El entrenador del Club Baloncesto Gran Canaria, Jaka Lakovic, posa para CANARIAS7 antes de realizar la entrevista en el Gran Canaria Arena. / Cober Servicios

Jaka Lakovic: «Podemos llenar el Arena más de lo que hemos hecho hasta ahora»

El esloveno afronta su primer gran reto como preparador principal en la ACB. Exhibe preocupación, confianza e ilusión

Óliver Suárez Armas
ÓLIVER SUÁREZ ARMAS Las Palmas de Gran Canaria

–A falta de 17 días para el arranque de la fase regular de la Liga Endesa contra el Barça en el Gran Canaria Arena, ¿qué pasa por su cabeza? ¿Qué siente?

–Varias cosas. Primero siento que el equipo trabaja bien y tiene un gran esfuerzo para intentar hacer las cosas que queremos, pero, por otro lado, estoy un poco preocupado porque nos falta la mayoría de los jugadores del primer equipo. Tendremos muy poco tiempo para estar juntos antes de que todo empiece. Es una preocupación para mí, pero intentaremos hacerlo bien para empezar bien.

–Entre las ausencias de los internacionales Andrew Albicy, AJ Slaughter, Nicolás Brussino, Vitor Benite, Olek Balcerowski -más Víctor García- y, hasta hace poco, Khalifa Diop y los problemas físicos de Oliver Stevic, John Shurna y Ferran Bassas, tiene que ser un poco frustrante para un entrenador el día a día de esta pretemporada, ¿no?

–No diría frustrante porque los jugadores jóvenes del equipo LEB Plata están haciendo un gran esfuerzo y tienen una gran motivación para ayudar. Por eso, no es frustrante, me llena de motivación, pero sí que miras un poco adelante y te preocupa un poco cómo será el equipo cuando estemos todos juntos. Ahora mismo, diría que jugamos con el equipo de LEB Plata reforzado con dos o tres jugadores del primer equipo. Entonces, no puedes llegar a unas conclusiones reales y eso para mí es preocupante y será un hándicap para los últimos diez días.

–La realidad es que no dispondrá del plantel al completo hasta dentro de unos días. A falta de poder trabajar con todos, ¿está satisfecho con la plantilla confeccionada para este curso?

–Sí, estamos contentos con la plantilla confeccionada. La parte importante será que esta plantilla esté sana y sin problemas para poder construir en estos últimos diez días y también durante la temporada ir siempre a más con las menos lesiones posibles porque esto siempre es muy importante.

–¿Se quedará Jovan Kljajic o es momentáneo hasta que lleguen los internacionales?

–Por ahora está en la plantilla. Luego, cuando lleguen todos los jugadores del primer equipo, veremos cómo es su estatus. Si todos los jugadores están sanos y preparados para jugar, entonces las opciones para Jovan son más pequeñas.

–El Club Baloncesto Gran Canaria rescindió a Artem Pustovyi, Ilimane Diop y Dylan Ennis con contrato en vigor para esta campaña. ¿No tenían cabida en su propuesta o se encontró con las decisiones ya tomadas?

–Las decisiones las hemos tomado juntos cuando hemos hecho la plantilla. Los jugadores mencionados tenían contrato con unas opciones y hemos decidido ir en otra dirección porque creíamos que el año pasado le faltaba al equipo un cuatro. Hemos tomado decisiones respecto a eso para confeccionar una plantilla equilibrada y estamos contentos por ello.

Vídeo. cober

–Se han visto pinceladas de su metodología en los primeros amistosos. ¿Cuáles serán las líneas maestras de su proyecto?

–Se podría ver, pero es muy difícil hacer unas conclusiones fuertes de estos cuatro partidos porque realmente hemos jugado dos partidos con dos jugadores de la primera plantilla. Entonces, la propuesta se podría ver un poco, pero, si está bien o no, aunque creemos que está bien, se verá cuando lleguen todos los jugadores. Los jugadores llevarán el peso de las decisiones en el campo. Cuando todos estén aquí, veremos cómo encaja todo. A día de hoy, no hemos tenido el lujo de verlo aún, pero la propuesta sería jugar agresivo, intentar poner mucho el foco en defensa, jugar bien en defensa, ser un equipo que puede rebotear bien e intentar jugar rápido. También esto depende un poco de lo que el contrario te da, por lo que tienes que ser capaz de jugar rápido, pero también hacerlo cinco contra cinco.

