Entrevista

«Tocar solo es como salir desnudo al escenario»

    Cargando reproductor ...
01/11/2017

Yul Ballesteros (Gran Canaria, 1978) ha tocado en infinidad de ocasiones con Josh Dion, Joe Magnarelli o Kevin Mahogany. Sin embargo, el viernes tendrá que enfrentarse al público acompañado únicamente por su guitarra para presentar su nuevo trabajo discográfico, Solo.

/ Las Palmas de Gran Canaria
ETIQUETAS:

Después de vivir en unas 15 ciudades, el guitarrista canario Yul Ballesteros está curtido en todo tipo de escenarios. Sin embargo reconoce que enfrentarse al público en solitario le da mucho respeto. «Tocar solo es muy diferente. Es como salir desnudo al escenario. Es más intenso. He hecho muchos conciertos solo, también fuera de España, y siempre cinco minutos antes de empezar te dices: ¿para qué me he metido en esto?», comenta el virtuoso de la guitarra que el viernes repetirá esas sensaciones ante el público que acuda a la Sala Insular de Teatro de la capital grancanaria. Allí, a partir de las 20.30 horas, presentará su último trabajo discográfico Solo dentro del ciclo Jazz Otoño.

No obstante, confiesa que esa noche no estará del todo solo. «Participarán algunos músicos invitados: tres grandes amigos, Chano Gil, Carlos Oramas y la cantante Alba Serrano». Con el primero, interpretará un tema de su último álbum a dúo; con el virtuoso de la tiorba, Oramas, fusionará el jazz con la música antigua y a Serrano la acompañará en un estándar elegido por ella, al estilo de lo que hacían Joe Pass y Ella Fitzgerald.

Pero el grueso del concierto serán los temas incluidos en Solo, un disco que se puede comprar a través de las plataformas digitales y en sus conciertos.

Versiones

Este cuarto trabajo discográfico es el primero que no está totalmente compuesto por él. «No he grabado música mía. En este trabajo hago un homenaje a los compositores que todos los músicos de jazz estudiamos. Algunos son muy grandes y conocidos, y hay otros cuyas obras las conocen todos, porque son de musicales de Broadway, pero nadie sabe quién las compuso», explica Ballesteros sobre este disco repleto de estándares tamizados por su propio estilo. «En realidad, es un homenaje a los grandes guitarristas de jazz, como Joe Pass o Martin Taylor, que participará en Jazz Otoño este mes», comenta.

El disco incluye estándares de compositores tan populares como Duke Ellington, Antonio Carlos Jobim o Herbie Hancock y de otros menos famosos, pero cuyas obras son muy conocidas, como Oscar Hamerstein, Jerome Kern o Víctor Young.

Ballesteros asegura que grabar un disco es «algo romántico, pero necesario. Si no grabas –añade– tienes menos posibilidades de hacer conciertos. Presentando un disco puedo dar 40 conciertos por libre y en festivales. Es una forma de crecimiento personal y de seguir trabajando».

El músico, que completó su formación con una beca de la prestigiosa escuela de música de Berklee en Boston, lleva un año viviendo en Gran Canaria. «Después de vivir en quince ciudades diferentes y en algunas grandes capitales creo que donde mejor se vive es aquí», afirma. No obstante, sigue con un pie en la Isla y otro allá donde le salga un concierto. «Sigo viajando muchísimo y hago casi las mismas cosas que antes», explica el artista cada vez más ligado a Canarias.