Hernández Hernández dialoga con Simeone. / EFE

Jornada 26

Una posible mano de Felipe en área rojiblanca, la polémica del derbi

En una acción similar a la que protagonizó Lenglet en el Barça-Sevilla de Copa, el balón impactó en el brazo del central brasileño tras saque de esquina, y aunque no hubo voluntariedad, sí que desvío la trayectoria del esférico, generando dudas sobre el criterio a seguir

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉS Madrid

El derbi madrileño prometía polémica arbitral, después de una semana marcada por el malestar en el Atlético por las palabras del presidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA), Carlos Velasco Carballo, sobre una hipotética roja a Lemar en el partido frente al Villarreal y las suspicacias en el Real Madrid acerca del canario Hernández Hernández por los últimos arbitrajes al equipo blanco. En un partido tradicionalmente tan disputado en los últimos años, se dibujaba trabajo para el colegiado y así fue, con una acción que marcó el duelo.

Se trató de un posible penalti por mano de Felipe tras una saque de esquina madridista. Toni Kroos botó el balón desde la izquierda y cuando el esférico amenazaba con llegar a Casemiro en el segundo palo, se desvió tras impactar en el brazo del central brasileño. No hubo voluntariedad alguna en una jugada que no hubiera tenido discusión alguna hasta el cambio de la normativa sobre las manos en 2019.

En una semana en la que International Board (IFAB), el organismo encargado de diseñar el reglamento para el fútbol mundial y velar por su cumplimiento, comunicó que volverá al criterio de la intencionalidad para juzgar las manos, la acción generó polémica por la pauta actual de no valorar la voluntariedad sino la posición natural o no del futbolista y el hecho de que condicione la jugada.

Los futbolistas del Madrid reclamaron el hipotético penalti con vehemencia y de hecho, desde el VAR, donde estaba el castellano y leonés González González, se avisó a Hernández Hernández para que comprobase en el monitor la jugada. El colegiado de Arrecife visualizó la acción en la pantalla pero mantuvo su criterio inicial y no la consideró punible.

«El criterio lo tendrán que explicar los árbitros. De mi lado yo diría que no es penalti y del suyo dirán que era», señaló Koke, capitán rojiblanco, sobre la jugada. «Hay un árbitro pero cuando se va a a mirar a la pantalla al 90 % es penalti. De todas maneras nosotros tranquilos, cabeza fría y al final marcamos el empate», opinó por su parte Benzema. «Si no toca en la mano yo estaba solo detrás para marcar gol, pero Alejandro (Hernández Hernández) es un buen árbitro y siempre trata de hacer las cosas bien», añadió Casemiro.

También respetuoso se mostró Zidane. «Tenemos que respetar la decisión y ya está. No podemos entrar en eso porque es responsabilidad del árbitro y no va a cambiar. Los jugadores decían que había mano pero él ha revisado la jugada y ha decidido no pitar», opinó el francés sobre la acción más polémica del derbi.