técnico argentino no dudó en aceptar la oferta para volver al banquillo del que fuera su equipo hace un lustro. Sampaoli, sin embargo, prefirió no sentarse en el banquillo ante el Dortmund para que fuese Lopetegui quien dirigiese al equipo y se despidiese tras la tercera jornada de la Liga de Campeones, saldada con otra goleada (1-4) marcada de nuevo por su debilidad defensiva y su falta de contundencia en ataque. El Sevilla añora esta temporada a la pareja de centrales (Koundé y Diego Carlos) que tanto le dio y también lamenta su mal negocio con Lucas Ocampos, habiendo devaluado claramente su plantilla, muy tocada anímicamente y demasiado limitada en la actualidad, por lo que Sampaoli ya ha reclamado fichajes al director deportivo, Monchi, para el cercano mercado de invierno.