Borrar
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, alza la copa de campeones de la Euroliga junto al presidente del Real Madrid, Florentino Pérez. Efe
El caso Vinicius ensombrece el baño de masas del Real Madrid por la undécima

El caso Vinicius ensombrece el baño de masas del Real Madrid por la undécima

Al acto de celebración por la épica Euroliga cosechada ante el Olympiacos le quitó algo de protagonismo la última polémica racista, a la que Florentino Pérez e Isabel Díaz Ayuso hicieron mención

I. A

Martes, 23 de mayo 2023, 14:05

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Real Madrid se dio un baño de masas algo ensombrecido por el caso Vinicius en la celebración de la undécima Euroliga de baloncesto. La entidad madridista se reunió para festejar junto a los aficionados que se acercaron al centro neurálgico de la capital española el título conquistado el pasado fin de semana en Kaunas ante el Olympiacos griego. Al acto le quitó algo de protagonismo la última polémica racista contra Vinicius, ya que tanto el presidente del club, Florentino Pérez, como la presidenta de la Comunidad de Madrid, tuvieron palabras en sus discursos para este asunto.

«Quiero dejar muy claro y anunciar que el Real Madrid no va tolerar más incidentes e insultos racistas contra ninguno de nuestros jugadores», explicó el dirigente, que ahondó en que es esencial cambiar radicalmente la estructura arbitral, para que nunca se pueda hacer responsable del delito a la víctima, «como está ocurriendo». Fueron las primeras palabras públicas del presidente del club, que este lunes se reunió de urgencia con Vinicius. Lo hizo delante de Díaz Ayuso, que sobre la controversia de Mestalla, quiso dejar claro que «al margen de conductas que sí son racistas, España no lo es».

Todos ellos estuvieron en el edificio de la Comunidad de Madrid, que acogió la épica Euroliga lograda por el equipo de Chus Mateo el pasado domingo en una final de infarto frente a los helenos. En el acto se sucedieron distintos discursos, pero uno de los más destacados fue el del MVP de la competición, Edy Tavares. El caboverdiano hizo, una vez más, de capitán general para ofrecer un emotivo discurso a todos los aficionados madridistas que observaban a sus ídolos en el balcón del Ayuntamiento.

Allí también estuvo presente el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que como los otros dirigentes censuró los gritos racistas sufridos por Vinicius hace dos días en Mestalla, y declaró que «una institución modélica» como el Real Madrid «no debe soportar esos comportamientos» y el club blanco tiene «toda la solidaridad de la ciudad». «Es una victoria que hace historia. Sois el símbolo de esta ciudad y estamos orgullosos de lo que habéis conseguido y la épica que ha rodeado la consecución del título será recordada», manifestó ya en referencia al título logrado por el equipo de baloncesto.

Aprovechando la visita de la sección de baloncesto, la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, recibió a los jugadores vestida con la elástica de Vinicius y el número 20 a la espalda.

Chus Mateo ofrece el éxito a la afición

El triunfo ante los griegos tuvo el sello de Sergio Llull, protagonista como no podía ser de otra manera en este día de festejos por distintas zonas de la capital. El propio capitán llevó en sus brazos el trofeo logrado y la afición congregada en la Casa de Correos enloquecía.

El autor de la canasta inverosímil a tres segundos del final en Kaunas enseñó a la prensa el título y posó a su vez con el presidente del club, Florentino Perez, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Todos los jugadores fueron saliendo del autobús blanco y saludaron a los aficionados que se congregaron en la zona, pero cuando lo hizo Tavares los fans vitorearon al 'MVP' de la Final Four.

Sergio Llull resaltó, al igual que Ayuso, la actitud del Madrid siempre que compite. «Ha sido un año muy complicado. El play-off se nos puso muy cuesta arriba, pero no podía ser otro que el Real Madrid el que lo hiciera. Hemos hecho una demostración más de lo que es esta camiseta, de no rendirse nunca y de no bajar los brazos», dijo el jugador. Por su parte, Chus Mateo ofreció el éxito a la afición. «Hay mucho trabajo detrás de este título, pero no sólo mío. Todo el cuerpo técnico y, sobre todo, los chicos han estado magníficos. Han trabajado al máximo desde el mes de septiembre para conseguir esto. A veces se consigue, a veces no, pero bueno esto refrenda el trabajo, desde luego», dijo el técnico blanco, que pasó a lo largo de la temporada de tener pie y medio fuera del Real Madrid a hacer historia en el conjunto blanco.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios