Grupo D | Jornada 3

El Real Madrid vuelve a sonreír en Kiev a ritmo de samba

Los blancos espantan fantasmas goleando al Shakhtar con una estelar actuación de Vinicius y Benzema, encarrilan el rumbo en la Champions y se rearman para el clásico

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

El Olímpico de Kiev volvió a ser un territorio fértil para el Real Madrid. En el mismo escenario donde asaltaron la 'decimotercera', los blancos espantaron fantasmas frente al Shakhtar vengando las dos cornadas que el conjunto minero les propinó la campaña anterior, encarrilaron el rumbo en la actual edición de la Champions tras el inopinado tropiezo frente al Sheriff en la segunda jornada y se rearmaron anímicamente para el clásico, poniendo fin a la serie de tres partidos consecutivos sin conocer la victoria que acumulaban.

Liderado por un Vinicius estelar que firmó un doblete y asistió a su compatriota Rodrygo, y secundado por un no menos soberbio Benzema que reventó otra marca y siguió cargándose de razones para opositar al Balón de Oro, el conjunto de Chamartín obtuvo un triunfo imprescindible para abortar el conato de crisis antes de visitar el domingo al Barça y evitar que el vértigo comenzase a apoderarse de él en su competición predilecta.

Autoritario por fin frente a una escuadra de inferior rango, el Real Madrid selló una goleada que debe aportarle cierto sosiego y dejó la puerta a cero, asunto para nada baladí teniendo en cuenta la debilidad defensiva que viene arrastrando desde que comenzó la temporada.

0 Shakhtar Donetsk

Trubin, Dodo, Marlon, Kryvtsov, Ismaily (Kornienko, min. 74), Maycon, Fernando (Mudryk, min. 74), Tete (Marlos, min. 46), Alan Patrick (Stepanenko, min. 79), Solomon (Marcos Antonio, min. 46) y Pedrinho.

5 Real Madrid

Courtois, Lucas Vázquez, Militao (Vallejo, min. 87), Alaba, Mendy (Marcelo, min. 69), Kroos (Valverde, min. 78), Casemiro, Modric (Camavinga, min. 78), Rodrygo (Asensio, min. 78), Benzema y Vinicius.

  • Goles: 0-1: min. 37, Kryvtsov, en propia puerta. 0-2: min. 51, Vinicius. 0-3: min. 56, Vinicius. 0-4: min. 64, Rodrygo. 0-5: min. 90+1, Benzema.

  • Árbitro: Srdjan Jovanovic (Serbia). Amonestó a Marcos Antonio.

  • Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada del grupo D de la Liga de Campeones, disputado en el Olímpico de Kiev ante unos 35.000 espectadores.

Ancelotti dispuso por primera vez en lo que va de campaña de la triada de centrocampistas que apuntaló el último ciclo regio del Real Madrid en Europa y recuperó a Mendy para el lateral zurdo. El francés llevaba cinco meses y pico sin competir, pero entró directo al once, signo de la importancia que el técnico concede a su presencia para solidificar una zaga muy vulnerable.

Enfrente estaba un Shakhtar que bien podría haber llegado de la playa de Ipanema, con ocho brasileños y solo dos ucranianos en el destape. El bloque lo completaba el israelí Solomon, que surfeó el pasado curso sobre los blancos tanto en el Alfredo Di Stéfano como en el Olímpico de Kiev, pero que esta vez pasó sin gloria.

Apercibido por aquel doble ahogo, el Real Madrid mostró actitud y aptitud de principio a fin frente a un Shakhtar al que le duró poco su empeño de tricotar con la pelota. El 'guardiolista' De Zerbi ha inoculado a sus pupilos el gusto por el toque. Maceran sus ataques con pausa y aceleran cuando se asoman al balcón del área, fieles al libreto del profeta que les inspira. Carecen de un mesías y de los apóstoles que tenía el preparador de Santpedor para difundir su evangelio, pero asumen el nuevo testamento con disciplina.

Mas el Real Madrid desactivó su homilía juntando líneas y presionando de forma orquestada. Le convenía ese ritmo bajo y tuvo fortuna para adelantarse. Un toque de Kryvtsov cuando el central intentaba evitar que Lucas Vázquez conectase con Benzema pilló a Trubin a media salida y el balón acudió manso a la red. La misma en la que Loris Karius firmó esa pifia de época que sirvió al lionés para empezar a abrochar otra 'orejona'.

Benzema caza a Santillana

Salvando las distancias con aquella acción, el despropósito facilitó la vida al trece veces señor del continente, que había ido creciendo con el paso de los minutos en torno al mando que imponía su santísima trinidad de mediocentros.

De Zerbi reaccionó con un doble cambio tras el paso por la caseta, pero una pillería de Benzema, el más listo de la clase, le dejó sin argumentos. El '9' robó en un saque de banda y encontró a Modric, que metió en profundidad a Vinicius para que el carioca definiese con suficiencia. El '20' sentenció enseguida. Si el tanto anterior fue una obra coral, el siguiente debió su autoría por exclusiva al brasileño, que caracoleó en el área y soltó un latigazo inapelable. Un golazo de altura. Pletórico de confianza, hasta asistió a Rodrygo para que el paulista firmase su segunda diana de la temporada. Imposible ponerle freno.

La cuenta la cerraría Benzema, que a centro de Asensio elevó a 290 su registro de goles con la casaca del Real Madrid y dio caza a Carlos Alonso Santillana. Otro mito que devora el insaciable delantero de Bron. Había amalgama de brasileños en el once del Shakhtar, pero el Real Madrid fue el encargado de poner la samba.