Sergio Llull y Juancho Hernángomez defienden una jugada de Grecia. / E. P.

Amistoso

España crece con la vuelta de Llull y la ausencia de Antetokounmpo

Liderada por Willy, la selección de Scariolo, con más energía y mejor juego que en Atenas, se toma la revancha ante Grecia en Madrid

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZ Madrid

Dos días después de ser derrotada con claridad por Grecia en Atenas (86-70), con 31 puntos y 10 rebotes del imparable Giannis Antetokounmpo, España mejoró y creció en el WiZink Center con el regreso de Sergio Llull y la ausencia de la gran estrella de la selección helena, de la que se aprovecharon Willy Hernangómez y un equipo nacional que exhibió más energía y tuvo fases de muy buen juego. Sin el imparable Giannis, que no jugó en Madrid por unas molestias en la rodilla, Willy sumó 23 puntos y 10 capturas (28 de valoración) para liderar la victoria de la selección española en su segundo partido de preparación para el Eurobasket de septiembre.

La defensa de España funcionó ante una de las favoritas al título continental y el equipo de Sergio Scariolo dejó buenas sensaciones y se revitalizó en un duelo en el que, además de Willy y el joven Jaime Pradilla (12 puntos y cuatro rebotes), entre otros titulares, también brillaron muchos secundarios, caso de Sebas Sáiz, otro pívot llamado a ser protagonista en esta renovada selección española. Se agarró España a la defensa y al trío que representa la experiencia, formado por Llull, Rudy Fernández y Willy, para doblegar a un equipo muy físico como es Grecia, que sin embargo acusó demasiado la baja del MVP de la NBA y fue superado por el poder interior y el tiro exterior de la vigente campeona del mundo.

Con momentos de gran baloncesto, España se tomó así la revancha y pudo darse un baño de autoestima frente a la selección griega, con sus jugadores imprescindibles, que respondieron a la exigencia, pero también con los más jóvenes, entre ellos, el madridista Juan Núñez, quien tras la conquista del reciente Europeo sub-20 debutó con la absoluta y disfrutó de los minutos de los que dispuso. Volvió Llull, que no estuvo en Atenas por motivos personales y en su cancha dio un empujón a España, Grecia se vio privada de su principal figura y el equipo de Scariolo pudo mostrar una cara muy diferente a la que ofreció en Atenas. Aún sin Usman Garuba ni Alberto Abalde, que continúan recuperándose de sus lesiones, ni tampoco Quino Colom ni Yankuba Sima, que descansaron en Madrid.

87 España

Brown (8), López-Aróstegui (-), Pradilla (12), Juancho Hernangómez (10) y Willy Hernangómez (23) -quinteto inicial-. Brizuela (5), Guerra (4), Jaime Fernández (4), Parra (-), Núñez (-), Rudy Fernández (6), Sáiz (11) y Llull (6).

80 Grecia

Catathes (10), Dorsey (9), Papanikolaou (3), Agravanis (24) y Kostas Antetokounmpo (6) -quinteto inicial-. Larentzakis (9), Papapetrou (10), Kaselakis (3), Lountzis (1), Thanasis Antetokounmpo (1) y Bochoridis (5) y Kouzeloglou (-).

  • Parciales: 22-21, 23-19, 22-21 y 20-19.

  • Árbitros: Conde, Castillo y Calatrava

  • Incidencias: Partido amistoso de preparación para el Eurobasket 2022, disputado en el WiZink Center de Madrid. Lleno. 17.000 espectadores.

Sin Colom, Llull pudo jugar de base y de escolta, acompañando a Lorenzo Brown, y con el jugador balear en pista, junto a Rudy Fernández, los triples comenzaron a caer para dar la confianza que necesitaba España desde el primer cuarto. Pese al potencial físico de Kostas Antetokounmpo y de Tyler Dorsey, Willy también se hizo fuerte desde el principio en la pintura y España, pese a algunos atascos ofensivos, mantuvo a raya a los griegos, a quienes intentó levantar sin éxito Dimitrios Agravanis, autor de 24 puntos insuficientes para una selección que cayó en todos los parciales. Superada por una selección española que aunque haya perdido muchísimo talento. supo reaccionar, se entregó y se divirtió y debe seguir progresando.