Ángel Bara es el embajador de lujo y avalado por 22 años de experiencia

Hoy concluye la concentración y estancia de un multitudinario grupo de cicloturistas italianos en Gran Canaria, fascinados y maravillados por las condiciones geográficas y climatológicas que han encontrado aquí. Una muestra más del incensante movimiento de los amantes del pedal que, desde medio mundo, vienen en peregrinación a la isla.

Ignacio S. Acedo
IGNACIO S. ACEDO

Eslovenia, Dinamarca, Chequia, Noruega, Suecia, Finlandia, Alemania, Inglaterra, Estados Unidos y hasta de Australia. No hay fronteras a la hora de localizar el flujo de cicloturistas que se han enamorado de Gran Canaria como escenario sin competencia para disfrutar de la bicicleta. Turismo de alta calidad, apadrinado por figuras legendarias como Davide Cassani, seleccionador italiano de ciclismo en ruta, o Mauricio Fondriest, campeón del mundo de fondo en carretera, entre otros. Y detrás de toda la organización y logística, haciendo las veces de una suerte de embajador simbólico, volcado en cada detalle, incansable en mantener este desembarco único, Ángel Bara, un entusiasta de la bicicleta y que lleva 22 años convirtiendo esta tierra en la capital de todos los sueños del gremio que le venera. La Cicloturista, su exitoso proyecto pionero, es lo que vertebra una labor sin igual en el afán de matrimoniar deporte, salud, ocio y turismo ecológico y dinamizador de la economía local.

«En estas fechas hay alrededor de diez grupos organizados procedentes de Italia, con campeones y campeonas del mundo, olímpicos y ganadores de importantes pruebas que guían y aconsejan en las rutas a estos cicloturistas.Para que podamos contabiliar en miles de visitantes nuestro bagaje desde finales del siglo pasado, fue crucial la aparición y continuidad de La Vuelta Cicloturista Internaconal de Gran Canaria (La Cicloturista). La proyección que cada año y con continuidad tiene La Cicloturista, ha dado a conocer en todo el mundo que Gran Canaria es el paraíso del cicloturismo mundial», dice con orgullo Bara, coordinador de rutas y asistencia para la Bike Academy que dirige Davide Cassani. «Alucinaron en el último recorrido que hicimos por Tejeda y me emocionó la confesión de un veterano cicloturista que me dijo que en 20 años no ha visto un paisaje igual», insiste emocionado il nostro referente en la ísola Gran Canaria, como le llaman sus amigos italianos.