Borrar
Nicolás Brussino. acb Photo / M. Pozo

El Dreamland Gran Canaria acarició la gesta en el Martín Carpena (80-77)

Liga Endesa ·

El combinado claretiano tuvo al potente Unicaja contra las cuerdas, pero se quedó a las puertas de dar otro golpe sobre la mesa

Óliver Suárez Armas

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 13 de enero 2024, 16:25

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Dreamland Gran Canaria, que dispuso de su quinteto inicial habitual con Andrew Albicy, AJ Slaughter, Nicolás Brussino, John Shurna y Ethan Happ, quiso imponer su ritmo desde el descorche de una cita de altos vuelos en el exigente José María Martín Carpena de Málaga, intentando rebotear y defender con intensidad -dos recuperaciones- para acelerar (4-6, min. 3).

A falta de acierto tanto en el combinado claretiano -cuatro victorias consecutivas en la fase regular de la Liga Endesa- como en el Unicaja -13 seguidas-, el interior norteamericano Ethan Happ -seis puntos- se hacía grande en la pintura para prolongar su gran momento de forma y de importancia en la estructura de Jaka Lakovic.

Dos triples consecutivos de Shurna y la contundencia de Happ -ocho puntos con 4/4 en tiros de dos- impulsaron a una escuadra amarilla con ritmo, acierto e intenso en defensa (9-14, min. 6).

Sin embargo, el plantel de Ibon Navarro elevó el esfuerzo defensivo para poder correr y voltear el marcador tras un parcial de 8-0 (17-16).

El preparador esloveno movía las piezas para intentar recuperar la concentración -cuatro pérdidas- y la clarividencia en la toma de decisiones, pero no daba con la tecla en la recta final del primer acto.

Taylor se sumaba al arsenal de un Unicaja que estaba más sólido y demoledor, tras un parcial que ya era de 13-0 en los últimos cuatro minutos (22-16).

Dominio de la apisonadora de Navarro

El Unicaja mantuvo el guion, arrollando después de despertar en defensa y, sin un Dreamland Gran Canaria con la misma intensidad que su rival, obtener la máxima renta del duelo (28-18), obligando a Jaka Lakovic a solicitar tiempo muerto con menos de dos minutos disputados del segundo periodo.

El Unicaja se imponía en todos los duelos individuales y el Dreamland Gran Canaria extrañaba una mayor aportación de sus piezas capitales. Solo Happ y Shurna facturaban en un momento complicado y de muchas dudas, siendo superado en rebotes, en recuperaciones y con más pérdidas (33-22, min. 14).

AJ Slaughter irrumpió desde el exterior para oxigenar y lanzar un mensaje de optimismo en pleno ciclón local, aunque el Unicaja mostraba sus armas en ambos lados de la pista para imponer su ley, con diez jugadores que habían anotado ya (38-25).

Ethan Happ
Ethan Happ acb Photo / M. Pozo

Happ -15 puntos- y Brussino alimentaron la esperanza de un Granca con menos argumentos que en las citas anteriores que le dieron la oportunidad -merecida- de ser cabeza de serie en la Copa del Rey (38-30).

El bloque claretiano perseguía apretar el electrónico antes del descanso y lo consiguió merced a mejorar en defensa y aprovechar sus oportunidades en ataque (40-32).

No era mal escenario tras la poca aportación ofensiva de los francotiradores Slaughter y Brussino -cinco puntos entre ambos-, el poco acierto exterior -tres de 14 en triples- o las ocho pérdidas de balón.

Defensa y acierto para crecer y creer

Tras el paso por los vestuarios, el Dreamland Gran Canaria comenzó enchufado en ambos lados de la pista para dar guerra y soñar con conquistar el Martín Carpena tras un parcial de 5-14 (45-46, min. 25).

El liderazgo de Albicy, la intendencia de Happ, la actividad de Kljajic y el acierto exterior de Shurna -11 puntos con tres triples- enmudecieron el fortín malacitano y obligaron a Ibon Navarro a frenar la reacción insular.

El guion varió en un choque de trenes entre dos cabezas de serie para el torneo copero. Bassas tomaba el testigo de Albicy y convertía un 2+1 para alargar el mejor momento amarillo (49-51).

La segunda unidad del Dreamland Gran Canaria buscaba conservar la intensidad defensiva y el acierto en ataque, pero costaba un mundo en la recta final (57-53).

Bassas facturó una falta antideportiva señalada a Osetkowski para entrar con moral y ambición -anotó 27 puntos- en el último acto tras un final enrarecido (59-59).

AJ Slaughter.
AJ Slaughter. ACB Photo

La batalla se calentó a falta de diez minutos. Thomas y Perry subieron una velocidad y, además, los decibelios en el Martín Carpena (69-63).

Lakovic devolvió a su primera unidad a la pista y Happ -seis puntos seguidos- y Shurna -16 puntos- asumieron galones en busca de la gesta (71-72, min. 36).

El partido se revolucionó y el Dreamland Gran Canaria perdió el control, mostrándose precipitado y desacertado para quedarse a las puertas de dar un golpe sobre la mesa en Málaga.

Brussino firmó un 2+1 para poner las tablas a poco más de un minuto por jugarse (77-77), pero el talento de Taylor -16 puntos- decidió en una batalla competida de poder a poder (80-77).

Ficha técnica:

80- Unicaja (22+18+22+21): Perry (14), Kalinoski (3), Djedovic (9), Ejim (6), Kravish (4) -quinteto inicial- Thomas (6), Díaz (7), Carter (1), Taylor (16), Augusto Lima (2), Osetkowski (7), Sima (5).

77- Gran Canaria (26+16+27+18): Albicy (7), Slaughter (5), Brussino (9), Shurna (16), Happ (23) -quinteto inicial- Bassas (9), Pelos (4), Landesberg (0), Lammers (2), Kljajic (2), Prkacin (0), Salvó (0).

Árbitros: Antonio Conde, Iyán González y Vicente Martínez.

Incidencias: partido correspondiente a la Jornada 18 de la Liga Endesa disputado en el Pabellón José María Martín Carpena ante 10.513 espectadores.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios