Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 14 de abril
El director de juego del Monbus Obradoiro y excapitán del Herbalife Gran Canaria, Albert Oliver, dirige un ataque santiagués. ACB PHOTO / A. BAÚLDE
«No me gusta ver al Granca en esta situación, espero que vaya para arriba»

«No me gusta ver al Granca en esta situación, espero que vaya para arriba»

El excapitán claretiano Albert Oliver dirige a un cuadro gallego que aterrizará el domingo en Gran Canaria en un dulce momento de juego.

Óliver Suárez Armas

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 22 de octubre 2020, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Una leyenda vuelve a casa. Albert Oliver, de 42 años y que esta semana cumplió 23 años en la élite nacional, se medirá al Herbalife Gran Canaria este domingo (12.00 horas) en el Arena.

-Firmó dos meses con el Monbus Obradoiro y está jugando bastante. ¿Cómo se encuentra en un equipo que ocupa la sexta posición con un balance de cuatro victorias y dos derrotas?

-Me encuentro bien porque creo que el equipo está compitiendo muy bien y llevamos cuatro victorias en seis partidos. Creo que lo que estamos trabajando en la pista se ve en los partidos. A nivel personal cada día me encuentro mejor físicamente porque estuve seis meses sin competir, hice la pretemporada con el Granca y tuve la suerte de entrenar con ellos, pero no es lo mismo cuando te pones a competir. Estoy contento porque estamos ganando y estamos jugando bien, pero sé que aún puedo jugar mucho mejor de lo que lo he hecho hasta ahora, ayudar más al equipo cuando estoy en la pista y nada más. He ido cogiendo la forma poco a poco, estoy mucho mejor que hace tres o cuatro semanas físicamente y en ritmo de partidos.

LA PRETEMPORADA EN LA ISLA: «Se veía muy buena química en los entrenamientos. Sorprende un poco que estén tan abajo» REGRESO AL ARENA: «No será lo mismo sin público, pero espero estar bien y, sobre todo, volver con victoria»

-Aterrizó en Santiago de Compostela para suplir al base turco Kartal Ozmizrak, lesionado en pretemporada. ¿Ya le han planteado continuar cuando se cumpla ese periodo de tiempo o prefiere ir poco a poco?

-Tengo dos meses aquí y después el club puede decidir el futuro y eso. Me planteo el día a día, hacer buenos entrenos y nada más.

-Se ha adaptado rápidamente a la filosofía de Moncho Fernández en un Obradoiro que también cambia muchas piezas cada campaña, destacando el pívot lituano Laurynas Birutis, quien recibió el premio de MVP en septiembre, o Kassius Robertson, entre otros. Se ha formado un buen equipo, ¿no?

-Pienso que sí. El club ha fichado muy bien y después cómo trabajamos en el día a día, pienso que estamos haciendo las cosas muy bien y, a día de hoy, se está reflejando en los partidos cómo estamos trabajando. Estamos muy serios, con disciplina, centrados en todos los detalles y se está viendo. Creo que tenemos un muy buen grupo y, como digo, trabajamos muy bien en el día a día, que eso es importante.

-¿Qué destaca de un técnico con diez cursos en ese club?

-Es un entrenador que cuida mucho los detalles, cada cosa quiere que se haga perfecto, hasta cualquier mínimo detalle en 5x0, y cuida mucho la forma en la que quiere que juegue el equipo. Este año está jugando más bloqueo directo, que otros años era un equipo que lo jugaba poco, y tanto el año pasado como este lo está haciendo más. Creo que, al final, una vez estás dentro ves porque todos los años le ha ido bien la cosa. Este año parece que tenemos un poco más de talento por los jugadores fichados y espero que sigamos en esta línea.

-El Herbalife es todo lo contrario a ustedes a estas alturas de la temporada en cuanto a resultados, dinámicas o sensaciones. ¿Cómo lo está viendo con el balance de 1-5 en la ACB?

-Le está costando mucho en la Liga Endesa sobre todo. Le ganaron el primer partido al Bilbao en la prórroga y después no ha hecho unos buenos partidos. Seguramente estuvo mucho mejor ante el Unicaja en el último, es verdad que a lo mejor no estuvo acertado o con feeling, pero sí que estuvo compitiendo y sin perder la cara al partido, algo que quizás sí le ha había pasado en otros partidos, como en Burgos. En la EuroCup está obteniendo mejores resultados y compitiendo mejor, pero sí que es un equipo que tiene talento, buenos jugadores y un buen entrenador. Hice la pretemporada con ellos y se veía muy buena química en los entrenamientos. Sorprende un poco que estén tan abajo, pero seguro que acabarán saliendo de donde están.

-¿Se esperaba este inicio liguero con derrotas tan contundentes?

-No. Estuve unas tres semanas y, por suerte, estaba en el día a día. Veía que trabajaban bien y durante tiempo con entrenos largos, y se veía muy buena química entre todos, entrenadores y compañeros, por lo que pensaba que iban a empezar mejor, pero ya se sabe cómo va esto. Una derrota te puede hacer cambiar todo, seguramente la derrota en Burgos fue un palo duro y luego en Zaragoza también. A veces te entran las dudas porque me gustaron mucho en los entrenamientos y en los partidos amistosos jugaron a un buen nivel en muchos. a veces las derrotas te quitan la confianza, te entran las dudas y cambia la cosa. Creo que la dinámica cambiará, espero que vayan para arriba porque no me gusta verlos en esas situación en la Liga Endesa, pero espero que sea a partir del domingo que viene.

-No pudo volver al Arena con el Coosur Real Betis el pasado curso porque se paró la fase regular por la covid-19 y sí lo hará este domingo, pero sin público. ¿Será una sensación extraña a pesar de volver a casa?

-Sí, será extraño porque no tiene nada que ver con o sin público. Será la primera vez que juegue en Gran Canaria y sí será extraño, pero llevo muchos años compitiendo y me ha pasado con otros equipos, aunque es verdad que el Granca es en el que he estado más años, más a gusto y he conseguido los mejores éxitos deportivos y personales, la familia está allí y será especial seguro. No será lo mismo sin público, pero espero estar bien, estar mejor que en los últimos partidos y, sobre todo, volver con victoria. Ojalá que después el Granca tire para arriba.

-Estuvo seis cursos en la isla y vivió la etapa más exitosa claretiana con un título, finales o la Euroliga y alguna en la que no se lograron los objetivos. Ahora está todo revuelto. ¿Qué análisis hace desde fuera?

-Es difícil analizarlo porque no sabes exactamente qué pasa en el club y en el equipo. Nuestro último año fue muy duro por la Euroliga, el pasado pasó lo que pasó sin entrar en la Copa del Rey y la Liga se acabó antes cuando parecía que iban para arriba. Al final, entraron entre los 12, pero no entre los ocho, aunque con un partido menos. No sé, esta temporada parecía que iban a empezar bien, a todo el mundo le gustaba el fichaje del entrenador, la plantilla que habían hecho y parecía un equipo muy competitivo, pero no se están dando los resultados. No puedo decir mucho más, sí que estos años no han sido como la gente quiere y a todos los que queremos el club nos gustaría, pero es cierto que el nivel de la Liga Endesa ha subido respecto a otros años. En los últimos tres, cuatro o cinco años, el nivel ha subido, con los descensos que antes no se producían y ahora sí, los equipos se refuerzan mucho más, pero sí que el Gran Canaria tiene nivel para estar entre los ochos primeros.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios