Contratiempo para el Gran Canaria: Eriksson pasará por el quirófano

14/08/2018

El alero sueco sufre una lesión en el menisco interno de la rodilla derecha y este martes será intervenido en el hospital Asepeyo Sant Cugat de Barcelona. Se espera que esté listo para el arranque liguero

El Herbalife Gran Canaria pierde a su francotirador internacional sueco para la etapa de preparación de la exigente temporada 2018-2019 en la Liga Endesa y en la Eurocopa.

Un contratiempo mayúsculo para el nuevo proyecto de Salva Maldonado tras informar ayer la entidad claretiana de que Marcus Eriksson sufre una lesión en el menisco izquierdo de la rodilla derecha y será intervenido hoy en el hospital Asepeyo Sant Cugat de Barcelona.

El alero de Uppsala, que promedió 11.2 puntos (43% de acierto desde la línea de 6,75) y 9.4 de valoración en la competición doméstica y 15.4 puntos (con un 54.9% de acierto en triples) y 12.7 créditos de valoración en la pasada edición de la Eurocopa, disputó los últimos meses del pasado ejercicio con molestias en la citada rodilla, según comunicó el Club Baloncesto Gran Canaria el pasado 14 de junio, añadiendo que se sometió a las pruebas pertinentes y que, tras iniciar su tratamiento, su regreso a la actividad física estaba a expensas de la evolución.

Sin embargo, el club informó ayer de que esta no ha sido la esperada y, debido a las persistentes molestias, se decidió la intervención del escandinavo.

Sin fortuna. Marcus Eriksson se perdió dos meses de competición el pasado curso tras sufrir una fractura en el hueso grande de su muñeca derecha, cuando disputaba un compromiso de la segunda ventana FIBA de clasificación para la Copa de Mundo de 2019 con Suecia.

Eriksson retornó a la dinámica claretiana en la recta final de la temporada y contribuyó en la histórica clasificación para la Euroliga por primera vez.