Enzo Loiodice manda en el centro del campo en un partido. / C7

Enzo Loiodice y Raúl Navas acuden al rescate para la cita contra el Lugo

El mediocentro y el central recuperarán sus puestos en el once inicial tras cumplir sanción federativa la jornada pasada en Zaragoza

Kevin Fontecha
KEVIN FONTECHA Las Palmas de Gran Canaria

Recupera efectivos García Pimienta para la batalla existencial de este sábado (20.00 horas) contra el Lugo. Y qué jugadores. Enzo Loiodice y Raúl Navas vuelven tras cumplir sanción federativa la jornada pasada, que se saldó con derrota ante el Zaragoza (2-1). Indispensables en las alineación del técnico catalán desde su llegada al banquillo amarillo, salvo sorpresa grosera se vestirán de corto y estarán entre los once elegidos.

Loiodice, que esta temporada definitivamente ha explotado y dado un paso al frente, es la brújula de la sala de máquinas de una Unión Deportiva que con el centrocampista francés en el campo gana en presencia y en fútbol. Creativo y también con el mono de trabajo a lomos siempre, Enzo es un valor seguro. Halagado ya en varias ocasiones por Pimienta, formará de inicio y saldrá en el trivote que presente el propio entrenador amarillo.

Más dudas habrá en los otros dos puestos del medio del campo. Con Mfulu superado en ocasiones, el otro día por ejemplo cargaba una tarjeta desde bien temprano, la recuperación de Fabio, que contra el Real Zaragoza ya sumó minutos, podría hacer temblar la credencial de Nuke.

Así, con la incertidumbre de quién será el pivote defensivo, cosa que también puede ser para Loiodice si Pimienta se atreve otra vez con Viera y Kirian como interiores, podría dibujarse la sala de máquinas isleña. No descarten tampoco al goleador Maikel Mesa, que en La Romareda se coló en la alineación y que espera poder repetir después de incluso ver portería e igualar el choque unos momentos.

Raúl Navas, entrenando. / udlp

Mientras, en la retaguardia, Navas volvería a formar pareja de músculo con Eric Curbelo. El andaluz, un fijo siempre que ha estado al cien por cien de sus capacidades físicas, es una cuna de experiencia y por arriba un fortín inexpugnable.

Todo hace indicar que Coco tendrá que esperar una nueva oportunidad luego de que ante el Zaragoza no pudiese exhibir una versión como la que ofreció en la Copa de África con Guinea Ecuatorial, cuando estuvo en boca de todos por su buen hacer.

Podría haber, y debería, alguna novedad más, que se irá perfilando en el transcurso de la semana y con el paso de los entrenamientos. Futbolistas como Álvaro Valles, Alberto Moleiro o Armando Sadiku esperan una oportunidad que consideran merecida por su trabajo diario y el cuestionado rendimiento de los jugadores con los que compiten por un puesto en el campo. Tampoco Peñaranda entiende su suplencia infinita y a la vista está que cuando le dan carrete en las segundas mitades la cosa parece que no va con él.