Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 2 de marzo
Gerard Piqué saluda al público del Camp Nou en pleno homenaje de la afición azulgrana. EP
Jornada 13

Piqué se despide del Camp Nou como líder

El Barça cumple en el homenaje y se impone al Almería en el último encuentro del central ante una afición azulgrana que le aclamó

daniel panero

Sábado, 5 de noviembre 2022, 00:15

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Barcelona disputa hoy en el Camp Nou un partido que se ha convertido desde el pasado jueves en un improvisado homenaje a Gerard Piqué. El zaguero, de 35 años, jugará el último encuentro ante su público antes de colgar las botas en el mercado de invierno y lo hará delante de una afición que espera despedir sobre el césped a uno de los últimos exponentes que quedaban en activo del 'Pep Team', el mágico equipo que conquistó todo de la mano de Guardiola. Será la despedida a un jugador que ha pasado prácticamente toda su carrera como culé y que dice adiós al club de su vida perdonando una importante cifra económica.

«No sé si he sido justo con Piqué. Sé que he sido sincero, honesto y honrado con el mensaje y con lo que creía yo. Así se lo he hecho saber siempre. Al final, el futbolista siempre siente que el culpable es el entrenador si no juega mucho. Hay que lidiar con esto, es mi oficio», aseguró Xavi Hernández en una rueda de prensa monográfica, totalmente centrada en el sorprendente adiós de Piqué al Barcelona y al fútbol. El técnico de Tarrasa decidió el pasado verano que no contaba con el central como una primera opción y ahí se comenzó a fraguar una despedida que tendrá su culmen delante de un Camp Nou engalanado para decir adiós a uno de sus grandes ídolos.

Y es que Gerard Piqué deja el fútbol, pero lo hace llevando a cabo su último gran servicio al Barcelona. El '3' renuncia al año y medio que le restaba de contrato, una decisión que aliviará las arcas de la entidad azulgrana con más 50 millones de euros con los que no contaba Joan Laporta y que podrán ir destinados, quién sabe, a algún refuerzo de lujo en el siguiente mercado de invierno o el próximo verano. Ese dinero llegará en un momento crítico para los culés y puede servir también para tapar el agujero económico de más de 40 millones de euros provocado por la prematura eliminación en Champions League.

El partido en el Camp Nou ante el Almería será el colofón a unos días de homenaje al que se ha sumado parte de la plantilla actual del Barça. Xavi aseguró que era «uno de los mejores centrales de la historia del fútbol, una leyenda», mientras que Laporta agradeció la voluntad del jugador de terminar su contrato como culé de una manera amistosa. «Forma parte del escudo del Barça por los éxitos y el barcelonismo que ha demostrado, siempre será una referencia.

El acuerdo aún está en proceso de concretarse, pero hay una gran predisposición del jugador para ayudar al club», afirmó el máximo mandatario culé, sabedor de que la retirada del central es un balón de oxígeno para su mandato. También Sergio Busquets, capitán y futbolista con el que ha compartido más de una década como azulgrana tuvo palabras para su compañero en declaraciones a Barça TV. «Estoy triste, hemos vivido muchos momentos inolvidables. Ha dado mucho. Se va un trozo del escudo del Barça y de la historia», sentenció.

Palmarés de lujo

Piqué ha levantado con el Barça ocho Ligas, siete Copas del Rey, tres Champions, tres Mundiales de clubes, seis Supercopas de España y tres Supercopas de Europa. Ese palmarés de lujo y el barcelonismo que demuestra al renunciar a los más de 50 millones de euros brutos que le restaban de contrato estarán presentes en el Camp Nou, donde hace apenas diez días se pitó al central en el partido ante el Villarreal. Ese encuentro, una semana después de su fallo ante el Inter de Milán, pudo ser la gota que colmó el vaso para un futbolista que podrá despedirse vestido de corto ante el Almería.

En esta ocasión Xavi recupera a Eric García y a Christensen en la zaga tras dejar atrás sus problemas físicos, pero los dos están todavía faltos de ritmo y eso le abre la puerta de la titularidad al veterano central ante las ausencias por lesión de Jules Koundé y Ronald Araujo. «Contamos con él hasta el último partido», aseguró Xavi, que tiene también las bajas de Sergi Roberto, Franck Kessié y Memphis Depay.

Todas estas ausencias condicionarán un once en el que Xavi no hará demasiados experimentos. El egarense pudo rotar entre semana en el compromiso de Champions frente al Viktoria Pilsen y disputará el choque ante el Almería con todas las armas que tiene a su disposición para recuperar el liderato. Bellerín y Jordi Alba podrían volver a los laterales, Frenkie de Jong jugaría de nuevo junto a Busquets y Lewandowski regresaría a la punta de lanza acompañado de Dembélé y Ansu Fati.

Un visitante frágil

El encargado de intentar aguar la fiesta a Piqué será un Almería que ya ha demostrado este curso que tiene mimbres para hacer daño a cualquier equipo, pero que baja enteros cuando juega a domicilio. El equipo dirigido por Rubi es el sexto mejor equipo local, pero a su vez también es el peor visitante de toda la categoría. Apenas ha rascado un punto de los 18 que ha disputado, un registro que espera romper dando la campanada en el Camp Nou y colándose en la fiesta azulgrana. Para ello, no podrá contar por lesión con Iván Martos, Nieto, Centelles y Rojas.

