Baloncesto / Liga Endesa

Incertidumbre ante los plazos incumplidos para el relevo

29/07/2017

El Gran Canaria continúa descabezado tras no concretar aún la llegada de un presidente para suplir a Miguelo Betancor, quien presentó la dimisión el 31 de mayo. El Consejo de Administración designó a Óliver Armas de forma interina con el propósito de llevar a cabo un nombramiento a finales de julio.

Sin noticias en la cúpula de la entidad claretiana. Casi dos meses después de la dimisión del exárbitro internacional Miguelo Betancor «por motivos personales y la falta de ilusión, motivación y ganas» para proseguir ocupando el puesto de máximo dirigente del club, tras dos campañas exitosas a nivel deportivo con la conquista de la Supercopa y la disputa de una final de la Copa del Rey, el Club Baloncesto Gran Canaria no ha concretado todavía las opciones con las que cuenta sobre la mesa y la situación se está dilatando más de lo esperado, e incluso deseado, por la institución cabildicia.

Desde ese instante, Óliver Armas, asesor del consejero de Deportes de la institución insular, Ángel Víctor Torres, y vicepresidente de la institución amarilla, desempeñaba esas labores y, asimismo en la sesión de la Fundación Canaria del Deporte celebrada el pasado 26 de junio, el Consejo de Administración de Granca designó a Armas como máximo responsable «en principio con carácter temporal» para propiciar el correcto funcionamiento del día a día del representativo. Ángel Víctor Torres, quien ofreció el puesto al presidente de la Autoridad portuaria, Luis Ibarra, señaló a los medios de comunicación ese día que «espero que antes de que llegue agosto podamos saber quién es la persona que va a dirigir al Club Baloncesto Gran Canaria. Hay que tener paciencia, tranquilidad y me gustaría como consejero de Deportes que, cuando hagamos esa propuesta, sea unánime, querida y asumida por todos los miembros del Consejo de Administración en el que están los distintos grupos políticos del Cabildo y el resto de consejeros».

Sin embargo, Torres manifestó ayer en el Pleno ordinario de la Corporación insular ante la pregunta formulada por el Grupo Popular que «no hay prisa» para designar al sustituto de Betancor e incidió en que sea «un puesto consensuado».