El pívot estadounidense del Barça, Brandon Davies, ante el senegalés de Gran Canaria, Khalifa Diop. / EFE

El Gran Canaria acaricia la hazaña (86-88)

El combinado claretiano tuvo al Barça contra las cuerdas y dispuso de opciones para ganar, pero Higgins decidió sobre la bocina en el Arena. El vigente campeón pasa a semifinales

Óliver Suárez Armas
ÓLIVER SUÁREZ ARMAS Las Palmas de Gran Canaria

El Gran Canaria, que salió de inicio con Andrew Albicy, AJ Slaughter, Nicolás Brussino, John Shurna y Khalifa Diop, mostró ambición en ambos lados de la pista desde los primeros compases del encuentro para pelear sus opciones de forzar el tercer partido de la serie de cuartos, con una torre senegalesa imperial en la pintura -nueve puntos y dos rebotes- (12-8, min. 5).

El combinado de Porfi Fisac, con un ritmo alto para poder correr -cuatro asistencias- y con el candado en su aro para controlar el rebote -diez- y no permitir segundas opciones, aguantaba el pulso a un Barça que pretendía cerrar la eliminatoria por la vía rápida, pero, al igual que en el primer asalto en el Palau Blaugrana, los amarillos querían guerra ante el vigente campeón y el líder de la fase regular (16-11).

Sin acierto exterior por parte del ambos conjuntos -16% para cada uno-, el Granca ofrecía clarividencia en la toma de decisiones y contundencia en la zona -60% de acierto en tiros de dos- para dominar al término del primer cuarto (18-15).

Balcerowski amplió el sueño amarillo ante el delirio del Gran Canaria Arena (20-15), pero el plantel de Jasikevicius, con el prometedor Jokubaitis a los mandos, mejoró en la dirección y encontró soluciones en la pintura para voltear el marcador (24-28). Pero el Granca estaba enchufado, con Chery crecido en el Playoff, Ennis ametrallando desde el exterior y Khalifa Diop -15 puntos y tres rebotes al descanso- mandando en las alturas (34-30, min. 15).

Los claretianos no levantaban el pie del acelerador, exhibiendo un nivel de ideas superlativo a nivel colectivo (42-36). La versión más coral se gustaba ante el Barça. Albicy guiaba y Shurna y Brussino ejecutaban para soñar al descanso con la machada (46-41).

Tras el paso por los vestuarios, los pupilos de Fisac prosiguieron enchufados, con Albicy y Slaughter entonados en la dirección y Shurna castigando a campo abierto, obligando a Jasikevicius a frenar el ciclón claretiano (50-41).

Modo ambición

Pustovyi tomaba el testigo para ejecutar en la pintura y colocar la máxima renta en un recinto de Siete Palmas en ebullición (54-44, min. 23).

Mirotic y Higgins sostenían a un cuadro azulgrana contra las cuerdas, pero también las decisiones arbitrales muy cuestionadas, que propiciaron dinamitar la ventaja del Granca en menos de un minuto (54-53).

El dominio local se esfumó justo en sus mejores minutos, viendo frenado su ritmo endiablado por los contactos que ahora no perdonaba el trío arbitral. El Granca aguantaba el golpe (60-55), pero dos triples consecutivos de Laprovittola y Mirotic, unido a la precipitación insular, otorgaron el mando a la escuadra visitante (60-63).

Ennis encendió el Arena con un triple sobre la bocina para entrar por delante en el último acto. Restaban diez minutos para soñar (66-63). Salvó se unió a la fiesta con otro triples para aumentar los decibelios en el Arena (69-63) y llegó otro de Ennis desde Canadá (72-65).

El Granca se divertía, Chery quería más fiesta y Stevic agigantaba su presencia en la zona, firmando un parcial de 16-3 (76-66). Jasikevicius no daba con la tecla, pero emergieron las piezas capitales para empatar el duelo a 78 puntos en un suspiro, motivado por su nivel de acierto y el apagón claretiano.

Slaughter y Shurna salieron al rescate en un final de infarto (81-80, min. 38). Un Granca con honor y orgullo para creer hasta el final. Sin Ennis ni Chery en la pista en el último tramo, los dos líder de un parcial demoledor favorable al Granca, el Barça jugó mejor sus bazas, que son muchas y variadas, para imponer su ley y acariciar cerrar la serie (81-84).

Fisac se acordó del exterior canadiense y este apretó el electrónico a falta de 18 segundos (83-84), pero Mirotic no perdonó desde la línea de tiros libres (83-86). La misión parecía finiquitada, pero Ennis convirtió un triple a tablero que puso en pie el Arena (86-86). Quedaban cuatro segundos y, a pesar de la buena defensa de Ennis, Higgins anotó sobre la bocina para el final más cruel (86-88).

El Granca compitió en los dos encuentros y quizás ofreció argumentos para tumbar a su rival, pero se quedó en la orilla de la proeza. Concluye la decimoctava presencia claretiana en el Playoff con la cabeza alta.