Borrar
Grave error

El escándalo del VAR alimenta la guerra Liga-FEF

Los árbitros reclaman el fuera de juego semiautomático, el Cádiz impugna el partido ante el Elche y los responsables son castigados

Amador Gómez

Madrid

Martes, 17 de enero 2023, 13:04

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El VAR no deja de indignar y alimentar la polémica arbitral que jornada a jornada sacude al fútbol español y a los organismos que rigen las competiciones, LaLiga en el caso del campeonato de la regularidad, y la Federación Española de Fútbol (FEF) en el de la Copa del Rey y de la reciente Supercopa. La guerra entre las instituciones que presiden Javier Tebas y Luis Rubiales vivió este martes un nuevo capítulo, en esta ocasión con motivo del escándalo en el Cádiz-Elche del lunes, con un gol ilegal del equipo visitante no anulado por los responsables del VAR que dio el empate al conjunto iliciano.

El Comité Técnico de Árbitros (CTA), que se declara «ente autónomo de la FEF», reclamó este martes a LaLiga implementar el fuera de juego semiautomático en la Liga para evitar «cualquier tipo de fallo en la toma de decisiones» respecto a las posiciones ilegales. Los colegiados, que ensalzan «la experiencia llevada a cabo por la FEF en la última Supercopa de España», destacan que la herramienta del fuera de juego semiautomático se convierte en «infalible» gracias a la activación de una serie de alertas enviadas a los árbitros cuando uno o más jugadores se encuentran en posición antirreglamentaria.

«Desde LaLiga lamentamos el esperpéntico comunicado del CTA enviado por la FEF, en el que lejos de asumir responsabilidades o pedir disculpas, intentan trasladar la culpa a una organización absolutamente ajena a la toma de decisiones arbitrales como es LaLiga. LaLiga insta al CTA y a la FEF a realizar una labor de autocrítica y dejar de eludir responsabilidades en las decisiones arbitrales, ante las reiteradas quejas de los profesionales del fútbol español», reaccionó horas después la patronal de clubes.

El CTA anunció este martes que retomará las conversaciones con LaLiga para conseguir que la nueva herramienta se utilice en todos los torneos, ya que considera que «el fútbol español merece seguir creciendo en un contexto de vanguardia para evitar situaciones que se pueden subsanar con la aplicación de la tecnología». «Acabar con el error humano no es posible, pero sí lo es en el fuera de juego si se aplica la herramienta del semiautomático», insiste el organismo que preside Luis Medina Cantalejo, sustituto de Carlos Velasco Carballo al frente de los árbitros desde noviembre de 2021.

Por el momento, el grave error del videoarbitraje en el Nuevo Mirandilla ya se ha cobrado las primeras víctimas. El primer árbitro de la sala VOR del Cádiz-Elche, Iglesias Villanueva, que iba a ocupar el mismo cargo este miércoles en el Levante-Atlético de Copa, ha sido apartado de los octavos de final de esta semana, al igual que Díaz de Mera, su asistente en el estadio del equipo andaluz, que no pitará el Villarreal-Real Madrid. El CTA ha castigado al colegiado gallego y al castellano-manchego por un error sin precedentes desde que se utiliza el videoarbitraje. Dicho error ha dejado en evidencia a los encargados de validar o no los goles y ha provocado todo tipo de suspicacias, con el Sevilla también implicado en la lucha por evitar el descenso.

Impugnación

El propio árbitro principal del Cádiz-Elche, Del Cerro Grande, no pudo ver el claro fuera de juego de Ezequiel Ponce previo al gol del delantero argentino en el minuto 81, y tras el 1-1 pidió perdón al entrenador del equipo amarillo, Sergio González. «Sorprende que el señor que está en el VAR no chequee esta acción de importancia descomunal», lamentó el nuevo técnico del Cádiz.

«Estoy esperando a que me devuelvan los dos puntos. Al Cádiz siempre le toca la china. ¿Para qué voy a llamar a Luis Rubiales? A él le interesa la Supercopa y el glamour», lanzó muy enfadado el presidente del Cádiz, Manolo Vizcaíno, tras verse perjudicado por el mayor fallo desde que se utiliza el VAR en España. El club amarillo anunció a última hora de la tarde la impugnación del partido, solicitando su reanudación desde el minuto 81, momento en el que el Elche marcó el gol del empate.

El lunes, Guadalupe Porras, juez de línea en el Nuevo Mirandilla, advirtió por el pinganillo que podía existir fuera de juego de Ponce y pidió que se revisara la jugada, pero desde el VAR se ignoró la solicitud. Entre lágrimas, la asistente también pidió disculpas al Cádiz en el vestuario arbitral.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios