Miguel Ángel Valerón, junto a sus familiares y su compañero Vicente Fuensalida, el día que fue operado. / C7

25 años de la lesión que apagó una estrella

Tal día como hoy, en 1997, Miguel Ángel Valerón, entonces figura de la UD, sufrió una entrada de Ferrer que le arruinó la carrera

PEDRO GARCÍA Las Palmas de Gran Canaria

Hoy se cumplen 25 años de la grave lesión que el jugador grancanario Miguel Ángel Valerón sufrió tras una dura entrada del defensa lateral derecho del FC Barcelona Chapi Ferrer. Una lesión que truncó la carrera profesional de uno de los jugadores más talentosos de la cantera canaria. Tenía 24 años y era la temporada de su estreno en el fútbol profesional. El partido entre Las Palmas y el Barcelona correspondía al choque de ida de las semifinales de la Copa del Rey, que acabó 0-4 para el conjunto culé (7-0, en el cómputo general de la eliminatoria).

El técnico amarillo Paco Castellano dio entrada a Miguel Ángel Valerón en el minuto 58, en sustitución de Manuel Pablo, jugador al que en otra acción anterior tuvieron que darle once puntos de sutura en el gemelo. El talentoso jugador solamente duró cuatro minutos sobre el terreno de juego. En un balón dividido en la banda de la grada de Tribuna, Ferrer (que años más tarde, temporada 2013-2014, siendo entrenador del Córdoba, ganó la final de la promoción de ascenso a los amarillos en el Estadio de Gran Canaria, en aquel accidentado partido con la invasión del público), se lanzó a ras de suelo, con tan mala fortuna que todo su cuerpo cayó sobre la pierna derecha del jugador criado en Arguineguín.

El peor diagnóstico, ocho meses

El diagnóstico, rotura del peroné, cápsula articular, ligamento tibio peroneo y ligamento deltoideo. Ese fue el parte de lesiones facilitado por el aquel entonces jefe de los servicios médicos de la UD Las Palmas, Juan Suárez. Lo operaron de urgencia al día siguiente.

El que fuese masajista y gran capitán amarillo, el fallecido Ernesto Aparicio, fue el primero en atenderlo sobre el césped del Insular, percatándose de la gravísima lesión que había sufrido. En total, fueron ocho largos meses de inactividad. Durante ese periodo tuvo que pasar tres veces por el quirófano. La escalofriante jugada sólo mereció la tarjeta amarilla del colegiado adscrito al comité asturiano, Díaz Vega. El partido acabó 0-4 (Ronaldo -dos, uno de penalti, Pizzi y De la Peña). El partido fue retransmitido en directo por TVE para toda España.

Por Las Palmas jugaron esa noche; Manolo López, Toni, Simionato, Víctor, Manuel Pablo (Miguel Ángel, luego Walter Pico), Eleder, Samways, Paquito, Socorro (el paraguayo Arístides Rojas), Orlando y Turu Flores. Juan Carlos Valerón, su hermano pequeño, lo vivió todo desde el banquillo de los suplentes.

En el FC Barcelona, dirigido por el británico Bobby Robson, que contaba en el banquillo con la ayuda de José Mourinho (en labores de intérprete), fueron alineados: Busquets, Ferrer, Nadal, Blanc, Sergi (Giovanni), Amor, Luis Enrique, Stoichkov (Guardiola), De la Peña, Pizzi (Óscar García) y el brasileño Ronaldo.