Atlas

Jornada 35

Barça y Atlético hacen un favor al Madrid

El empate sin goles entre azulgranas y rojiblancos en el Camp Nou acerca el título a los blancos, que deben ganar sus cuatro partidos

MIGUEL OLMEDA

El Real Madrid salió victorioso del partido por la Liga sin ni siquiera jugarlo. Barcelona y Atlético se enfrentaban en el Camp Nou y el empate a cero, más que hacerles sumar un punto, les hizo perder dos. El conjunto rojiblanco fue muy superior durante la primera parte, especialmente en un último cuarto de hora en el que acosó a los azulgranas. Sin embargo, Ter Stegen se erigió en salvador de su equipo y, paradójicamente, del eterno rival.

Acusado con frecuencia –y con razón– de conservador, esta vez Simeone optó por uno de los onces más ofensivos posibles, probablemente el que mejor le ha funcionado esta temporada. Léase: tres centrales, Carrasco de carrilero zurdo y un centro del campo formado por Koke, Lemar y Llorente. También ordenó el Cholo a su equipo replegar fuera del área de Oblak, y ahí residió la clave para que el Atlético pasara por encima del Barcelona en los primeros 45 minutos.

Otra circunstancia. a la media hora de juego, volcó el partido hacia los intereses rojiblancos. Fue la baja de Busquets, conmocionado por un cabezazo fortuito de Savic en un choque aéreo. Hasta ese momento el Atlético había avisado con un tiro mordido de Lemar –que también tuvo que ser sustituido por lesión– y una llegada por la izquierda de Hermoso en la que Lenglet le rebañó el balón desde el suelo a Correa cuando el argentino solo tenía que empujarlo a gol. Pero fue tras el cambio de Busquets por Ilaix Moriba cuando el líder se acercó de verdad al 0-1 liderado por Koke, imperial como mediocentro, y Carrasco, un peligro constante en la banda izquierda.

0 Barcelona

Ter Stegen, Mingueza (Araujo, min. 46), Piqué, Lenglet, Dest (Dembélé, min. 75), De Jong, Busquets (Ilaix Moriba, min. 32), Pedri (Sergi Roberto, min. 75), Jordi Alba, Messi y Griezmann.

0 Atlético

Oblak, Trippier, Savic, Felipe, Hermoso, Carrasco, Llorente, Koke, Lemar (Saúl, min. 13; Joao Félix, min. 67), Correa (Kondogbia, min. 73) y Luis Suárez.

  • Árbitro: Mateu Lahoz (Valenciano). Amonestó a Ilaix Moriba, Jordi Alba y Piqué, del Barcelona; y a Saúl, Felipe y Koke, del Atlético.

  • Incidencias: Partido correspondiente a la 35ª jornada de Liga, disputado en el Camp Nou a puerta cerrada.

Cuatro veces tuvo que intervenir en quince minutos Ter Stegen, culpable como el que más de que el Barcelona haya llegado a este punto del campeonato con opciones de salir campeón. Primero, despejando un remate con la zurda de Hermoso, bien asistido por el incisivo Carrasco. Después, haciéndose fuerte en el primer palo a disparo de Luis Suárez, motivado en la vuelta a la que fue su casa durante seis temporadas. Por último, Ter Stegen evitó el gol del Atlético en una doble acción, atajando el zurdazo de Carrasco y quitándole de la cabeza a Suárez el rechace.

También apareció la figura de Oblak, en la única ocasión del peligro del Barcelona en el primer tiempo. Messi agarró la pelota en la banda derecha y fue soltando rivales uno tras otro hasta dejar atrás a seis rojiblancos antes de chutar desde la frontal. Solo le frenó el portero esloveno, tan capital en las opciones de título del Atlético como Ter Stegen en las del Barcelona. En los últimos minutos previos al descanso, todavía tuvo Felipe una oportunidad clarísima en un saque de esquina, pero remató fatal desde el punto de penalti.

Cansancio

El dominio rojiblanco continuó tras el descanso, aunque sin verdadero peligro. Poco a poco, el Barcelona se fue metiendo en el encuentro a través de posesiones largas que le acercaron al área de Oblak, hasta que finalmente llegaron las ocasiones. Tuvo una Ilaix Moriba a quemarropa tras centro de Jordi Alba, pero Hermoso se fue al suelo para interceptar el tiro. También lo intentó Piqué con un testarazo tímido a centro de Messi, y el propio argentino, en un lanzamiento de falta, obligó a Oblak a estirarse. Araujo incluso vio puerta con un remate de cabeza, aunque estaba en fuera de juego.

Simeone buscó contrarrestar el cambio de papeles: fuera Saúl –que había sustituido a Lemar, pero tenía tarjeta– y Correa, y dentro Joao Félix y Kondogbia. Koeman, que veía que se le iba la Liga, también movió el banquillo y sacó a Dembélé y Sergi Roberto por Dest y Pedri. Aunque el mejor movimiento del neerlandés lo había hecho al descanso cambiando a Mingueza por Araujo, que ató en corto a Carrasco.

El cansancio mermó a ambos equipos en el tramo final. El Atlético no fue capaz de enganchar ninguna buena contra ni estuvo preciso con la pelota y en el Barcelona Messi, el único que había generado peligro, no encontró la inspiración. Con todo, Dembélé tuvo un cabezazo a bocajarro a centro de Alba que no supo dirigir y Messi rozó la escuadra en una falta.

Sin goles, el empate complica las opciones de título para ambos equipos. El Atlético sigue líder con 77 puntos a la espera de lo que haga el Real Madrid frente al Sevilla, pero para ganar la Liga necesita hacer pleno de victorias y que el conjunto blanco ceda puntos en alguno de los cuatro partidos que le quedan. El Barcelona es tercero con 75 y necesita pinchazos de los dos madrileños.