Casemiro, en un lance con Saúl. / AFP

Análisis

El Atlético evita la autocrítica y ataca al Real Madrid

«Critican hasta los aciertos; algunos están acostumbrados a tener siempre el viento a favor», lamenta el club rojiblanco sobre las quejas de su eterno rival por el arbitraje de Hernández Hernández en el derbi

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKO Madrid

Quizá por la incertidumbre de ver que la Liga se le complica tras haber ganado solo uno de sus cuatro últimos partidos y por la impotencia de ver al eterno rival salir sin ser sometido del Wanda Metropolitano, en el Atlético han pasado al ataque. Lejos de hacer autocrítica por los complejos del Cholo Simeone en las citas cumbre y por el paso atrás que dieron los rojiblancos en la última fase del partido ante el Real Madrid, un clásico que siempre tendrá arrestos por muy débil que se encuentre y que todavía no conoce la derrota en sus cinco visitas al nuevo coliseo colchonero, en el Atlético atacan a los merengues por sus críticas a los árbitros. En concreto, no entienden los reproches al canario Alejandro Hernández Hernández por no señalar el posible penalti por mano de Felipe a instancias del VAR.

En el seno del vestuario del Atlético existe un profundo malestar por las declaraciones de jugadores y dirigentes del Real Madrid acerca de la actuación del trencilla canario. Sobre todo, han acogido por sorpresa las palabras Emilio Butragueño a la conclusión del partido. El director de Relaciones Institucionales se quejó de que su equipo «tuvo mala suerte, de nuevo». Para presumir que no hablan de los árbitros, Butragueño no estuvo elegante, sobre todo en comparación con las manifestaciones en tono constructivo del técnico Zinedine Zidane, que habló de respeto a los árbitros, y de Casemiro, perjudicado con esa mano de Felipe porque el balón iba hacia él.

«No se trata de tener suerte con el colegiado, sino de impartir justicia y el árbitro tomó la decisión correcta», argumentan desde el vestuario rojiblanco. Incluso el propio club ha expresado en público su malestar a través de las redes sociales. En su perfil de Twitter, ha colgado un mensaje que alude con ironía a lo que pasó ante el Madrid y a la reacción blanca con el arbitraje: «Critican hasta los aciertos... Algunos están acostumbrados a tener siempre el viento a favor».

En el Atlético consideran que Hernández Hernández acertó al no señalar como penalti la mano de Felipe, tal y como han señalado, a su juicio, la mayoría de exárbitros y analistas del partido. Los jugadores del conjunto colchonero entienden que el Real Madrid ha cargado las tintas contra el colegiado de una manera deliberada.

Llueve sobre mojado en el Metropolitano. El Atlético ya estaba muy enfadado con las declaraciones del presidente del Comité Técnico de Árbitros, Carlos Velasco Carballo, la semana pasada, cuando puso el foco de atención en la jugada de Lemar ante el Villarreal. La mencionó públicamente como un ejemplo de disensión entre el árbitro del VAR, que la consideró roja por juego violento, y el que pita a pie de campo, en ese caso De Burgos Bengoetxea, que saldó la acción con amarilla.

Ahora, el Atlético sigue en primera línea con la acción de Felipe y por el temor a futuros arbitrajes que pueda sufrir el conjunto de Simeone. En el vestuario saben que en los próximos partidos los colegiados saldrán muy presionados por estas últimas polémicas. Un signo de debilidad en el líder.

El enfado de los jugadores del Atlético fue manifiesto durante el propio partido ante el Real Madrid. Luis Suárez ya tuvo unas palabras con Lucas Vázquez, al que recriminó que si hay alguien que no se puede quejar de los colegiados es, precisamente, el Real Madrid, favorecido en la recta final de la pasada temporada.