Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este martes 16 de julio
Ousmane Dembélé posa junto a Joan Laporta tras firmar su nuevo contrato. Foto: Enric Fontcuberta (Efe) | Vídeo: Atlas
Barcelona

Dembélé: «Quedarme siempre fue mi primera opción»

El extremo francés seguirá ligado a la entidad azulgrana hasta el 30 de junio de 2024

daniel panero

Jueves, 14 de julio 2022, 11:38

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

«Quedarme siempre fue mi primera opción. Sé que ha sido muy largo, pero ahora todos estamos contentos. Tengo ganas de que empiece la temporada. Quiero ganar títulos, la Liga, la Champions... El sueño sería la Champions este año y lo daré todo para ganarlo». Con estas palabras se despachaba Ousmane Dembélé tras sellar su continuidad en el Barça. El extremo francés, que mantuvo durante meses un largo tira y afloja con el club, seguirá vistiendo la elástica azulgrana hasta el 30 de junio de 2024.

Se pone fin así al culebrón del verano, del año 2022 y de parte del 2021 en la ciudad condal. El acuerdo era un secreto a voces desde hace días y, de hecho, el futbolista ya se entrenó esta semana a las órdenes de Xavi Hernández, el principal valedor de la continuidad de un jugador que incluso llegó a ser apartado en enero por sus elevadas pretensiones económicas, pero que finalmente ha dado su brazo a torcer para mantenerse en el club al que llegó en el verano de 2017 como recambio del brasileño Neymar.

El Barça anunció la renovación del galo a través de un vídeo colgado en sus redes sociales en el que se podía ver al futbolista borrando en una pizarra la cifra de 2022 como fecha de finalización de su contrato para rotular la nueva: 2024. «Ahora sí, Força Barça», proclamaba el francés en la grabación. Una forma de expresar su intención de hacer borrón y cuenta nueva tras los numerosos desencuentros con la directiva que se han producido a lo largo de los últimos meses.

«Me siento muy feliz por la renovación. El Barcelona es, desde pequeño, el club de mis sueños. Estoy muy feliz. Tengo ganas de que empiece la temporada para darlo todo. En el club hay mucha gente que me ayudó. Los tres primeros años fueron muy difíciles, ahora me siento bien con el equipo, con la ciudad y tengo la confianza del míster», explicaba poco después un sonriente Dembélé para el que tuvo gestos de complicidad Joan Laporta sobre el césped de la Ciudad Deportiva Joan Gamper, lugar escogido para escenificar una reconciliación que se antojaba imposible no hace tanto tiempo.

«Me siento muy feliz por la renovación. El Barcelona es, desde pequeño, el club de mis sueños»

Ousmane Dembélé

Futbolista del Barça

«Tengo una admiración por la calidad de Dembélé como jugador y persona. Hoy es un día muy importante para el Barça. Le quiero agradecer, muy especialmente, porque siempre ha querido quedarse y ha hecho un esfuerzo para entrar en la nueva estructura salarial por las circunstancias. Tiene un talento extraordinario, incomparable, es muy específico y nos aporta mucho», aseveró el máximo mandatario culé.

Dembélé acepta una rebaja salarial del 40% respecto a lo que percibía en su anterior contrato. De este modo, el '7' podría llegar a cobrar un máximo de diez millones de euros netos si logra cumplir con todas y cada una de las variables que el Barcelona le ha puesto en su nuevo contrato. Para ello, el Mosquito tendrá que dejar atrás la irregularidad que ha mostrado a lo largo de las cinco campañas que lleva en Can Barça y su largo historial de lesiones con la camiseta azulgrana.

Tira y afloja

La 'renovación' de Dembélé llega después de un tira y afloja que ha durado más de medio año. Moussa Sissoko, representante del jugador, se desmarcó el pasado mes de diciembre con unas pretensiones inasumibles para el club culé. Pidió 45 millones de euros en concepto de prima y un salario de 15 kilos netos. El Barça no contempló esta posibilidad y desde ese mismo momento se ciñó a la rebaja salarial del 40%, algo que no gustó a Sissoko y terminó con el jugador primero apartado y luego reintegrado por Xavi para la segunda mitad del campeonato a la espera de que se resolviera su futuro.

«Siempre ha querido quedarse y ha hecho un esfuerzo para entrar en la nueva estructura salarial por las circunstancias. Tiene un talento extraordinario, incomparable, es muy específico y nos aporta mucho»

Joan Laporta

Presidente del Barça

Esos últimos seis meses han jugado un papel importante en la decisión del futbolista. Dembélé no ha tenido ofertas acordes a las pretensiones de Sissoko y se ha encontrado en el inicio de la pretemporada con que tenía en su mano una nueva oportunidad de brillar en el proyecto de Xavi. Con el de Tarrasa, el ex del Borussia Dortmund recuperó su mejor tono físico, se hizo titular en el extremo derecho en detrimento de Adama Traoré y fue uno de los motores de la remontada de principios de año del Barça. Terminó el curso con trece asistencias, más que nadie en toda la Liga, y demostró que podía ser una pieza importante para el futuro culé. Eso es lo que se espera de él a partir de ahora en el Camp Nou.

La continuidad de Dembélé se suma al fichaje de Raphinha, con el que tendrá que competir el francés por un puesto en la banda derecha del tridente ofensivo. Con estos dos refuerzos Xavi tendría cubierto ese flanco, una demarcación que consideraba crucial para el estilo de juego que pretende implementar. Los siguientes pasos del Barça en el mercado son Lewandowski y Bernardo Silva en el apartado de llegadas y Frenkie de Jong en el de salidas. La operación del neerlandés y la del portugués son vasos comunicantes, mientras que en el caso del polaco Joan Laporta aseguró la pasada semana que el club está a la espera de la respuesta del Bayern a la última oferta realizada.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios