Javier Tebas, presidente de LaLiga. / EP

La guerra del Real Madrid y el Barça contra Tebas se agudiza en pleno Mundial

Los dos grandes anuncian que no acudirán a la asamblea urgente convocada por LaLiga el 7 de diciembre en Dubái porque la consideran «ilegal»

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKO Madrid

Ni en pleno Mundial la guerra institucional en el fútbol español puede tener un alto el fuego. Cuando los seguidores están pendientes del choque que disputan este jueves España y Japón y de cómo quedarán definidos los cruces de octavos y el posible cuadro hasta la final en la gran cita planetaria, resulta que el Real Madrid y el Barcelona han salido a la palestra para advertir que no asistirán a la asamblea extraordinaria que la Liga ha convocado el 7 de diciembre en Dubái. Tanto Florentino Pérez como Joan Laporta, aliados frente a Javier Tebas en el asunto de la Superliga y el fondo CVC, consideran ilegal este cónclave y así se lo han hecho saber al mandamás de la patronal de clubes.

La asamblea fue notificada a los clubes el pasado viernes 25 de noviembre para celebrarse «con carácter de urgencia» el próximo miércole, para abordar múltiples modificaciones importantes de los estatutos y reglamentos internos de LaLiga. Según ha puesto de manifiesto el Real Madrid, Tebas facilitará la asistencia a la sesión poniendo a disposición de los representantes de los clubes y sus acompañantes los «traslados y alojamientos oportunos».

El club blanco considera «ilegal» la convocatoria, ya que se cita a los clubes «a más de 5.000 km de la sede de LaLiga». «Es totalmente injustificable abordar de este modo improvisado y urgente, sin el oportuno debate y análisis sosegado, modificaciones de relevancia de la normativa interna de LaLiga», aduce el club gobernado por Florentino Pérez.

«Resulta del todo inapropiado y profundamente incoherente que LaLiga cometa el dispendio económico de desplazar a más de 100 personas para realizar un acto de esta naturaleza, en estas fechas, a los Emiratos Árabes Unidos, cuando el mismo podría celebrarse en la sede de LaLiga sin incurrir en costes extraordinarios», prosigue el comunicado del vigente campeón de Europa.

Dañar la imagen y la reputación

Por todo ello, el Real Madrid asegura que no enviará ningún representante a Dubái y lamenta tener que reaccionar ante «actuaciones irresponsables» del presidente de LaLiga, Javier Tebas, que tienen a su juicio un «coste económico injustificable» y «perjudican gravemente la imagen y la reputación» del fútbol español.

En otra nota similar, enviada casi de forma coincidente en el tiempo, el Barça también comunicó que no asistirá la próxima semana a Dubái. «En dicha asamblea extraordinaria se plantea tratar asuntos muy relevantes que requieren un mayor debate previo y un análisis más extenso y participativo, que facilite el máximo consenso que merece una reforma de esta envergadura», sostiene el club blaugrana.

«La posición del Barcelona siempre ha sido la de llegar a acuerdos consensuados después de haberse tratado los mismos previamente con coherencia y respeto a todas las posiciones», recordó el club blaugrana al respecto. Por todo ello, el Barça no cree «oportuno» realizar este viaje a Dubái y coincide con el Real Madrid en que el acto «bien podría celebrarse en la sede de LaLiga».

Tras conocer la postura de rechazo de los dos transatlánticos del fútbol español, apoyados seguramente el Athletic, LaLiga también se manifestó a través de otra nota difundida a los medios de comunicación. En ella, LaLiga subraya que la Asamblea en Dubái «en ningún caso es ilegal» porque «se ajusta a la normativa vigente» y lamenta que el criterio discordante de unos pocos pretenda modificar los planes de crecimiento de la mayoría.

Asistencia «voluntaria»

Asimismo, LaLiga detalló que la presencia en Dubái es «voluntaria» y que se han habilitado sistemas de participación a distancia a todos los asociados. «El viaje a Dubái, concebido como una inmersión para los clubes asistentes como ya se hizo en 2018 en la India, se plantea como una oportunidad para apoyar la expansión internacional de los clubes y la asamblea se convoca aprovechando la presencia de la mayor parte de los dirigentes allí», desgranó la patronal.

Tras dejar claro que la asistencia no es obligatoria y se puede llevar a cabo de forma telemática, LaLiga explica que «la conveniencia de viajar a Dubái aprovechando una cita internacional del sector de la relevancia de una Copa del Mundo está absolutamente justificada. Durante dicho desplazamiento, la patronal ha organizado una inmersión en el territorio MENA para todos aquellos clubes interesados en asistir». Palabra de Tebas.