Borrar
Jornada 25

Al Real Madrid le entra la flojera antes del derbi

Los blancos se dejan dos puntos frente a la Real Sociedad, pese a que Vinicius evitó un mal mayor casi sobre la bocina

Óscar Bellot

Madrid

Domingo, 28 de febrero 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Después de haberse reenganchado a la lucha por la Liga y con el derbi del Metropolitano a una semana vista, Zinedine Zidane intenta evitar que sus jugadores puedan distraerse, recaer en viejos vicios y desandar el buen camino transitado en las últimas jornadas. Por eso, el técnico marsellés, habitualmente distendido en sus conferencias de prensa, se molestó cuando este domingo se le volvió a preguntar por la renovación de Sergio Ramos, enquistada a cuatro meses de que el capitán termine su contrato. «Siempre preguntas lo mismo. Te voy a contestar por respeto. Lo que quiero es que se arregle cuanto antes pero nada más, ahora tenemos un partido», espetó.

Alejado de polémicas, el Real Madrid busca continuar su caza al líder en el último partido de la 25ª jornada de Liga y firmar un pleno de seis triunfos en el excelente mes de febrero en cuanto a resultados, no tanto si se atiende al nivel del juego. Le visita una Real Sociedad que quiere olvidar su reciente eliminación europea para centrarse en su buen momento en la competición doméstica. Sin el desgaste de viajes, partidos y tensiones por el viejo continente, los donostiarras vuelven la vista a casa. Les espera un intenso tramo final liguero en el que deben sellar su billete a Europa y, sobre todo, esa final de Copa del Rey ante el Athletic del próximo 3 de abril en La Cartuja sevillana.

La dolorosa derrota en casa ante el Levante a finales de enero (1-2) fue el inicio de un tramo en el que los merengues acusaron hasta nueve bajas por lesión. Un problema añadido al de los resultados que no hizo más que espolearles. «Ante la dificultad, sabemos imponernos en momentos críticos», remarcó Zidane en rueda de prensa. Desde esa jornada fatídica ante los granotas, que se confirmaron como matagigantes en los dos duelos recientes ante el Atlético, han sumado cuatro victorias ligueras, cinco entre todas las competiciones si se incluye la de la ida de los octavos de final de la Champions ante el Atalanta (0-1).

El derechazo del lateral francés Ferland Mendy dio ventaja al conjunto madridista y le elevó su autoestima en Bérgamo. Sin confianzas ante la camaleónica escuadra de Gian Piero Gasperini, el Madrid puede afrontar el choque de vuelta de mediados de marzo con algo más de tranquilidad. Y focalizar su desempeño en la Liga, donde el Atlético llegó a contar con hasta diez puntos de ventaja y un partido menos.

El Madrid se ha hecho fuerte en defensa. Courtois ha blindado su portería en los tres últimos compromisos ligueros ante Getafe, Valencia y Valladolid, así como también en el partido de Champions. Ante los donostiarras, Zidane recupera a Marcelo, Odriozola, Valverde y Rodrygo, pero siguen en la enfermería Benzema, Ramos, Carvajal, Militao y Hazard. Respecto al duelo ante el Atalanta, Zidane solo introduce un cambio, con la entrada de Mariano por Vinicius. Isco podría jugar en la izquierda o de enganche.

Los guipuzcoanos, lanzados

Enfrente, el buen equipo de Imanol Alguacil se ha conjurado para que no les afecte la eliminación ante el Manchester United tras el 0-4 en el destierro de Turín y el empate a nada del jueves en el mítico Old Trafford. En Liga, los guipuzcoanos están lanzados desde su última derrota, el 9 de enero ante el Sevilla. Iniciaron esta jornada en quinta posición a siete puntos de la Champions.

