Zlatko Dalic y Luis Enrique. / Afp

Eurocopa 2020/21 Croacia y España, sinónimo de igualdad

Las dos selecciones, que se miden este lunes en Copenhague, mantienen un equilibrio casi total en sus duelos: cuatro victorias de La Roja, tres de los ajedrezados y un empate

ROBERT BASIC

España y Croacia vuelven a verse las caras este lunes dos años y medio después de su último enfrentamiento. En noviembre de 2018, los ajedrezados superaron a La Roja por 3-2 gracias a un gol de Tin Jedvaj en el tiempo de descuento de un partido disputado en Zagreb correspondiente a la Liga de las Naciones. Solo dos meses antes, en Elche, el combinado nacional había destrozado a los balcánicos con una goleada memorable en Elche: 6-0. Un doblete de Asensio y los tantos de Saúl, Rodrigo, Ramos e Isco dejaron en la lona a los hombres entrenados por Zlatko Dalic. Los enfrentamientos entre estos dos equipos son sinónimo de igualdad, de máxima incertidumbre, con un equilibrio casi total que devuelve un balance de cuatro triunfos de España, tres de Croacia y un empate. Ahora buscan el pase a los cuartos de final de la Eurocopa en un choque que se jugará en el Parken Stadium de Copenhague.

Los integrantes de ambas delegaciones han cuidado mucho sus discursos en los días previos al enfrentamiento de octavos, al que han llegado después de haber quedado segundos en sus respectivos grupos. Nadie ha querido asumir ni otorgar papeles de favorito, conscientes de que la igualdad es máxima cuando coinciden en un terreno de juego. La primera vez que se midieron los españoles y los balcánicos fue en marzo de 1994, poco después de que se hiciera efectivo el reconocimiento internacional a la independencia de Croacia de Yugoslavia, todavía con la guerra activa en la región. Humo, bombas y goles. Pues bien, los croatas se impusieron por 0-2 en el amistoso de Valencia con los tantos de Robert Prosinecki y Davor Suker.

Los enfrentamientos entre estos dos equipos deja un balance de cuatro triunfos de España, tres de Croacia y un empate

Tuvieron que pasar más de cinco años para que volvieran a coincidir en un mismo estadio. En mayo de 1999, España se tomó la revancha en La Cartuja en otro amistoso que resolvió a su favor con un 3-1. Engonga, Hierro y Dani anotaron para La Roja, mientras que Suker repitió en el bando croata. Nueve meses después, en Split, se firmó hasta ahora el único empate registrado entre estas dos selecciones. Un 0-0 en otro choque de prueba que dejó patente la máxima igualdad imperante. En junio de 2006, en Ginebra, tuvo lugar el último amistoso en el que reinó el combinado nacional. Ganó por 2-1 gracias a los tantos de Pernía y Torres, mientras que la diana balcánica fue un autogol de Pablo Ibáñez.

Partidos oficiales

Tras cuatro amistosos, España y Croacia se encontraron en la Eurocopa de 2012, que acabó ganando La Roja en Kiev. Aquel partido se sacó adelante gracias a un acierto de Navas en el minuto 88 (1-0). Justo cuatro años después, esta vez en la Euro de Francia, los ajedrezados fueron mejores en Burdeos. Superaron a La Roja por 2-1 con los goles de Kalinic y Perisic, quien será baja este lunes por coronavirus. El tanto de Morata no sirvió para sumar. Y finalmente se han disputado en 2018 los dos últimos duelos correspondientes a la Liga de las Naciones en los que los dos equipos han sacado adelante sus compromisos en sus respectivos países.

Las espadas siguen en todo lo alto. En Copenhague solo puede sobrevivir uno. La recompensa es la presencia en los cuartos de final de la Eurocopa, estar entre los ocho mejores del Viejo Continente. Sobre el papel, y de acuerdo con la comunidad futbolera, España parte con ventaja ante una Croacia 'tocada' por la baja de Perisic. Tampoco contará con el veterano Lovren en el eje de la defensa, ausencias importantes ante un rival temible. «Pero no nos sentimos inferiores a nadie», ha dicho el seleccionador Zlatko Dalic. La batalla está asegurada.