Grupo C / Jornada 2

El Betis sufre pero encarrila la clasificación

La pegada permite al conjunto verdiblanco superar al Ludogorets en un duelo que se complicó por su endeblez defensiva

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉS Madrid

El Betis cumplió el expediente ante el Ludogorets. Con sufrimiento, eso sí, pero suma ya dos victorias que acercan su clasificación para la fase eliminatoria de la Europa League antes de medirse a la Roma, su gran rival en el grupo. Y es que el campeón búlgaro tenía trampa, tal y como dejó claro en el Villamarín reaccionando hasta dos veces a una doble desventaja y peleando por llevarse algo positivo de Sevilla hasta el último minuto.

Las lógicas rotaciones de Pellegrini en la competición europea no restaron dominio al Betis en el comienzo. Apostó el conjunto andaluz por someter a un incómodo rival a través del control de balón. Se defendía con corrección el Ludogorets, a la espera de algún despliegue al contraataque, pero el partido pudo ponerse cuesta abajo para los intereses verdiblancos a través de un posible penalti a Luiz Henrique, eléctrico en el comienzo. No vio nada punible el letón Treimanis ni tampoco el VAR y las prestaciones visitantes fueron ganando enteros con el paso de los minutos.

Se inquietaba el respetable del Villamarín, acostumbrado a los mejores manjares en los últimos tiempos de vino y rosas en Heliópolis. Más todavía con un buen disparo lejano de Tekpetey que desvío con algunos apuros Claudio Bravo. Sin embargo, todo cambió a través del talento y el desequilibrio de Canales y Luiz Henrique. El cántabro descerrajó un durísimo zurdazo desde la distancia, Padt rechazó como pudo el balón pero el centro-chut de Miranda lo hizo bueno el atacante brasileño, que se jugó el tipo en el remate de cabeza.

3 Betis

Bravo, Ruibal, Luiz Felipe (Pezzella, min. 72), Edgar, Miranda, Paul (Guido Rodríguez, min. 56), Guardado, Luiz Henrique (Álex Moreno, min. 85), Canales (William Carvalho, min. 85), Joaquín (Rodri, min. 72) y William José.

2 Ludogorets

Padt, Cicinho, Verdon, Nedyalkov, Witry (Gropper, min. 62), Cauly, Piotrowski, Show (Nonato, min. 62), Tekpetey (Rick, min. 69), Thiago (Tissera, min. 80) y Despodov (Delev, min. 69).

  • Goles: 1-0: min. 25, Luiz Henrique. 2-0: min. 40, Joaquín. 2-1: min 45+1, Despodov. 3-1: min. 59, Canales. 3-2: min. 74, Rick.

  • Árbitro: Andris Treimanis (Letonia). Amonestó a Show, Despodov, Tekpetey, Nedyalkov y Tissera, del Ludogorets, y a Ruibal, Paul y Guardado, del Betis.

  • Incidencias: Partido de la jornada 2 en el grupo C de la Europa League disputado en el Benito Villamarín ante 43.113 espectadores.

La ventaja invitaba a la tranquilidad verdiblanca, pero ni mucho menos. Este Ludogorets que ya le ganó a la Roma en tierras búlgaras es un hueso más duro de roer de lo que indica su escaso nombre. Ni mucho menos estaba todo resuelto a tenor de los peligrosos centros laterales visitantes pero en el Betis la estrella del cuarentón Joaquín sigue brillando. No es ya el jugador decisivo de otras épocas, pero la calidad le basta al capitán bético para poner un disparo con rosca lejísimos del alcance del portero rival. Enloqueció la grada del Villamarín con el golazo del ídolo local pero justo con el descanso a las puertas un lanzamiento de falta muy escorado de Despodov y el error de Bravo, que calculó mal y la sacó de dentro, le dieron vidilla al partido.

Suspense final

Pellegrini dio paso a la experiencia de Guido Rodríguez en el centro del campo frente a la bisoñez del canterano Paul con el objetivo de mantener bajo control el duelo. El propósito, amarrar una victoria necesaria para afrontar el doble duelo frente a la poderosa Roma de Mourinho con plenas garantías y la ilusión de pelear por el primer puesto del grupo. Contribuyó y mucho a la tranquilidad del técnico chileno el tanto de Canales, ayudado por el bote del balón y el error de Padt. Lo celebró el '10' verdiblanco recordando al lesionado Juanmi. Si alguien sabe de sobreponerse a los problemas físicos es él.

Parecía la noche encaminada hacia un desenlace plácido para este Betis que camina de forma triunfal hasta ahora esta temporada, pero un disparo desde la frontal de Rick que sorprendió a Bravo tiñó de suspense la velada sevillana. Con el ajustado 3-2 y ya en tiempo de descuento, Nonato tuvo todo a favor para aguar la noche al Villamarín, pero le falló la puntería ante el arco rival. Fue el definitivo respiro de alivio para los hombres de Pellegrini, con una victoria de esas que no se recuerdan más allá de los puntos en el bolsillo y los deberes hechos antes de medirse a la Roma por partida doble.