Rudy Fernández (i), emocionado ante sus compañeros. / Tobias SCHWARZ / AFP

Eurobasket / Final

Rudy: «Es la medalla más especial»

«Capitanear a este equipo ha sido un privilegio y un orgullo, siempre han trabajado con humildad, se lo merecen», señaló el capitán de la selección española, emocionado por el recuerdo de su padre y ataviado con una camiseta de Sergio Llull

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉS Madrid

Rudy Fernández era un hombre feliz sobre el parqué del Mercedes Benz Arena de Berlín. Lo ha ganado prácticamente todo en su carrera, ha jugado en la NBA, ha acumulado un sinfín de títulos con el Real Madrid de Pablo Laso y ha formado parte de la generación dorada de la selección española de baloncesto, pero nunca imaginó que como capitán guiaría a una nueva camada de jóvenes jugadores, aún inexpertos la mayoría, a uno de los oros más inesperados que se recuerdan.

«Si ya no tenía palabras en octavos, imagínate ahora después de haber ganado el título. Es un grupo especial e increíble, siempre ha creído desde que empezó la concentración, orgulloso de ellos», expresó el jugador con más peso en esta España campeona del Eurobasket, poco después de levantar el cuarto título continental de la historia del baloncesto español.

«Capitanear a este equipo ha sido un privilegio y un orgullo, siempre han trabajado con humildad, se lo merecen», añadió a continuación, visiblemente emocionado y con el corazón henchido de orgullo por la memorable actuación de un conjunto que viajó a Georgia para disputar la primera fase del campeonato envuelto en las dudas y que ya en Berlín para la fase final las ha ido disipando una a una.

«A veces te da esa recompensa y la mayor recompensa ha sido esta», reflexionó el jugador que más veces ha vestido la camiseta de España, consciente de lo fácil que parece el triunfo una vez conquistado pero sobre todo de lo difícil que resulta en realidad alcanzarlo.

El mallorquín tenía una razón especial para motivarse en este torneo y a ella se refirió al borde de las lágrimas: «Me falta mi gran pilar, que es mi padre, y sé que nos ha echado una mano desde arriba». Finalmente, también recordó Rudy a Sergio Llull, su gran compañero de batallas en la selección española y el Real Madrid, ausente en el Eurobasket por una lesión. «Parte de esta medalla es suya», aseguró ataviado con la camiseta del menorquín.