Jornada 6

El Barça ahonda en su crisis de juego e ideas

El conjunto de Koeman no pudo pasar del empate a cero ante el Cádiz en un partido en el que volvió a evidenciar que carece de un plan

DANIEL PANERO MADRID

«El Barça de hoy no es el de hace ocho años», dijo Ronald Koeman tras el empate frente al Granada en el Camp Nou el pasado lunes. No le faltaba razón al neerlandés. Su equipo aterrizó en el Nuevo Mirandilla para jugar una auténtica final y se fue con un empate a cero que refleja a la perfección la situación de un equipo que carece de un plan específico de juego y que completó su semana 'horribilis' con su entrenador más fuera que dentro del club. Sin fútbol, ni resultados, ni confianza por parte de la Junta Directiva, el técnico neerlandés podría tener las horas contadas.

El Barça salió de inicio al Nuevo Mirandilla con la clara idea de resetear la imagen dada contra el Granada el pasado lunes en el Camp Nou. Koeman apostó por Gavi y Demir, dos jóvenes talentos con mucho futuro, y dio un voto de confianza a Luuk de Jong en punta de ataque. Pese a la presencia del neerlandés, el equipo culé no fió todo a los centros laterales, sino que intentó construir por dentro y así liberarse de un Cádiz que salió con presión alta y la búsqueda permanente de segundas jugadas gracias a la brega de Álvaro Negredo y la presencia en ataque de jugadores de segunda línea como Arzamendia y Sobrino.

El plan del Barça funcionó, pero lo hizo a medias. Los de Koeman dominaron el juego en la primera mitad y supieron contener el ímpetu del Cádiz, pero el equipo sufrió un apagón similar al del Granada en el tramo final del terreno de juego, donde se deciden los partidos. Cuando los Frenkie de Jong, Demir o Gavi llegaban a la zona de peligro la luz se iba y solo las internadas de Sergiño Dest, improvisado lateral izquierdo, parecía la única vía de escape para generar peligro. Por ese flanco llegaron las únicas ocasiones con dos balones a los que no llegó Memphis Depay antes del descanso. Los primeros 45 minutos no sirvieron para levantar el ánimo del equipo, y tampoco lo iba a hacer la segunda parte.

0 Cádiz

Ledesma, Arzamendia (Perea, min. 57), Haroyan, Chust, Pacha Espino, Fali (Jonsson, min. 40), Alarcón, Álvaro Jiménez (Salvi Sánchez, min. 46), Iza (Akapo, min. 79), Sobrino y Negredo (Choco Lozano, min. 57).

0 Barcelona

Ter Stegen, Dest (Riqui Puig, min. 80), Piqué, Araujo, Mingueza, Busquets, Frenkie de Jong, Gavi (Nico, min. 73), Demir (Sergi Roberto, min. 46), Memphis y Luuk De Jong (Coutinho min. 68).

  • Árbitro: Del Cerro Grande (Comité Madrileño). Amonestó a Frenkie de Jong en dos ocasiones, Sergi Roberto, Haroyan, Akapo, Alarcón, Sergi Roberto, Busquets y expulsó con roja directa a Koeman.

  • Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada de Liga, disputado en el Estadio Nuevo Mirandilla ante 12.180 espectadores.

Tras la reanudación, Koeman intensificó su propuesta de juego con la entrada de Sergi Roberto por Demir y su equipo mejoró hasta tener peligro en el área contraria. Memphis Depay, que parece haber perdido la chispa de la pretemporada, tuvo una ocasión clamorosa que no acertó a rematar tras un centro lateral y un disparo que se marchó desviado. Era el mejor momento de un Barça que, como dijo Koeman, «no es el de hace ocho años» pero que encontró una pequeña idea con la que hacer daño al Cádiz en el inicio de la segunda mitad a través del balón.

Sin norte

El Barça no aprovechó ese intervalo en el partido y poco a poco el Cádiz logró sacarse de encima el empuje de su rival. Álvaro Cervera introdujo a Salvi Sánchez y al Choco Lozano, piernas frescas con las que renovar la presión alta que tanto había incomodado al conjunto culé en la primera mitad y a partir de ahí los culés volvieron a sufrir. En mitad de ese cambio de inercia, Koeman se llevó un nuevo revés cuando Frenkie de Jong vio dos amarillas en apenas tres minutos y dejaba a su equipo con diez y sin uno de sus referentes.

La expulsión de Frenkie de Jong aniquiló por completo las opciones de un Barça que ya había perdido el norte en la segunda mitad. El Cádiz se creció ante el bajón de un equipo que no se supo sobreponer a los varapalos de la última semana ni al adiós repentino de uno de sus puntales en el centro del campo. El equipo de Koeman quedó expuesto al empuje del Cádiz en la recta final del choque y solo una mano de Ter Stegen ante Salvi y la precipitación de los gaditanos evitaron que el mal fuera aún mayor. Con este nuevo empate, el Barça agrava su particular crisis tras la derrota ante el Bayern y el empate ante el Granada y se adentra en días decisivos para la continuidad de su técnico. El incendio continúa en Can Barça.

El Barça completa su semana 'horribilis' con derrota ante el Bayern, empates frente a Granada y Cádiz, y la continuidad de su técnico más en el aire que nunca.