Carlo Ancelotti, en rueda de prensa. / Foto: Efe | Vídeo: EP

Jornada 35

Ancelotti: «No es que Bale esté distante, es que no se puede mover»

El técnico italiano defiende al galés, muestra su respeto hacia la postura del Atlético sobre el pasillo y asegura que seguirá al frente del Real Madrid mientras el club lo desee

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

Carlo Ancelotti es un caballero en toda regla. Así volvió a quedar de manifiesto en la rueda de prensa previa al derbi contra el Atlético en el Wanda Metropolitano, crucial para las opciones de los rojiblancos de estar en la próxima edición de la Liga de Campeones pero que pilla al Real Madrid sin más en juego que la honra puesto que ya es campeón de Liga y tiene el foco puesto en la final de la Champions que le medirá al Liverpool el 28 de mayo en París. Antes de un nuevo enfrentamiento con el Cholo Simeone, el técnico italiano defendió a Gareth Bale, mostró su respeto hacia la decisión del Atlético de no hacer pasillo al campeón de Liga y aseguró que seguirá entrenando al conjunto de Chamartín mientras así lo quiera el club.

«Todos los jugadores tienen cariño a Bale y viceversa. Cuando tienes un problema en la espalda tienes dificultad para moverte, a mí me pasó. Si Bale está bien, se entrena. Pero si no viene es porque no se puede mover, no porque esté distante», señaló respecto al galés, objeto de críticas por perderse las celebraciones del alirón el pasado fin de semana y que tampoco estuvo el miércoles en el Santiago Bernabéu para festejar la victoria del Real Madrid sobre el Manchester City que ha puesto a los blancos en disposición de asaltar la 'decimocuarta'.

Al transalpino le preguntaron su opinión respecto a la postura del Atlético consistente en no rendir tributo al recién proclamado campeón de Liga con el tradicional pasillo y el preparador de los blancos fue caballeroso. «Los italianos no estamos acostumbrados a esto. Cada uno que haga lo que siente y tenemos que respetarlo. Es un club vecino, amigo, respetamos a todos. Si lo hacen bien, si no también», expresó sin ánimo de polémica.

Ancelotti se refirió al estado físico y mental en que llega su equipo al derbi. «Está bastante bien, con algunas dudas pero hemos tenido dos días de descanso y el once lo voy a pensar mañana. Sacaremos al mejor equipo y lo único seguro es que va a jugar Lunin. Alaba y Hazard no llegan y tenemos las baja de Bale e Isco», dijo antes de elaborar una convocatoria en la que tampoco figura Ceballos por un problema en el aductor que le tendrá de baja unas dos semanas.

Competir hasta el final

Remarcó que el Real Madrid no se dejará llevar en las cuatro últimas jornadas, pese a tener ya solo ojos para la final de la Champions. «Estos cuatro partidos de Liga nos vienen bien porque podemos mantener la dinámica y el ritmo de juego. Vamos a respetar la competición y jugamos contra equipos que se juegan mucho. Hay que respetar esta camiseta y vamos a dar el máximo», indicó.

Destacó los valores que adornan a su plantilla. «La primera cualidad de este grupo es la humildad. Aquí no hay jugadores arrogantes. No es un defecto porque a veces ayuda, pero es un equipo con jugadores humildes y nadie piensa que es más importante que el otro. Y cuando juegan poco tienen esa actitud de humildad cada día. Y, después, el peso de la camiseta cuenta mucho», aseveró.

Y expresó, una vez más, su felicidad por el cargo que ocupa, que no se plantea abandonar mientras el club esté satisfecho con su labor. «Si todo va bien me quedaría hasta los 80, si no me vuelvo loco, Cuando pare con el Madrid, puedo plantearme parar. Encontrar además un club mejor que este va a ser complicado. Cuando el Madrid se canse, veremos, pero no tengo problemas porque tengo que hacer muchas cosas después», enfatizó.