Martin Braithwaite, durante un partido con el Barça. / EP

Mercado

El Barça se atasca en la operación salida

Los culés buscan liberar fichas lo antes posible para rebajar la masa salarial y poder fichar

DANIEL PANERO

La operación salida del Barcelona ha empezado con atasco. y de los gordos. El club azulgrana se ha marcado como objetivo liberar fichas lo antes posible y está resultando ser una misión casi imposible. Tan solo los jugadores que acaban contrato y Ferran Jutglá, que se ha marchado al Brujas belga, han hecho las maletas, mientras que otros como Pjanic o Braithwaite ya han dejado clara su intención de continuar en el club. Son los primeros obstáculos para la entidad presidida por Joan Laporta en un mercado de fichajes movido.

«Me quedan dos años de contrato y estoy muy tranquilo», dijo Braithwaite a finales de mayo, unas palabras que todavía retumban en las oficinas del Barcelona y que se unieron al «quiero cumplir mis dos años de contrato» de Miralem Pjanic. El danés y el bosnio son la punta del iceberg en una operación salida que promete emociones fuertes para los culés un año más. Ambos finalizan su compromiso con el Barça en 2024 y tensan la cuerda, conscientes de que el problema lo tiene el club y de que el próximo año pueden conseguir un mejor traspaso.

La situación de estos dos futbolistas no es la única que preocupa en Can Barça. Samuel Umtiti vuelve a estar un año más en la lista de transferibles y es una prioridad para el club culé encontrarle cobijo. El central francés percibe aún 2,7 millones de euros netos después de la rebaja salarial que se le aplicó el pasado año y llega al mercado con más opciones ahora que tiene un salario más asequible en el Viejo Continente. En las oficinas blaugranas ya han preguntado equipos como el Girona, una opción atractiva para seguir en el máximo nivel y en una competición que ya conoce. «No lo descartamos», ha dicho Pere Guardiola, presidente del Consejo de Administración del club recién ascendido.

La lista de transferibles del Barça incluye también a Riqui Puig, Mingueza, Lenglet, Trincao y Neto, jugadores a los que Xavi ya les ha expresado su deseo de no contar con ellos el próximo curso y de los que los culés esperan desprenderse antes de acometer la llegada de nuevos fichajes. Hasta el momento solo han hecho las maletas Luuk de Jong, Dani Alves y Adama Traoré por finalización de contrato, mientras que Ferran Jutglá lo ha hecho traspasado al Brujas por cinco millones de euros. La operación salida acaba de empezar y el coche blaugrana ya ha gripado.