Copa de Campeones Pre-bejamín y Benjamín

Las Majoreras también brilla con luz propia

10/06/2019

Ganó todo lo que jugó. El equipo verdiblanco se adjudicó en una semana la Copa Federación y el título de campeón absoluto, al conseguir golear por 0-3 a un combativo Veteranos del Pilar

ETIQUETAS:

Expectación al máximo desde primera hora de la mañana. Los chiquillos del San Isidro, Veteranos del Pilar A, y Las Majoreras, fueron llegando poco a poco a las instalaciones del Mundial 82 con el semblante serio. A muchos de ellos les costó lo suyo conciliar el sueño en la noche anterior pensando en su primera gran final. Había que hacerles recuperar la sonrisa.

Hacerles ver que el estar allí era un premio más al trabajo que habían desarrollado lo largo de toda la temporada, y así se lo hicieron saber los aficionados de los tres equipos con sus chiquillos. El ánimo que salió desde las gradas le llegaba a todos y hacía disfrutasen jugando al fútbol. Del temor inicial se pasó pronto a la alegría y eso se notó sobre el sintético. En el primer encuentro quizás pesó un poco la responsabilidad que habían asumido los propios chiquillos en su afán de levantar al final el trofeo. Eso hizo que de entrada el Veteranos del Pilar dejase todo visto para sentencia en los primeros minutos.

La tranquilidad que les dio los goles de Aarón a los rojillos fue palpable, y eso que Aythami hizo concebir esperanza a los suyos, pero la entereza del equipo de Guanarteme impidió que los azulones lograsen su objetivo.

Jubilosos celebraron los jugadores benjamines del Villa Santa Brígida el título del campeón absoluto de Primera Categoría, que brindaron a sus incondicionales.
Jubilosos celebraron los jugadores benjamines del Villa Santa Brígida el título del campeón absoluto de Primera Categoría, que brindaron a sus incondicionales.

En el segundo partido, Las Majoreras, a los diez minutos, mandaba con claridad en el marcador. Efectividad plena de los del Carrizal de Ingenio que en sus primeras llegadas lograban Francis y Josué anotar dos goles. Fue un duro varapalo para los norteños, que poco a poco subieron su autoestima pero les fue insuficiente.

En el último partido cualquiera de los dos podía proclamarse campeón. A Las Majoreras le valía un empate, pero aún así, los chiquillos de Marcos y Guillermo salieron muy centrados esperando que el Veteranos del Pilar arriesgase para sorprenderles a la contra. El tempranero gol de Josué fue clave para que los verdiblancos cerrasen una temporada de ensueño en la que se adjudicó todo lo que jugó.

En la final absoluta entre los campeones de los grupos de Preferente de la categoría benjamín no hubo color. La UD Las Palmas solventó la final en una segunda mitad llena de acierto, que imposibilitó cualquier reacción un conjunto rojiblanco que se había ido al descanso con tan solo un gol en su contra y que nada pudo hacer ante el vendabal de fútbol que se le vino encima. En los primeros minutos, los amarillos encarrilaron un partido que les corona como campeón de la Copa Manuel Baena Sosa.