–Como técnico, ¿en qué punto del camino cree que está para definir su filosofía de juego en ambos lados de la pista?

–Creo que tengo muchas cosas claras. Qué puede ser exitoso, qué idea tengo en ataque y qué me interesa conseguir en defensa. Pero claro, con cada jugador y cada equipo estás aprendiendo y avanzando. Quieres reinventar o mejorar. Este proceso nunca acaba hasta que terminas de entrenar porque siempre intentas mejorar. Si no lo haces así, estás perdido.

–Corríjame si me equivoco. Manejaba una oferta del Surne Bilbao Basket, donde ejerció con técnico ayudante de Carles Duran, actual entrenador del Joventut, e incluso dirigió cuatro partidos como entrenador jefe en el curso 2017-2018, hasta que el Gran Canaria entró en acción. Tras tres temporadas de crecimiento en la Bundesliga y en la EuroCup con el ratiopharm Ulm, ¿creyó que era el momento de dar un paso más en su carrera? ¿Qué le sedujo del Granca?

–Sí, teníamos conversaciones con el Bilbao, pero con el Granca también. Al final, decidí venir por el proyecto que presentaba y la ambición. También sentía que después de tres años en el Ulm tenía que dar un paso adelante tanto de competición como de motivación deportivamente. Creo que el Gran Canaria es un puesto donde he conseguido dar ese paso adelante.

–Pero no era ajeno al momento convulso por el que atravesaba la entidad a nivel institucional. ¿Dudó a la hora de tomar la decisión? ¿Aceptó manteniendo esa incertidumbre de qué se encontraría en la isla?

–De verdad que no he pensado mucho en ello. Siempre he pensado en la parte deportiva, donde me toca pensar a mí. Siempre con la máxima ambición. Siempre para hacer las cosas bien, siendo correctos y honestos para que todo tome el camino correcto.

cober

–¿Y qué entidad se ha encontrado para desempeñar su trabajo y a nivel de instalaciones?

–Bien, son instalaciones de primer nivel. La gente en el club es muy amable y dispuesta a ayudar en cualquier cosa que necesite y a los jugadores también. No tengo ninguna queja de los trabajadores. Estamos funcionando muy bien.

–¿Qué objetivos le ha marcado el club? ¿Y a nivel personal?

–Soy muy exigente conmigo mismo, con mis jugadores y siempre intentado ir al máximo. ¿Qué significa eso? Ser el mejor equipo posible en un momento dado, significa el siguiente partido, ahora queremos ganar en Tenerife en el siguiente partido. Luego en el primer partido en la ACB viene el Barça, pero queremos dar el máximo para ganar. ¿Objetivos? Nunca pongo objetivos a largo plazo, siempre lo hago a corto porque creo que el foco y la concentración del equipo y de los jugadores tiene que ser a corto plazo, a largo puedes perder el foco y eso puede influir en tu trabajo diario y en el juego en tu siguiente partido. Entonces, puede ser aburrido que un entrenador siempre diga que el objetivo es ganar el próximo partido, pero un objetivo del club sería intentar llegar a jugar la Copa del Rey después de años que no se juega y estar entre los ochos mejores al final para jugar por el título. En EuroCup, llegar en buena forma a las eliminatorias a partido único para competir con todos.

–Ahora tiene nuevo presidente. Entiendo que no se esperaba ese cambio por Enrique Moreno. ¿Qué le ha transmitido Sitapha Savané? ¿Qué le parece?

–Hemos estado juntos en el viaje a Menorca. Es muy positivo y participativo. Creo que es una persona muy inteligente, no solo hablando como exjugador, que también es una parte muy importante porque entiende qué está pasando en la pista y día a día aquí, pero es una persona con mucha educación y ambición también. A nivel extradeportivo, sabe lo que quiere hacer y con una mentalidad muy sana.

–Savané habla de unidad, ilusión e identidad como los pilares de su proyecto. Una afición que vuelva a creer en su equipo. Usted conquistó todo con el Barça en su etapa como jugador (2006-2011), pero mira que le costó ganar en el Centro Insular de Deportes (CID)... El reto pasa por volver a vivir esa comunión y que esto sea un fortín, ¿no?

–Me costó mucho (risas). Siempre recuerdo que los aficionados del Granca eran lo máximo. Solíamos venir a Gran Canaria con el mejor equipo de Europa en ese tiempo y era una cosa muy complicada. Recuerdo una afición muy cercana a su equipo, que apretaba mucho, pero eso era en un pabellón pequeño. Ahora está este que es muy grande y espero que se llene, que sería algo increíble. Pienso que es muy difícil llenarlo cada partido realmente. Creo que podemos llenarlo más de lo que hemos estado haciendo hasta ahora.

