El exterior canadiense del Club Baloncesto Gran Canaria, Dylan Ennis, intenta superar al exterior del Coosur Real Betis Mike Torres. / acb photo / f. ruso

El Real Madrid vuelve a cruzarse en el camino del Granca por el Playoff

El combinado de Fisac depende de sí mismo tras la derrota del Murcia en la pista del cuadro de Laso ayer. La cita será este sábado (19.45 horas) en el Gran Canaria Arena

ÓLIVER SUÁREZ ARMAS Las Palmas de Gran Canaria

Tras naufragar en la pista de un Coosur Real Betis al alza -acumula seis victorias en las últimas siete jornadas-, el Club Baloncesto Gran Canaria desaprovechó la oportunidad de prácticamente certificar una nueva presencia en las eliminatorias por el entorchado de la Liga Endesa.

El combinado claretiano, que mandó en la primera parte en el Palacio de Deportes de San Pablo (39-45) y se vio superado en la segunda parte tras recibir 54 puntos (93-86), se jugará la clasificación para el Playoff en la última jornada de la máxima competición nacional, donde se verá las caras con el Real Madrid este sábado, a partir de las 19.45 horas, en el Gran Canaria Arena.

El cuadro que entrena Porfi Fisac afrontará una misión de altos vuelos como es tumbar a una escuadra de Pablo Laso que recuperó el pulso tras vivir su peor racha en un ciclo ganador, y ya acumula cinco victorias consecutivas en la competición doméstica.

De hecho, el Real Madrid vuelve a cruzarse en el camino claretiano para poder estar en las series por el cetro liguero. Y es que en el curso 2017-2018 los amarillos necesitaban imponerse al trasatlántico continental en el recinto de Siete Palmas para obtener el pase. El Gran Canaria que dirigía por entonces Luis Casimiro venció por 88-78 y, como recoge la historia, eliminó posteriormente al Valencia Basket en un cruce de cuartos que dio la posibilidad al club insular de clasificarse por primera vez para la Euroliga. Ahora toca repetir otra hazaña ante los blancos o, en caso de derrota, mirar a lo que hagan el UCAM Murcia y el Surne Bilbao Basket.

Una jugada a tres bandas

Precisamente, el Gran Canaria depende de sí mismo por la derrota del UCAM Murcia en la pista del Real Madrid ayer. Por ese motivo, los claretianos parten con ventaja en la tabla con respecto a sus perseguidores, si bien una derrota frente al Real Madrid obligaría a estar pendiente de los compromisos entre el UCAM Murcia y el Casademont Zaragoza y entre el Surne Bilbao Basket y el Coosur Real Betis.

En ese sentido, el cuadro bilbaíno que entrena Mumbrú sería el gran beneficiado en caso del que el Gran Canaria y el UCAM Murcia no saquen adelante sus partidos. Sin duda alguna, toca un sábado de transistores en un Arena que registrará un ambiente de gala para esta ocasión.