De izquierda a derecha, Natalia Afonso, Guacimara Medina y Blanca Rodríguez. / ALEJANDRO QUEVEDO-TEATRO CUYÁS

'Retablo' «aborda los aspectos más oscuros del ser humano» en la SIT

Blanca Rodríguez lleva de nuevo las riendas de la pieza que representa este viernes y sábado el grupo de teatro de la ONCE, Antígona

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

La Sala Insular de Teatro (SIT), en la capital grancanaria, será escenario este fin de semana del regreso del grupo de teatro de la ONCE, Antígona, con su propuesta 'Retablo'.

La obra, que fue presentada por su directora, Blanca Rodríguez, junto a la consejera de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, Guacimara Medina, y a la responsable de Servicios Sociales de la ONCE en Canarias, Natalia Afonso, se basa en 'El retablo de la avaricia, la lujuria y la muerte' de Valle Inclán y constituye todo un ejemplo de integración, según sus responsables.

«El montaje aborda los aspectos más oscuros del ser humano», explicó Rodríguez, para quien, en 'Retablo', «las acciones humanas sucumben ante poderosas fuerzas como el amor, la brujería o la magia, en un entorno de superstición y tradición cristiana».

Representada por personas ciegas o con discapacidad visual pertenecientes al grupo Antígona, 'Retablo' se exhibe este próximo viernes y sábado, a las 19.30 horas, en la Sala Insular de Teatro.

Desde solo diez euros, las localidades para este espectáculo están ya disponibles en la página web de la propia SIT, www.salainsulardeteatro.com, y en la taquilla del Teatro Cuyás, en la calle Viera y Clavijo de la capital.

Además, hora y media antes de la función, lo estarán también en la taquilla de la SIT (Avenida Primero de Mayo, s/n, Las Palmas de Gran Canaria).

Desde hace más de tres décadas, Antígona viene realizando una importante labor para la integración, a través del teatro, de personas ciegas y con discapacidad visual. El grupo, que ha participado en festivales internacionales como el Tres Continentes (Agüimes), el de Actores Ciegos de Zagreb (Croacia) o el de Almagro (Ciudad Real), obtuvo en 2013 el Premio Max junto al resto del movimiento teatral aficionado de la ONCE.