Carlo Ancelotti, durante la rueda de prensa. / Oli Scarff (Afp)

Semifinales | Ida

Ancelotti: «Para el Real Madrid no es un éxito llegar a la semifinal»

«Es un éxito llegar a la final en esta ocasión y es nuestro objetivo, porque si llegas a la final, el Real Madrid tiene más porcentaje de ganarla», recuerda el técnico

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

Carlo Ancelotti sabe que en el Real Madrid la exigencia siempre es máxima y que son los títulos los que delimitan la frontera del éxito en la 'casa blanca'. «Para el Real Madrid habitualmente no es un éxito llegar a la semifinal. Es un éxito llegar a la final en esta ocasión y es nuestro objetivo, porque si llegas a la final, el Real Madrid tiene más porcentaje de ganarla», aseveró en la previa del gran duelo ante el Manchester City en el Etihad Stadium un técnico que recordó, eso sí, que su equipo ya ha enmendado la plana a aquella legión de analistas que predijo que con la plantilla actual no le daría para estar entre los cuatro mejores del continente. «Me acuerdo de lo que se decía. Era lo que la prensa y la opinión pública pensaba. Hay dos equipos en las semifinales que nadie pensaba que podían llegar, el Real Madrid y el Villarreal. Estamos muy contentos de estar aquí. Siempre dije que el Real Madrid iba a competir y estamos compitiendo», enfatizó.

El transalpino vaticinó «una eliminatoria más abierta» tras la abolición de la regla que concedía valor doble a los goles marcados fuera de casa en caso de empate y subrayó que su equipo la afronta con la confianza de que dará la cara hasta el final. «Tenemos que tener en cuenta que es a 180 minutos. Hay una mezcla de felicidad, naturalmente, porque estamos muy cerca de la final de la competición más importante del mundo, y preocupación porque tenemos un equipo muy fuerte enfrente. En esta Champions hemos tenido rivales muy duros que al principio eran favoritos para ganar la competición en octavos, en cuartos... Hemos luchado contra ellos, nos ha salido bien y mañana también lucharemos, sin duda», subrayó.

Confirmó la recuperación de Mendy, pero mantuvo un discurso diferente con Alaba y Casemiro, que llegan muy justos. «Mendy está bien. Tenemos algunas dudas sobre Alaba y más dudas sobre Casemiro. Tenemos mucha más confianza con Alaba que con Casemiro, que lo está intentando. Si Casemiro no llega, estará en el próximo partido».

Sin distracciones

El cruce con el City pilla al Real Madrid a punto de entonar el alirón liguero, algo que podría hacer este mismo sábado si suma al menos un punto contra el Espanyol. Pero Ancelotti no quiere distracciones. «No estamos en lo que pueda pasar el sábado. Tenemos la Liga mucho más cerca, se puede ganar en nuestro estadio y lo vamos a intentar. Estamos muy felices por poder ganar un mes antes una competición importante. Por otro lado, tenemos este partido al que llegamos felices y con mucha ilusión. El ambiente es muy bueno porque es el tipo de partido que los jugadores quieren preparar y jugar. Para mí, de verdad, es muy sencillo el trabajo, no tengo que hacer mucho. Trabajamos la estrategia y demás, pero es muy sencillo», manifestó.

Le preguntaron si el cuerpo le pedía reforzar la medular o apostar por un tercer delantero para sentenciar la eliminatoria en el Etihad. El italiano enarcó su célebre ceja. «La eliminatoria no la vamos a sentenciar mañana. Acabará en la vuelta, en el Bernabéu. La duda que tengo es si apostar por tres delanteros o por dos. Rodrygo lo está haciendo bien, Camavinga lo hizo muy bien... Ambos han aportado mucha energía. Tengo esta duda», atajó.

Habló de la responsabilidad del Real Madrid en su torneo predilecto, descartando que ello pueda afectar de modo negativo a sus futbolistas por la presión añadida que conlleva militar en un club que atesora trece 'orejonas'. «La historia que tiene el Real Madrid en esta competición cuenta mucho para nosotros, más que para los rivales. Esta historia, que ha crecido en todos estos años, ayuda a los jugadores a sentir el peso de esta camiseta. Es positivo, no negativo», remarcó.

Eludió entrar en disputas con Pep Guardiola cuando se le recordó la alusión a los «atletas» blancos que realizara el técnico de Santpedor tras el duelo de ida de aquellas semifinales de la campaña 2013-14 en la Champions que dio paso al vapuleo del Bayern de Múnich en el Allianz Arena. «No recuerdo esto y no quiero entrar. Tengo un buen recuerdo de aquel partido pero mañana va a ser otra historia», cortó.

Se le cuestionó acerca de si sopesaba emular el planteamiento defensivo que usó el Atlético de Simeone para encarar al City en la ronda anterior. «Si no tienes un equipo compacto, vas a sufrir. Mañana el aspecto defensivo tiene una parte importante del partido. Hay momentos en los que el City tendrá el balón. Es muy simple: si lo tienen, no puedes mirarlos, tienes que defender e intentar recuperar, sea con presión alta, media o baja, y luego con balón salir desde atrás, combinar», explicó el técnico sin dar más detallas. Y fue claro cuando le inquirieron por los motivos de su regreso al banquillo de Chamartín el pasado verano. «Volví porque el Madrid necesitaba un entrenador. Para mí ha sido una gran ilusión volver. No fue mi decisión, eso está claro. El Madrid confiaba en lo que podía hacer y lo estoy disfrutando», cerró.