Gerard Piqué disputó su último partido en el Camp Nou y lo hizo rayando a un gran nivel. El central se mostró sobrio, seguro con el balón en los pies, y se convirtió en uno de los principales artífices de que el Barcelona lograra un triunfo que les permite irse a dormir como líder del campeonato liguero. Los de Xavi se impusieron por 2-0 al Almería en un partido en el que dominaron y en el que lograron los tres puntos gracias a los tantos de Dembélé y Frenkie de Jong.

Era un día especial y se notaba y mucho en el ambiente. El Camp Nou, con más de 92.000 espectadores, al unísono coreaba el nombre de Piqué y el central, tan listo como siempre para este tipo de envites, sonreía en el túnel de vestuarios a la espera de que González Fuertes decretara que el show debía empezar. En ese pasillo se vio a un futbolista de 35 años emocionado ante la posibilidad de ingresar en un terreno de juego que conoce de palmo a palmo. Todos se paraban a saludarle y todos tenían una mirada cómplice ante un jugador convertido en leyenda después de 36 títulos y una trayectoria que a buen seguro sobrevolaba la cabeza de todos los asistentes.

Y es que Geri entró por última vez en el terreno de juego del Camp Nou acompañado de sus dos hijos y el recuerdo de sus hazañas era una constante. Pancartas con su famosa manita tras el 5-0 al eterno rival, fotos de aquella época en la que el Barça era el rey de Europa y su nombre por todas partes. Piqué estaba en el videomarcador, en una lona que poblaba el centro campo con la leyenda 'Sempr3' e incluso en la espalda de los futbolistas que integraban el once que Xavi tenía diseñado para imponerse al Almería.

Barcelona

Ter Stegen; Balde, Piqué (Christensen, min. 84), Marcos Alonso, Jordi Alba; Busquets (Gavi, min. 68), De Jong, Pedri, Dembélé (Raphinha, min. 68), Lewandowski y Ferran Torres (Ansu Fati, min. 61)

2

-

0

Almería

Fernando; Mendes, Kaiky (Babic, min. 46), Ely (Eguaras, min. 68), Chumi, Akieme; Robertone (Portillo, min. 78), Samu, Melero (Puigmal, min. 68); Baptistao (Sousa, min. 46) y Ramazani.

  • Goles: 1-0: min. 48, Dembélé. 2-0: min. 62, De Jong.

  • Árbitro: Pablo González Fuertes. Amonestó a Kaiky, Ferran Torres y Dembélé.

  • Incidencias: Partido disputado en el Camp Nou ante 92.605 espectadores.

Ese homenaje continuó incluso con el partido en juego. El Camp Nou aplaudía cada acción del central y Xavi se afanaba para que esa fiesta no distrajera a un equipo que se jugaba nada más y nada menos que el liderato de la competición. El técnico de Tarrasa se sumó al ambiente, eso sí, poniendo a Piqué de titular en un once en el que también estaban Jordi Alba y Busquets y en el que Balde repitió como lateral diestro, Frenkie de Jong volvió a ser de la partida y Ferran Torres se confirmó como el tercer estilete del tridente ofensivo. El plan del Barça fue el habitual, con la presión adelantada, el juego de posición y el terreno de juego muy abierto gracias a los laterales en campo contrario.

La fórmula funcionó y a las primeras de cambio Lewandowski se encontró con un penalti que estrelló en la madera para doble decepción de un Camp Nou que quería a Piqué como lanzador. Fue la gran ocasión del Barça en una primera mitad en la que dominó al Almería, tuvo hasta cuatro ocasiones en los pies de Ferran Torres y un susto tras una pérdida de balón de Frenkie de Jong. El neerlandés le regaló el balón a Ramazani y el belga no pudo en el mano a mano contra Ter Stegen.

Tras la reanudación, el Barça siguió picando piedra y encontró premio a través de Dembélé. El galo recibió un cambio de orientación, burló las dos marcas que tenía delante y definió abajo al palo largo, inapelable para Fernando. Esa diana fue una liberación para el Barça, que las había tenido de todos los colores. Xavi movió ficha con la entrada de Ansu Fati y el 10 generó la jugada del segundo con un remate que atajó el meta rival y que terminó en los pies de Frenkie de Jong para que fusilara a placer y sentenciara el encuentro.

Noticia Relacionada

Para entonces, el Camp Nou ya se perfilaba para la gran ovación de la noche. Xavi amagó retirando a Busquets y a Dembélé hasta que finalmente cumplió con el anhelo de los allí presentes. Corría el minuto 84 cuando el cuarto árbitro enseñó la tablilla y 92.000 personas se pusieron en pie. Piqué, visiblemente emocionado, abrazó a todos los jugadores del primer equipo, al cuerpo técnico y se rindió a una afición volcada con una de sus leyendas. Ahí terminó un partido homenaje que continuó a la conclusión con el tradicional manteo y una vuelta de honor acorde a la figura de uno de los mejores centrales de la historia del fútbol español.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios