Ilimane Diop machaca en el partido ante el Breogán. / acb Photo - C Castro

Ilimane Diop no encuentra la continuidad que buscaba en el Granca

El experimento de reubicar a la torre senegalesa en la posición de 'cuatro' no funciona y su rol en el combinado claretiano es cada vez más residual

ÓLIVER SUÁREZ ARMAS Las Palmas de Gran Canaria

Una pieza que no termina de encajar. Ilimane Diop abandonó el Bitci Baskonia tras 11 temporadas con destino al Club Baloncesto Gran Canaria en la búsqueda de una regularidad y de un rol del que pocas veces gozó en Vitoria-Gasteiz.

Sin embargo, la torre senegalesa e internacional con España, de 26 años y 2.10 metros de altura, no está encontrando la continuidad que perseguía y, mucho menos, se está adaptando al experimento claretiano de reubicarlo en la posición de cuatro. El rol del jugador de Medina Gounass-Guediawaye, que llegó con 16 años a un combinado baskonista en el que disputó 451 encuentros oficiales, convirtiéndose en el tercer jugador con más partidos en la historia del club y el primero en la Euroliga, y presumiendo de haber logrado la ACB 2019-2020, es cada vez más residual a las órdenes de Porfi Fisac.

Precisamente, el preparador segoviano se refirió a Ilimane, quien promedia 3.5 puntos y 2.9 rebotes en 12 minutos de media en la ACB y 4.5 puntos y 2.4 rebotes en 13 minutos en la EuroCup, en su última comparecencia ante los medios de comunicación.

« Creo que Ilimane tiene que jugar a otro nivel. No está jugando fino en muchos sentidos. Es un chico que tiene una actitud y una disposición en el día a día, es muy difícil criticar a Ilimane Diop porque es ejemplar. Lleva muchos años que con poco parece que ha hecho mucho», argumentó Fisac, al tiempo que agregó que «todavía no ha cogido ese rol de tener que dar un paso hacia adelante en cuanto a tranquilidad, a leer el baloncesto o a sacar beneficios de lo que tiene. Esto le está costando más de lo normal. No es solo un problema de él, lo es también del entrenador que lo pone a jugar».