Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 24 de febrero

El cruce de cables de Nacho, expulsado por una entrada inexplicable a Portu

Míchel y Ancelotti, que pidió disculpas, trataron de rebajar la tensión tras una acción que derivó en los injustificables gritos de «asesino» en Montilivi al capitán del Real Madrid

Ignacio Tylko

Madrid

Sábado, 30 de septiembre 2023, 21:19

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La victoria contundente del Real Madrid en Montilivi que le devolvió al liderato no hacía presagiar lo que ocurrió en los minutos finales del partido en Montilivi, con una entrada incomprensible de Nacho a Portu que acabó con el madridista expulsado tras la revisión del VAR, el delantero local retirado en camilla y un amago de tangana cerca de los banquillos con Stuani, el capitán merengue y Rüdiger como protagonistas.

Ganaba el equipo de Carlo Ancelotti por 0-3, se habían cumplido ya los 90 minutos y, sin venir a cuento, Nacho sufrió el típico cruce de cables en una acción sin mayor peligro cerca del centro del campo que le pudo provocar una grave lesión al futbolista del Girona, que salió del estadio en ambulancia camino del hospital para ser explorado más en profundidad. Por fortuna para Portu, el golpeo no fue en la pierna que tenía apoyada.

En un primer momento, el canario Pulido Santana zanjó la jugada con amarilla, pero Nacho vio la roja directa tras instarle desde la sala VOR al colegiado a que revisase la jugada. Dependiendo de la sanción que le caiga, un problema para el Real Madrid, que precisamente no está sobrado de centrales por las lesiones de Militao y Alaba.

Noticia relacionada

Nacho no protestó su expulsión y enseguida se fue a pedir perdón a Portu, tirado sobre el césped. Nervioso, se encaró después con algún jugador del Girona que le había reprendido su inexplicable entrada. Eso no le gustó al delantero veterano uruguayo, que salió corriendo hacia el capitán del Real Madrid. Apareció entonces en escensa Rüdiger, que trató de proteger a su compañero y acabó amonestado.

No es Nacho precisamente un defensa que se caracterice por la violencia y seguramente por ello tanto Míchel, técnico local, como Carlo Ancelotti, trataron de rebajar algo de tensión tras el choque. «Carlo ha dicho que era una entrada que no venía a cuento y nos ha pedido perdón. Esperemos que sea un fuerte golpe, aunque Portu tiene el tobillo y la cadera tocados y pero está pendiente de las pruebas. Ninguna entrada de este estilo es comprensible pero viendo el minuto y resultado todavía menos», dijo Míchel en conferencia de prensa.

«Le faltó lucidez»

«A Nacho le faltó lucidez y está muy dolido y muy triste. Siempre ha sido un jugador correcto, no hay que tener dudas con él», dijo, por su parte, Ancelotti. Sin embargo, la entrada con la plantilla por delante fue muy criticada, hasta el punto de que el excolegiado vaso Iturralde González, comentarista de la SER, la calificó de «criminal», la más dura que había visto en los últimos cinco años. En todo caso, no se puede justificar que desde la grada de Montilivi coreasen gritos de «asesino» contra el futbolista madridista y de la selección española.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios