Gareth Bale, entrenando este miércoles con la selección galesa. / Paul Childs (Reuters)

Repesca para Catar

Bale saca pecho con Gales: «Estoy en muy buena forma»

El Expreso de Cardiff presume de su estado físico tres días después de perderse el clásico por unas molestias en la espalda

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

Se perdió el clásico del pasado domingo esgrimiendo como motivo unas molestias en la espalda, pero Gareth Bale llega pletórico a la eliminatoria de repesca para el Mundial de Catar que medirá el jueves a Gales con la Austria de David Alaba. «Es normal tener algunas molestias, pero en general estoy en bastante buena forma. Llevo entrenándome dos meses y medio. Estoy en bastante mejor forma que la última vez que estuve aquí concentrado. Estoy preparado para jugar sea como sea mañana», proclamó el Expreso de Cardiff en vísperas de una cita crucial en su camino hacia esa Copa del Mundo en la que espera hacer historia con los dragones para añadir otro capítulo destacado a una carrera llena de episodios brillantes, pero que ha estado marcada desde la final de Kiev por su desidia en el día a día con el Real Madrid.

Desde que regresó a Chamartín el pasado verano, una vez finalizada su cesión en el Tottenham, Bale solo ha disputado 271 minutos con la elástica del Real Madrid, que no se pone desde el pasado 15 de febrero, cuando participó de forma testimonial en la recta final del partido ante el PSG celebrado en el Parque de los Príncipes. Pero su nueva presencia con la selección galesa vuelve a arrancarle una sonrisa. Le bastaría con disputar la primera parte del choque frente a Austria para superar holgadamente su periodo de servicio sobre el césped con el Real Madrid en lo que va de curso, pues acumula 13.500 segundos en los tres últimos compromisos del combinado británico dentro de la fase de clasificación para el Mundial de Catar. De ahí que no dude en sacar pecho de su estado y desdeñe las preguntas sobre su futuro, pese a que el 30 de junio vence su contrato con los blancos.

«No he pensado en eso en absoluto. Desde que supe que íbamos a estar en esta situación, solo me he centrado en esto. Pensar en el futuro puede generar dudas, por eso no lo he hecho. Lo que pase en el futuro, lo decidiré en el futuro», dijo para remarcar que la repesca con Gales monopoliza su atención.

Puntal y capitán de la selección que entrena Rob Page, el extremo del Real Madrid sumará ante Austria una internacionalidad más, lo que elevará su cuenta a 101. Solo tiene por delante a Chris Gunter, el futbolista que más veces, 106, se ha enfundado la zamarra de los dragones. Ya es su máximo realizador histórico, puesto que ha anotado 36 tantos, ocho menos que Ian Rush, y espera seguir engrosando la cuenta mientras en Valdebebas siguen observando su actitud con estupor.

El regreso de Carlo Ancelotti, el técnico con el que vivió sus mejores días tras convertirse en 2013 en el fichaje más caro de la historia del Real Madrid, parecía abrirle una oportunidad de despedirse de forma honorable de un club con que el que conquistó cuatro Champions, siendo determinante en las finales de Lisboa y Kiev. Pero las tres titularidades que enlazó al comienzo de la campaña fueron un espejismo y hoy forma parte del grupo de marginados por el técnico, decepcionado por su falta de compromiso.