Con mucha menos calidad de plantilla que el Madrid, Alguacil también sufre dos bajas clave como Mikel Merino, sancionado, y el exmadridista Illarramendi, lesionado. Se unen a las ausencias de Zaldua, Elustondo, Moyà, Sangalli y Sola. Sí estará David Silva, que no viajó a Manchester. La Real igualó con el campeón en la primera vuelta, pero se agarra a otro precedente mejor, el asalto al Bernabeu en cuartos de final de la pasada Copa del Rey (3-4).

Al Real Madrid le entró la flojera en el peor momento posible. A seis días de un derbi capital para la resolución de la Liga y después de tres semanas recortando terreno al líder, el equipo de Zinedine Zidane

A ese enfrentamiento llegará ahora el vigente campeón de Liga contra las cuerdas y sin margen de error, a cinco puntos del cuadro de Diego Pablo Simeone y un encuentro más disputado, igualado en la tabla con un Barça que aspira también a ser alternativa al dominio colchonero, después de que los pupilos de Zidane dilapidasen una buena primera parte ante la Real Sociedad por su falta de colmillo y se viesen superados con

Confrontó el duelo a dos equipos académicos con la pelota. Ambos la querían para construir a través de posesiones largas. Lucía un perfil ligeramente más vertical la Real Sociedad, beneficiada en el primer tramo por ciertos desajustes en la presión del cuadro local, aunque corregidos a tiempo. La profundidad de sus laterales daba mayor amplitud a los ataques del conjunto donostiarra, si bien la primera aproximación de auténtico peligro la protagonizó el Madrid. Centró Lucas Vázquez al segundo palo y

Real Madrid

Courtois, Lucas Vázquez, Varane, Nacho, Mendy, Casemiro, Modric (Valverde, min. 76), Kroos, Asensio (Rodrygo, min. 61), Isco (Vinicius, min. 61) y Mariano (Hugo Duro, min. 61).

1

-

1

Real Sociedad

Remiro, Gorosabel (Sagnan, min. 82), Zubeldia, Le Normand, Monreal, Guevara, Zubimendi, Silva (Aihen, min. 85), Portu (Barrenetxea, min. 72), Isak (Carlos Fernández, min. 82) y Oyarzabal.

  • Goles: 0-1: min. 54, Portu. 1-1: min. 89, Vinicius.

  • Árbitro: Gil Manzano (C. Extremeño). Amonestó a Gorosabel.

  • Incidencias: Partido de la vigésimo quinta jornada de Liga, disputado en el Alfredo Di Stéfano a puerta cerrada.

Las ocasiones espolearon al Real Madrid, que dio más ritmo a la circulación y amenazó con fundamento.

Los retoques aplicados en la presión permitieron al bando de Zidane encapsular por momentos la salida del conjunto donostiarra, aunque

Regresó la escuadra visitante de la caseta mucho más incisiva. El bloque 'txuri urdin' mordía arriba con la presión y maniataba la circulación de los blancos. El equipo de Zidane estaba aturdido y antes de que pudiese enmendarse se vio abajo en el marcador. Percutió Monreal por la izquierda y soltó un centro tenso al segundo palo, donde

Necesitaba una reacción inmediata el Real Madrid,

Con los dos jóvenes brasileños y el canterano getafense ya sobre el césped, le llegó a Casemiro una oportunidad pintiparada para poner el empate a centro de Lucas Vázquez, pero el testarazo picado se le marchó fuera por centímetros. Tendría otro par de ellas el mediocentro, de nuevo sin tino. Su presencia ofensiva, salvadora varias veces este curso, es también un exponente de la carestía de recursos entre los hombres de ataque de un Real Madrid que, tras encadenar choques sobreviviendo con lo justo, estuvo cerca de morir de inanición cuando menos podía permitírselo. Lo evitó Vinicius al empalar, con rebote en un zaguero de la Real Sociedad, un servicio de Lucas Vázquez desde la derecha que no atinó a rematar Hugo Duro pero sí el carioca. Impidió que la herida fuese más profunda, pero

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios