Ronald Koeman, en el último entrenamiento del Barça. / efe

Jornada 1

Koeman: «He tenido cositas con Laporta, pero estamos bien»

Las bajas en el ataque azulgrana, el recuerdo del 2-8 y la relación entre el técnico y el presidente marcan la previa del Barça-Bayern, un plato fuerte para abrir la Champions

DANIEL PANERO

A los graves problemas económicos del Barça se suma el drama deportivo en ataque, ya que las lesiones de Martin Braithwaite, Kun Agüero y Ousmane Dembélé, más las marchas de Leo Messi y Antoine Griezmann, dejan a los neerlandeses Memphis Depay y Luuk de Jong como únicos disponibles para Ronald Koeman de cara el duelo de este martes ante el Bayern de Múnich.

Una cita que viene marcada por el 2-8 favorable a los bávaros en el choque de cuartos de la Champions celebrado en Lisboa el pasado agosto y por la tensión latente entre el presidente Joan Laporta y el técnico a cuenta de la política de fichajes, una extraña oferta de renovación y la entrevista concedida por Koeman a una televisión de su país en la que acusó a «Laporta de hablar demasiado» y subrayó que gracias a su trabajo desde el banquillo «este club tiene futuro».

Precisamente por esas disputas entre el técnico y el máximo dirigente se le preguntó a Koeman este lunes en conferencia de prensa: «Nuestra relación es buena. Si hay cosas, las hablamos. Queremos lo mejor del club, que siempre es lo más importante. No tengo ni un problema con el presidente y hablamos de cosas del club. Es una relación perfecta para mí. Hemos tenido cositas, pero estamos bien», respondió Koeman.

«Lo único que he dicho es que soy un entrenador que da oportunidades a jugadores jóvenes. Nunca se sabe si otro entrenador dará tantas oportunidades como nosotros. Soy el técnico y busco lo mejor para el club. Sabemos que es una situación complicada, pero estamos mejorando cosas y una de estas es dar oportunidades a los jóvenes, que son el futuro del club», remarcó a vueltas con esa polémica entrevista.

¿La renovación? «No es verdad que haya condiciones. De momento no estamos hablando de este tema. Ser entrenador del Barcelona es ganar partidos y estamos en un momento en que tenemos que trabajar. Mi futuro no es importante, el futuro del club y del equipo sí es importante. Mañana tenemos una oportunidad para competir».

También se le abordó al capitán Sergio Busquets para que ofreciera su versión sobre este asunto. «Es un tema que tienen que hablar entre ellos. Cada uno es dueño de sus palabras. Todos queremos el bien del club y ellos también. Si tienen algún problema habrá que hablarlo, pero no creo que sea así», enfatizó.

Solo dos delanteros disponibles

En el plano deportivo, las bajas en ataque y en los laterales pueden hacer que Koeman regrese al sistema de tres centrales, que no gusta a Laporta pero que el holandés ya probó en pretemprada ante el Leipzig y con el que ganó la Copa. «Más importante que el sistema es proteger tu juego. Si pierdes balones atrás, nos pueden hacer mucho daño. El Bayern físicamente está a tope y son rápidos arriba. Es importante tener balón y buscar espacios. Esto será la clave en el partido de mañana».

Confía Koeman en que esa humillación ante el Bayern sirva de acicate en este duelo de que abre la primera fase de la Champions. «Ha pasado más de un año y varios jugadores sufrieron muchísimo en este partido. Tenemos una oportunidad única. Nosotros podemos hacer daño al Bayern y tenemos buen equipo. Hay que buscar nuestro estilo para hacer daño al contrario».

Considera que el encuentro llega en buen momento para su equipo, que pudo descansar este fin de semana al aplazarse su partido liguero ante el Sevilla: «Físicamente estamos muy bien. Los jugadores que han estado con sus selecciones han tenido un descanso y los demás hemos hecho entrenos duros para coger físico. Estamos preparados».

¿Ve posibilidades de ganar la Champions?, se le preguntó: «Es una cosa que no se puede contestar. Mañana tenemos el primer partido y estamos cambiando cosas. El Chelsea ganó el año pasado y no estaba entre los dos o tres favoritos», respondió. «Sabemos que el Bayern es un gran equipo, con calidad individual y gente experimentada, pero queremos competir en la Champions, jugamos en casa e intentaremos sacar un buen resultado», añadió.