Regreso dulce y condensado

El parque de Santa Catalina ya es territorio Womad. Las enseñas de colores ondean para marcar este espacio transfronterizo que hasta el domingo poblarán ciudadanos dispuestos a superar sus prejuicios y bailar al ritmo de sonidos exóticos. La bandera del león regresa a la ciudad para convertirla en la capital de un mundo abierto.

Carmen Delia Aranda
CARMEN DELIA ARANDA

El Festival Womad vuelve hoy a Las Palmas de Gran Canaria tras seis años de ausencia. Por eso, la productora DD&Company y los patrocinadores públicos quisieron celebrar este dulce momento e invitar a la ciudadanía grancanaria a recuperar el hábito de vivir esta experiencia multicultural. «Como organización hemos tenido un reto: que el público, cuando llegue al parque de Santa Catalina, vea ese Womad que dejó», comentó ayer la principal responsable del evento, Dania Dévora.

Todo está listo para que así sea: el escenario principal del parque, el segundo ubicado junto al intercambiador de guaguas, los espacios reservados a los talleres adultos e infantiles en el interior del edificio Miller, el mercadillo global, el local y el de comidas del mundo e, incluso, esta vez el festival se extenderá hasta Las Canteras por la calle Luis Morote donde se instalarán puestos alusivos a cuestiones ambientales y solidarias. «Se está sellando algo que nos gusta y nos agrada, que es la aldea Womad. Es decir, encontrarse aquí con una serie de actividades –no solo una sucesión de conciertos– que no son para unos ni otros sino para toda la familia, desde por la mañana», explicó Dévora.

Por su lado, la edil de Cultura del Consistorio de Las Palmas de Gran Canaria, Encarna Galván, subrayó la identidad multicultural y multiracial de una ciudad «abierta y dispuesta a disfrutar de las propuestas culturales y, sobre todo, de las musicales».

También el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, insistió en el carácter tricontinental y cosmopolita de la capital grancanaria. «Parece un tópico manido, pero es una realidad», dijo Morales que, «como un ciudadano más», disfrutará del festival que no ha contado con el esperado respaldo del Ejecutivo regional. «El Gobierno de Canarias tendrá que explicar por qué existían partidas para el Womad de Fuerteventura de los presupuestos de este año que han desaparecido y no se han aportado para hacer posible este evento», reiteró.