Borrar
Los entrenadores y capitanes de Athletic y Mallorca posan con el trofeo de Copa en la antesala de la final. FEF
El peso de la historia en el Athletic frente a la ilusión del Mallorca
Final

El peso de la historia en el Athletic frente a la ilusión del Mallorca

Vascos y baleares se encuentran por primera vez en una final de la Copa del Rey para acabar con largas sequías

Viernes, 5 de abril 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Han pasado más de 120 años desde que el Campeonato de España, hoy Copa del Rey, nació como primera competición futbolística organizada en todo el país. En más de un siglo de fútbol jamás Athletic y Mallorca, dos campeones del torneo, se habían encontrado en la final.

En Sevilla, muy lejos de Bilbao y Palma, se cruzan dos largas sequías. La del Athletic bien merece el calificativo de travesía por el desierto. Han pasado cuarenta largos años desde que el otrora rey de Copas, el club que más cuida esta añeja competición, levantase su último trofeo. Fue el 5 de mayo de 1984 en un abarrotado Santiago Bernabéu, cuando tras una victoria ante el Barça propiciada por el gol de Endika y la batalla campal al término de la final, los leones añadieron la Copa del Rey a la Liga conquistada la semana anterior y rubricaron un doblete de ensueño de la mano del joven Javier Clemente.

Nadie podía imaginar entonces que el Athletic transitaría durante cuatro décadas por el desierto pero el cambio drástico hacia la globalización en el fútbol en la década siguiente, la de los noventa, y su particular filosofía alejaron al equipo de San Mamés de los grandes títulos. No le han faltado oportunidades en los últimos quince años, hasta cinco, y en todas salió cruz para los leones. Se fueron las finales ante el Barça en 2009, 2012, 2015 y 2021. También la más dolorosa, en un derbi contra la Real Sociedad en el duelo por el título de la edición 2019-20, disputado en 2021 por la pandemia de covid.

Todas esas oportunidades perdidas y la novedosa sensación de plantarse en una final de Copa como gran favorito cargan de presión al conjunto vasco. También la monumental movilización de su leal afición, que durante toda la semana ha arribado a Sevilla en un goteo constante y ya desde este viernes abordó definitivamente la invasión de la capital andaluza. Serán decenas de miles, muchos sin entrada, y teñirán de rojiblanco la vieja Hispalis. No resulta extraño que Ernesto Valverde haya dedicado la semana al trabajo mental de descargar de peso las espaldas de los suyos.

Mientras, en Palma, el astuto Javier Aguirre, un experto en el manejo de todo aquello que rodea al fútbol, ha mantenido a la plantilla del Mallorca lejos de los focos. El mexicano, que se las sabe todas, ha hablado recurrentemente de la verdadera presión de la Liga, donde los suyos se juegan las habichuelas de la permanencia. Están cómodos los bermellones con el papel de víctimas propiciatorias, como en cuartos ante el Girona, como en la semifinal frente a la Real Sociedad, pero en la isla, aunque conscientes de que tienen menos recursos que el Athletic, también sueñan con otro trofeo como el que conquistaron en 2003, hace ya 21 años, con un equipo inolvidable liderado por Eto'o, Pandiani o Leo Franco.

Contrastes

Llama la atención el contraste de los días previos a la final en el entorno de uno y otro contendiente. Máxima expectación alrededor del Athletic y relativa tranquilidad en el Mallorca. El 23 veces campeón de Copa tiene que lidiar con el tremendo peso de su propia historia y en la gestión de estas emociones puede residir la clave de una final con un planteamiento claro.

El equipo de Txingurri propondrá el vértigo de sus puñales por las bandas: Iñaki y Nico, Nico e Iñaki. Con el peligro de Sancet en el enganche y el acierto para el gol de Guruzeta esta temporada el Athletic vuela en Liga. Tiene la Champions en el objetivo y vuelve a honrar al torneo del KO, con el Barça y el Atlético como víctimas ilustres de su idilio copero.

A los leones les falta el broche del ansiado título aunque de ese objetivo les separa todavía un muro, el del Mallorca. El conjunto balear es consciente de sus limitaciones pero también de sus virtudes. El Vasco Aguirre, que llegó en marzo de 2022 a Palma como apagafuegos en busca de una difícil permanencia, ha cincelado una roca con pizarra y picardía mexicana.

Un buen portero para la Copa como Greif, una defensa sólida con tres centrales y carrileros, un centro del campo solvente y la amenaza por arriba y al espacio de Muriqi, Larin o Andón Prats definen los puntos fuertes de un equipo capaz de ilusionar al mallorquinismo con hazañas propias de los grandes años a medio camino entre el siglo XX y el XXI. Han pasado más de dos décadas desde aquella final ante el Recreativo de Huelva en Elche y el club incluso llegó a caer a la Segunda B en estos años. De la categoría de bronce emergió el Mallorca, revitalizado en los últimos años con la remodelación de Son Moix y un resurgimiento de la afición por el fútbol en la isla. Frente al peso de la gloriosa historia del Athletic cuenta con la ilusión del que no tiene nada que perder.

-Alineaciones probables:

Athletic: Aguirrezabala, De Marcos, Vivian, Paredes, Yuri, Prados, Galarreta, Iñaki Williams, Sancet, Nico Williams y Guruzeta.

Mallorca: Greif, Gio González, Nastasic, Raíllo, Copete, Jaume Costa, Samu Costa, Dani Rodríguez, Antonio Sánchez, Larin y Muriqi.

Árbitro: Munuera Montero (Andaluz).

Estadio: La Cartuja (Sevilla).

Hora y TV: 22:00 h. La 1.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios