Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 13 de julio
Aitana Bonmati REUTERS
Aitana Bonmatí, una nueva corona para la reina del fútbol mundial
Mejor jugadora del año

Aitana Bonmatí, una nueva corona para la reina del fútbol mundial

La centrocampista del Barcelona completa con el The Best un año perfecto en el que nadie le discute el privilegio de ser la mejor

Isaac Asenjo

Madrid

Lunes, 15 de enero 2024, 11:09

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La conquista de la primera estrella universal de la España femenina de fútbol y la consagración de Aitana Bonmatí como reina del balompié de mujeres hicieron del último curso una lanzadera hacia la historia y un año mágico para la jugadora del Barça y campeona del mundo. La estrella de La Roja completó en Londres con el The Best un año perfecto en el que nadie le discute el privilegio de ser la mejor.

Tras la gloria del Mundial, Champions League, Liga, MVP de la UEFA y Balón de Oro, el reinado de la de Sant Pere de Ribes es indiscutible y engordó aún más su palmarés su palmarés con el prestigioso galardón que otorga la FIFA. La centrocampista catalana ha logrado en los últimos 12 meses los títulos más importantes que puede cosechar una futbolista y los reconocimientos individuales más valiosos del mundo. Bonmatí encabezó la votación por delante de las finalistas, su compatriota, Jenni Hermoso (Tigres de México) y la colombiana Linda Caicedo (Real Madrid).

Como ocurriera el pasado mes de octubre, la futbolista recogió el testigo de su compatriota Alexia Putellas, única que ha logrado el trofeo en dos ocasiones, haciéndolo de forma consecutiva en los dos últimos años, 2021 y 2022. El galardón, tercero que acumula el fútbol nacional femenino en las últimas tres galas, es el síntoma perfecto de la hegemonía que vive en la actualidad este deporte en nuestro país y que tras la conquista de la última Copa del Mundo el pasado verano ha elevado su popularidad además de impulsar un movimiento global contra el machismo.

«Ha sido un año que recordaré toda la vida. Este premio se lo debo a los equipos en los que juego y a todas mis compañeras. Estoy orgullosa de pertenecer a una generación de jugadoras que está cambiando las reglas del juego», dijo con una amplia sonrisa la futbolista tras recibir el trofeo.

La mejor jugadora del 2023 es, más allá de ser la piedra angular de la selección española y batuta en la medular del imbatible Barça femenino, una firme defensora de la sociedad igualitaria y simboliza una revolución moderna que no tiene marcha atrás. Que su primer apellido sea el de su madre ya dice mucho del carácter reivindicativo que recorre la sangre de la futbolista que pondrá en la noche de estrellas de la capital británica el broche de oro a una temporada exquisita. «Cuando nací, la norma decía que primero debía ir el del padre, y eso a los mios no les parecía bien, por lo que lucharon para cambiar esto. Ellos siempre han querido cambiar el mundo y la desigualdad que existe entre hombres y mujeres», cuenta en su autobiografía, 'Unidas somos más fuertes' la que según la BBC es una de las 100 mujeres más influyentes del mundo.

Rosa y Vicent, sus progenitores, chocaron con la legislación e iniciaron una espiral de contactos, denuncias y procesos hasta que consiguieron cambiar el contexto legal. A partir del año 2000, cuando la centrocampista tenía 16 meses la norma cambió, y con ella dio prioridad a un apellido que ahora es leyenda en la obra cumbre del fútbol femenino español. «Cuando acabas la carrera habrás ganado una serie de títulos y premios, pero saber que has podido hacer feliz o inspirar a mucha gente es de lo más bonito que te da este deporte. Tenemos una responsabilidad muy grande, y el hecho de que nos haya tocado a nosotras luchar por un deporte más igualitario nos permite dejar unas condiciones mejores tanto en el presente como de cara a todas las generaciones que vienen», reflexionó en Vogue recientemente.

«Aitana es una futbolista de la que estoy completamente enamorado de la manera como juega. Diría que és como el Iniesta del fútbol femenino. El actual equipo del Barça ha tenido un impacto increíble», dijo no hace mucho Pep Guardiola, uno de sus referentes.

Competitiva, ganadora y ambiciosa siempre tuvo claro que quería dedicarse al fútbol aunque en el colegio, rodeada de niños, muchos no aceptaran que jugara mejor que ellos. «Ahora es distinto, los chavales ven a mujeres en la tele jugando y ya lo ven de forma distinta, pero hasta hace poco no era así», lamenta la jugadora, que lleva el '14' a la espalda en el Barça por Johan Cruyff, y que cuenta que su familia, relacionada con movimientos independentistas, no era la clásica futbolera, así como ahonda en la falta de referentes femeninos cuando ella -con seis o siete años- empezó a darle patadas al balón. «Las niñas que juegan al fútbol saben que la cosa va en serio, cuando yo empecé no veía futuro, pero lo hay aunque aún queda mucho camino. Yo soy una privilegiada».

Bonmatí es una veterana a sus 25 años, y bien sabe que su nombre brilla con luz propia en la mejor versión de España y del Barça. La centrocampista catalana, flexitariana, fiel admiradora de Xavi Hernández y las combinaciones en espacios pequeños, vive un momento dulce en lo futbolístico y no hay muro que se le resista a la internacional. Un icono global que crece con el balón en los pies y como marca más allá de los terrenos de juego.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios