Copa del Rey de baloncesto en Gran Canaria

«Gran Canaria es un seguro para la Copa»

14/02/2018

La Copa del Rey de baloncesto aterriza en la capital grancanaria por tercera vez en su historia con el objetivo de consolidar el impacto económico que generó la anterior edición de Vitoria, que superó los 20 millones de euros en sus cuatro días de desarrollo.

Impacto económico de la Copa del Rey en Gran Canaria

Gerard Freixa y Pablo Malo de Molina han valorado la importancia del evento deportivo a nivel de promoción turística e impacto económico, afirmando que «esperamos superar el impacto económico de la anterior edición», celebrada en Vitoria y que consiguió recaudar unos 20 millones de euros. Freixa afirma que «el impacto reposa en dos variantes. Uno el que se ocasiona directamente, personas desplazadas, que disfrutan de los restaurantes, de las compras, hoteles, taxis, etc. Y el otro pilar es el publicitario, esto genera un impacto tanto en España como en los 140 países que verán el evento».

La Fan Zone, uno de los grandes atractivos

La Copa del Rey volverá a disponer de su genuina Fan Zone, que en este caso se desarrollará en cuatro zonas de la ciudad desde este miércoles hasta el domingo, pudiéndose disfrutar de manera gratuita de diferentes actividades de ocio relacionadas con el mundo de la canasta.

Los aledaños del Auditorio Alfredo Kraus será la sede central y el restos de los actos se vertebrará entre la playa de Las Canteras, el acuario Poema del Mar y la plaza de la Música.

En ellas se desarrollarán el torneo MoviStar eSports, así como el primer Torneo de Aficiones de Basket Playa, el 3x3 de ACBNext y el clínic social de Caixabank -con la presencia de jugadores del Herbalife y el Barcelona-, este jueves, a partir de las 13:15 horas, entre otros.

Gran Canaria, sede perfecta

Malo de Molina ha resaltado al Herbalife Gran Canaria y al Iberostar Tenerife, afirmando que Canarias «está de moda, ya que tiene dos equipos en la élite». El director de comunicación de la ACB ha definido Gran Canaria como «un seguro a la hora de organizar y acoger la Copa del Rey».