Pep Guardiola, durante la rueda de prensa. / Oli Scarff (Afp)

Semifinales | Ida

Guardiola: «Dicen que el Real Madrid tiene suerte. De eso nada»

«La calidad que tienen no es casualidad», señala el técnico del Manchester City sobre su rival en semifinales de la Champions

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

Pep Guardiola vuelve a cruzarse en el camino del Real Madrid, esta vez en semifinales de la Champions. Un reto mayúsculo para el Manchester City, que persigue la primera 'orejona' de su historia ante el club más laureado del continente. Por ese motivo, el técnico de Santpedor pone el foco en otras cualidades para abordar al conjunto de Chamartín. «Si tenemos que jugar contra su historia, no tendremos ninguna posibilidad. Son mejores en eso. Pero tenemos el deseo de competir contra ellos. Es una prueba increíble. Lo queremos intentar. Tenemos que sufrir cuando toque, estar juntos, y cuando tengamos la pelota, atacar», subrayó en la previa del gran duelo en el Etihad Stadium.

Guardiola puso en valor el hecho de haber llegado tan lejos en la competición. «Ellos han estado aquí muchas veces, nosotros también en los últimos años. Es un honor estar aquí», dijo el catalán en vísperas de otro enfrentamiento contra los blancos, a los que ya apearon hace dos años en octavos de la Champions, pero contra los que los 'citizens' también sucumbieron en el curso 2016-17. «Le ganamos al Real Madrid dos partidos muy parejos, hemos sido eliminados... En la última década hemos estado ahí en la Champions, hemos pasado la fase de grupos, hemos estado en octavos, en la semifinal... Es un proceso. Siempre he tenido esa sensación, también con el Bayern, de que lo bonito que es estar aquí, con los mejores de Europa. Estar aquí representa algo muy bonito. Tenemos que competir bien y hacer dos partidos excepcionales para llegar a la final. No hace falta decir el respeto que le tenemos al Real Madrid. Queremos llegar a la final y ganarla, igual que el Real Madrid o el Liverpool», incidió.

El cruce pilla al Real Madrid con la moral altísima tras la épica remontada frente al PSG en octavos y el agónico pase frente al Chelsea en cuartos. Algunos apelan a la mística para explicar la resiliencia del equipo de Carlo Ancelotti; otros lo atribuyen a la suerte. Guardiola lo ve de forma muy distinta. «La calidad que tienen no es casualidad. No es casualidad ni suerte. Tienen mucho nivel en todo. La gente que dice que tiene suerte. De eso nada», aseveró el técnico del Manchester City.

«Siempre me ha gustado el Madrid»

Guardiola sabe que los jugadores del Real Madrid rebosan experiencia en estas lides, pero considera que su escuadra tiene argumentos de sobra para confrontar a los blancos. «Jugamos contra futbolistas que han estado en estas situaciones y más allá, llegando a finales y ganándolas, muchas veces. A nosotros eso nos falta. Pero a lo mejor ellos tienen problemas que nosotros no. Podemos planificarlo todo, pero al final es once contra once y decide la calidad y la fuerza mental de los jugadores. Ni Carlo ni yo vamos a ganar este partido, sino los futbolistas, por los que la gente viene al campo», dijo el preparador catalán, que ensalzó a uno de los pilares de su adversario, Vinicius. «Solo tiene 21 años, llegó muy joven, recibió muchas críticas y esta temporada ha estado fantástico. Está jugando en la selección. A veces nos damos demasiada prisa en criticar a jugadores. Solo tiene 21 años, está en un gran equipo y sus números hablan por sí mismos. Nosotros estamos aprendiendo, creciendo», dijo con esa piel de cordero que siempre gusta de enfundarse antes de las grandes citas europeas pese a que gobierne un bloque armado con una chequera infinita.

Le preguntaron qué le gusta más del Real Madrid. «Muchas cosas. Siempre me ha gustado el Madrid, desde que jugaba contra ellos. Hacen muchas cosas bien», respondió Guardiola, que citó la capacidad de los futbolistas blancos para asumir la responsabilidad en situaciones adversas como la principal cualidad del equipo de Ancelotti. «Tiene jugadores con un empaque... pufff. Lo que más me gusta, sobre todo, es que en la dificultad, con 0-3, hay jugadores que levantan el dedo y dicen: 'aquí estoy yo'. El balón no les quema con 0-3. A otros sí, a ellos no. Modric y Kroos, o Carvajal y Alaba, Benzema por supuesto, la piden», aplaudió.