Borrar

Montse Tomé: «No siento que las jugadoras no me quieran»

En solitario y con una expresión de máxima seriedad, incluso abatimiento, se produjo la primera comparecencia pública de la seleccionadora tras la tormenta desatada a raíz de su convocatoria

Jueves, 21 de septiembre 2023, 17:26

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Con una expresión de máxima seriedad, incluso abatimiento, y en solitario, sin jugadoras a su lado, se produjo la primera comparecencia pública de Montse Tomé tras la tormenta desatada a raíz de su primera convocatoria como seleccionadora femenina. Era un auténtico papelón para una entrenadora que tiene las horas contadas sin haberse estrenado todavía en partido oficial y se notó en el ambiente.

«Es algo que creo que se escapa de lo deportivo. Desde que empecé en el cargo y viendo esta situación excepcional trate de centrarme en lo deportivo, en lo que podía controlar, y eso pasaba por formar mi staff y analizar de qué manera podíamos preparar los partidos de Suecia y Suiza. A partir de ahí suceden cosas que controlan otras personas. Siento que ha podido haber un fallo en la comunicación pero hemos pretendido ayudar y estar con todas las jugadoras, con Jenni», explicó la seleccionadora en referencia a la situación de los últimos días, en los que ha reinado el caos en la federación y en la selección femenina.

«Todo lo que ha salido sobre las jugadoras y que no nos quieran yo no lo siento. Todos nos podemos equivocar pero cada uno en su área tiene que tratar de ser lo más profesional que pueda. Las jugadoras no están pasando por un buen momento, para nosotras no es el mejor inicio pero es lo que tenemos», respondió Montse Tomé en alusión a las informaciones que aseguran que las futbolistas campeonas del mundo no desean como seleccionadora a quien fuera ayudante del destituido Jorge Vilda.

La asturiana aguantó el tipo como pudo, consciente de encontrarse ante una situación insostenible, pues su etapa como seleccionadora tiene fecha de caducidad y la tensión con las futbolistas se corta con un cuchillo. «Esto no es un problema deportivo, sino que trasciende lo deportivo. Todo lo que sucedió tras la final fue algo grave. Hemos visto sufrir a Jenni y a las compañeras y eso está fuera de lo deportivo. Mi intención siempre fue auydar porque soy entrenadora pero me siento jugadora y sobre todo me siento persona», volvió a justificar.

Montse Tomé quiso matizar sus primeras declaraciones en el cargo, cuando el pasado lunes aseguró que había hablado con las jugadoras antes de diseñar su primera convocatoria, lo que se interpretó inicialmente como un acuerdo tácito con las internacionales para su regreso a la selección. «En esto no ha sido el fallo en la comunicación, sino en la interpretación. Me preguntaron si había hablado con las jugadoras, con algunas, y no con todas. No voy a decir con qué jugadoras he hablado ni lo que he hablado porque forma parte del secreto profesional y personal, que a mí no me gusta incumplir», aclaró en este sentido, antes de manifestar lo que ahora mismo, dada la postura de las futbolistas, parece un deseo más que una realidad: «Llevo poco tiempo en el puesto pero tengo confianza en el trabajo y ganas de que se solucione esto y de trabajar».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios