De Atilio Ley a Miguel Ángel Ramírez

30/06/2019

Dentro de ocho días se inaugurará la Ciudad Deportiva de la Unión Deportiva Las Palmas en Barranco Seco, complejo vanguardista y ya valorado en 40 millones de euros, el doble de su coste, y que supondrá el definitivo salto a la modernidad de la instalación que vio la luz en 1982 por empeño del dirigente Manuel Betancor.

ignacio s. acedo las palmas de gran canaria

Fue en 1982 cuando, tras años y años de empeños y gestiones encabezadas por el dirigente Manuel Betancor, Atilio Ley, ya al final de su mandato como presidente de la UD Las Palmas, inauguró las instalaciones del club en Barranco Seco. Un campo de césped natural y, en escalón inferior, una gran explanada en la que había espacio para dos superficies más, de tierra eso sí, constituían el valioso legado que se dejaba a futbolistas y generaciones posteriores del parte de la cúpula saliente. Entonces, aquella instalación supuso un salto cualitativo sin precedentes para la entidad, que carecía de un espacio propio y exclusivo para desarrollar los entrenamientos del primer equipo y el trabajo con la cantere. Durante décadas, Barranco Seco cubrió las necesidades logísticas de la entidad aunque el paso del tiempo demandó una mejora y actualización de sus prestaciones que ahora llega bajo el gobierno de Miguel Ángel Ramírez, que ha cumplido con la promesa realizada de situar a la UD en el siglo XXI. Un club que heredó con una deuda de 72 millones de euros y en Segunda B en 2005 disfruta, tres lustros después, de una salud económica que le ha permitido financiar con fondos propios una Ciudad Deportiva ya valorada en 40 millones de euros, el doble de su coste, lo que constituye un activo patrimonial que blinda el porvenir del escudo. Tres campos de fútbol (dos de césped natural y uno de hierba artificial), dos edificios dotados de las más modernas equipaciones, con áreas médicas, gimnasios, vestuarios, residencia, salas de reuniones y de atención a prensa y aficiones, entre otros usos, así como unos accesos a la altura de los tiempos.

En la UD de vanguardia se imponía la equiparación con otros clubes que ya disfrutaban de espacios de estas características. Y desde el próximo lunes 8 de julio será una realidad reluciente y que abre las puertas a un futuro de certezas y mayor expansión.