Benzema, junto al trofeo de la Champions que el Real Madrid conquistó en París. / Lee Smith (Reuters)

La UEFA se descubre ante la «fuerza oculta» del Real Madrid

El informe técnico sobre la pasada Champions ensalza la fe del indómito campeón, que acaparará los premios que se entregarán el jueves durante el sorteo de la fase de grupos

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

Ni el mejor guionista de Hollywood hubiera sido capaz de pergeñar un relato como el que el Real Madrid escribió en la última edición de la Liga de Campeones. Viviendo continuamente al borde del precipicio, el equipo de Carlo Ancelotti convirtió lo imposible en su pan de cada día hasta que alzó la Decimocuarta en el Stade de France. La fe del indómito rey de Europa, impulsado por una «fuerza oculta», le catapultó al cielo de París, según ensalza el informe técnico de la UEFA sobre el torneo más increíble que se recuerda.

«La palabra 'milagro' apareció en más de un titular de periódico en la mañana siguiente al duelo ante el Chelsea. Sin embargo, el Madrid solo estaba calentando (…). En las semifinales ante el City, Courtois salvó la eliminación ante Grealish y propició una nueva y repentina resurrección de Lázaro (…). En la final con el Liverpool el cántico de los fans madridistas sonó más fuerte: 'Así gana el Madrid'. Siempre encuentra una manera de ganar, y en el partido más grande lo hizo una vez más», disecciona Roberto Martínez, seleccionador de Bélgica y uno de los expertos que integran el panel encargado de elaborar un informe que tiene como protagonista al equipo que dejó en la cuneta a PSG, Chelsea y Manchester City mediante una cadena de asombrosas remontadas para citarse en París con el Liverpool, al que sometió con un gol de Vinicius y una actuación superlativa de Courtois que permitieron a Marcelo levantar la 'orejona' en la ciudad de la luz y del amor.

El análisis de la UEFA pone el foco en Carlo Ancelotti, uno de los principales artífices de la epopeya blanca por su diestro manejo del vestuario y su capacidad para leer los partidos. El técnico italiano incidió el pasado curso en que lo más importante no era quiénes comenzaban los encuentros, sino el impacto que podían tener los suplentes una vez que irrumpían sobre el césped. Así lo reconoce también Roberto Martínez. «Ancelotti ha sido el ejemplo esta temporada por tener jugadores que son superimportantes como Kroos, Casemiro, Modric y luego tener chicos más jóvenes que entran -Rodrygo marca goles, Camavinga da asistencias-. No se trata de cuánto tiempo juegas, sino de la calidad de tu tiempo de juego», recalca el seleccionador de Bélgica.

Reinado colectivo e individual

El panel de expertos se detiene también en una serie de figuras cuya labor fue determinante para que el Real Madrid recuperase el cetro continental. Al frente de todos ellos aparece Benzema, máximo goleador de la última edición de la Champions con 15 dianas, 10 de ellas durante la fase de eliminatorias. El lionés fue también el futbolista que más disparos ejecutó durante el torneo (46), la mitad de los cuales acabó entre los tres palos. Unos registros que le servirán para entronizarse como mejor jugador del año durante el sorteo de la Champions que se celebrará este jueves en Estambul.

Junto al francés, máximo favorito para adjudicarse también el Balón de Oro que se entregará el 17 de octubre, el informe técnico de la UEFA reserva un apartado especial para Vinicius, autor de la diana que decantó la final de París y designado como mejor jugador joven de una Champions en la que anotó cuatro goles y repartió seis asistencias. También tiene su capítulo Courtois, héroe de los blancos en Saint-Denis y uno de los cuatro futbolistas del Real Madrid que forman parte del once ideal de la competición junto a Benzema, Vinicius y Modric. A ellos se suma Rüdiger, que se ganó su derecho a aparecer en el bloque de elegidos vistiendo la elástica del Chelsea, pero que se ha sumado este verano a las filas del Real Madrid.

Más allá del protagonismo del Real Madrid, el informe técnico de la UEFA sobre la última edición de la Champions depara una serie de datos que sirven para explicar los éxitos de unos y la debacle de otros. De esta forma, el PSG aparece como el equipo que menos kilómetros recorrió por partido (106,34), muy lejos del líder en este apartado, el Dinamo de Kiev (123,05), o del campeón (115,38). El futbolista con mayor punta de velocidad fue Kylian Mbappé (36,7 km/h) y el Bayern de Múnich se consagró como el equipo más goleador (31) de una Champions que fue la tercera más prolífica de la historia en el apartado ofensivo (380 dianas).