Baloncesto / Herbalife Gran Canaria

Casimiro recupera al mejor Balvin

19/12/2017

Objeto de deseo del Herbalife Gran Canaria desde hace dos temporada, el interior checo Ondrej Balvin aterrizó este curso en la isla con la intención de volver a sentirse importante en la Liga Endesa, donde ofreció su mejor versión a las órdenes de Luis Casimiro en el Real Betis en la campaña 2015-2016.

Balvin tenía muy claro que, tras tres intentos del Herbalife Gran Canaria en las últimas dos temporadas, su futuro pasada por la isla en la presente campaña. El crecimiento deportivo claretiano y la presencia del entrenador Luis Casimiro convencieron al pívot checo.

«Que esté Luis Casimiro es una motivación. El club representa algo muy importante, pero, especialmente, la figura de Luis resultó determinante porque no tuve una buena temporada y terminé con una lesión de tobillo. Quiero recuperarme y demostrar que puedo estar en esta competición», aseguró el interior centroeuropeo nada más aterrizar en Gran Canaria al inicio del presente ejercicio, tras deslumbrar a las órdenes del preparador manchego en el Real Betis Energía Plus en la temporada 2015-2016, donde promedió 9.6 puntos, 7.4 rebotes y 14.5 de valoración por choque, ocupando la segunda posición en la tabla de reboteadores (252) y la primera en los mates (79).

Casimiro convirtió a Balvin, quien aprendió, creció y mejoró bajo el paraguas del extécnico amarillo Aíto García Reneses en la entidad andaluza hasta que comenzó a asomar la cabeza en el primer equipo en el curso 2011-2012, en uno de los mejores pívots de la ACB y los grandes llamaron a su puerta, incluso probó en las franquicias Denver Nuggets y Phoenix Suns en la Liga de Verano, pero no encontró hueco en la NBA y terminó aceptando la propuesta del potente Bayern de Múnich alemán, conjunto del que salió en enero por la falta de continuidad en el cuadro de Sasha Djordjevic para retornar a España de la mano del Movistar Estudiantes del también exclaretiano Salva Maldonado, con quien reactivó su mejor juego, pero sufrió un grave esguince de tobillo que supuso que se perdiera las últimas seis jornadas del pasado curso.

Balvin, de 25 años y 2,17 metros de altura, ansiaba reivindicarse en el Herbalife y adelantó su llegada a la isla para pasar el reconocimiento médico e intensificar su puesta a punto junto al preparador físico Juanjo Falcón, renunciando incluso a participar con la República Checa en el pasado Eurobasket. Tardó en coger el ritmo tras la inactividad, pero ya se ha erigido como uno de los pilares de Casimiro, firmando 8.2 puntos (63% en tiros de dos), 5.6 rebotes, 1.3 asistencias y 11.8 de valoración en los 22 minutos que disputa de media en la competición doméstica y 10.1 puntos (70.6% en tiros de dos), 7.9 rebotes, 1.6 asistencias y 15.5 de valoración en los 22 minutos de media en Europa.

Su última actuación ante el FC Barcelona Lassa en el Palau Blaugrana, con 17 puntos y 20 de valoración, evidencia que el rendimiento de la torre claretiana se ha multiplicado a partir del pasado mes de noviembre tanto en la Liga Endesa, con una media de 11,2 puntos (con un 73% en tiros de dos), 8.2 rebotes y 17.7 de valoración de media, como en la Eurocopa, con 12 puntos, 9 rebotes y 19.4 de valoración de media