–¿Ha palpado en la calle que su llegada, unida a la de Sitapha Savané ahora, despierta ilusión en la gente?

–Eso espero. A veces encuentro gente por la calle que me habla y me transmite su ilusión, me dice que lo vamos a hacer bien. Mucho positivismo que me llena de orgullo primero, pero después con mucha motivación que te dan. Te sientes bien realmente. Espero que juntos lo podamos conseguir.

–Usted es exjugador del Barca y empezó su andadura como entrenador de ayudante en el filial azulgrana en el curso 2016-2017. El hecho de empezar la competición contra el cuadro de Jasikevicius, ¿es ilusionante, un marrón o no le da tiempo de pensar en eso al tener tres compromisos -Barça, Unicaja y Casademont Zaragoza- en esa primera semana de competición?

–Ya no lo veo como un ex del Barça, ya lo veo como entrenador del Gran Canaria. Entonces, es un inicio muy motivante, pero, al mismo tiempo, muy complicado. El primer partido lo jugamos contra un equipo que va a aspirar al máximo en todas las competiciones, luego contra un Málaga que ha hecho un equipo en un esfuerzo económico muy grande y que darán un paso adelante todos porque jugarán la fase previa de la Champions antes de empezar la Liga. Estarán en una forma competitiva antes que todos. Son dos partidos complicados y esperamos recuperar gente del primer equipo a finales de esta semana. No es fácil, pero estamos con la máxima motivación y exigencia para hacerlo de la mejor manera que podamos. Esperamos que después de hacerlo bien los resultados acompañen.

cober

–Entiendo que como entrenador es egoísta por las muchas ausencias que tiene del primer equipo y le gustaría que Olek Balcerowski ya estuviera trabajando con el grupo, pero lo cierto es que está ofreciendo un nivel excepcional con Polonia en el Eurobasket. ¿Cómo lo está viendo con su selección? ¿Refuerza la idea de apostar por Khalifa Diop y él en la pintura claretiana esta temporada?

–Olek ha hecho un gran Eurobasket. Cada semana hablo con su entrenador en Polonia y me dice que ha hecho un esfuerzo grande. No solo en el Eurobasket sino antes porque se puso en buena forma física, perdió diez kilos. Está jugando muy bien, con confianza y también con mucha tranquilidad. No se ven acciones precipitadas. Lo está haciendo realmente bien y AJ -Slaughter- también. Como dices, quiero que lo hagan lo mejor posible, pero por mi parte soy egoísta y quiero que vengan ya. Pero bueno, serán dos días antes o dos días después. El factor de confianza de llegar bien significa mucho también.

–La continuidad de Khalifa Diop es una de las grandes noticias de este verano para el club amarillo. Hace unos días, él se mostró encantado con sus primeros días de trabajo con usted. ¿Qué destaca del otro interior canterano?

–Espero que dé grandes pasos adelante en su carrera. Todos estuvimos orgullosos cuando decidió que quería quedarse aquí porque es su casa y la afición le trata como uno de ellos. Esto nos alegra mucho y, además, cada día la información que se le da es como una esponja y la transforma en la pista. Eso para un entrenador es una cosa que puedes tener, Khalifa es un chico especial, que absorbe información y la transforma en la pista. Por eso, tanta mejora en poco tiempo y esperamos que esta mejora vaya siempre a más.

–Su etapa en la Bundesliga coincidió con la mejor del Alba Berlín de Himar Ojeda, Aíto -hasta el pasado año-, Israel González o Carlos Frade, entre otros. Todos con pasado en el Granca. ¿Qué opina de ese proyecto?

–Desde la llegada de Aíto han puesto una filosofía dentro del club que la han seguido todos estos años y ha dado muchos resultados. Podemos decir que el Bayern ha invertido más dinero, pero la filosofía y el trabajo a largo plazo han dado bastante resultado. Podemos decir que el Alba vive su mejor momento. Esta filosofía les otorga ese empujón para seguir con el piloto automático. Están haciendo un muy buen trabajo.

–Precisamente, llamó a Himar Ojeda para saber dónde venía. ¿Fue una llamada de preocupación o más de conocimiento?

–Más de conocimiento. Himar me habló muy bien del club, de la isla, de la gente... Me ayudó mucho a tomar la decisión.