».Los jugadores posan con representantes de todos los clubes de la isla tras la sesión en el Arena ayer. / feb

Gran Canaria se viste de gala para recibir a España en su camino al Eurobasket

El combinado de Scariolo vuelve a Gran Canaria ocho años después en pleno proceso de puesta a punto para el torneo continental y, cómo no, de cambio generacional

ÓLIVER SUÁREZ ARMAS Las Palmas de Gran Canaria

Espectáculo y quilates de presente y de futuro. El baloncesto de máximo nivel internacional retorna hoy, a partir de las 18.30 horas -en directo por Cuatro-, al Gran Canaria Arena para poner en liza a las selecciones de España y de Lituania en su camino de preparación para el Eurobasket, cuyo inicio está previsto para el próximo 1 de septiembre.

Tras caer ante Grecia en Atenas por 86-70 el pasado martes e imponerse al mismo rival por 87-80 en el WiZink Center de Madrid dos días después, el combinado entrenado por Sergio Scariolo, quien mantiene a su disposición a 16 jugadores aún -Alberto Abalde y Santi Yusta no continúan y Usman Garuba apura para recuperarse-, entre ellos el pívot grancanario Fran Guerra, acelera su puesta a punto y lo hace frente a un escuadra que rebosa talento en todas sus posiciones, destacando los NBA Jonas Valanciunas y Domantas Sabonis.

España, en pleno proceso generacional ya sin los hermanos Pau y Marc Gasol ni el director de juego tinerfeño Sergio Rodríguez -unido a la lesión de Ricky Rubio, regresa a Gran Canaria ocho años después. Una isla que respira baloncesto y que fue una de las sedes de la Copa del Mundo de 2014 que organizó España. De hecho, España jugó un amistoso contra Eslovenia ese verano y Lituania estuvo en el grupo encuadrado en el recinto de Siete Palmas.

Como recoge la web de la FEB, el historial de enfrentamientos España-Lituania es largo, pero sus últimos capítulos datan de hace cinco y tres años respectivamente, en dos partidos amistosos. En 2017 se jugó en Vilnius, con una victoria mínima de los lituanos (79-78) y en 2019 en Pamplona, con 78-70 en el marcador final. Los dos últimos partidos oficiales, un poco más atrás en el tiempo, tuvieron claro color español: el 80-63 de la final del Eurobasket 2015 y el aplastante 109-59 de los Juegos Olímpicos de 2016.

«Una afición de sangre caliente»

Sergio Llull, capitán del Real Madrid y de la selección española, conoce a la perfección a la afición canaria y, cómo no, tuvo palabras de aliento para que apoyen al plantel de Sergio Scariolo en su fortín.

« Siempre es un placer jugar aquí en Gran Canaria», destacó el exterior balear ante los medios de comunicación, al tiempo que agregó que «la afición es de sangre caliente y esperamos que disfrute del partido».