Yone Rodríguez triunfa en Corea

16/06/2019

Con «una inyección de moral enorme» ha regresado a Gran Canaria el timplista Yone Rodríguez (Agaete, 1987), tras la gira de conciertos que llevó a cabo en Corea del Sur, en formato trío, con el guitarrista Néstor García y con Leandro Ojeda, al bajo.

ETIQUETAS:

«Uno de los motivos principales» de la mini gira de cuatro actuaciones que protagonizó fue participar, mediante un «showcase [se puede traducir como escaparate]» en el Seoul Music Week, la feria musical más relevante de este país asiático, explica.

«Dan dos premios, uno en la categoría de música coreana y otro en la internacional. Nosotros nos llevamos el premio en la segunda», subraya entusiasmado el timplista grancanario.

También tocaron en el Jazz Tonic Festival y en el Suseong World Music Festival.

«El público y los profesionales se quedaron fascinados con el timple. Tanto por la sonoridad del instrumento como por los rasgueos con la mano derecha. Pensaban que era como el ukelele y descubrían que no es así. Les sorprendía también la afinación tan extraña que tiene el timple y su capacidad para adaptarse a cualquier estilo y sonoridad, algo que siempre hemos defendido», comenta el músico.

Durante esta gira de tres conciertos oficiales, hubo una cuarta actuación que puede dar sus frutos en las próximas fechas. «Tocamos en Seúl en el Art Space Banjul, un espacio multicultural muy prestigioso allí. Tuvimos un encuentro con músicos locales y fusionamos el timple con el Haegeum, una especie de violín tradicional coreano. Les gustó la mezcla y estamos trabajando en la posibilidad de grabar algo con ellos. Yo grabaría desde la isla mi parte», desvela sobre esta aventura que arrancó en el Womex del pasado otoño, en la capital grancanaria.

Mientras fructifican los contactos establecidos en Corea, Yone tocará en julio, dentro del proyecto Timples y otras pequeñas guitarras del mundo en el Forde International Folk Music Festival de Noruega. También, en formato quinteto, tocará el próximo mes en el Mapas, que se desarrolla en Tenerife.