Concierto

Pancho Varona: «Viceversa quiso ser lo que The Band a Bob Dylan»

12/01/2019

A sus 61 años, Pancho Varona se ha embarcado en una de las aventuras artísticas más agotadoras en las que un músico se podría enrolar. El músico, compositor de más de cien canciones de Joaquín Sabina, se ha propuesto recorrer todas las capitales de provincia, además de las dos ciudades autónomas, en su gira Ruta 52, que alude al número de ciudades donde piensa tocar.

ETIQUETAS:
- gira
- rock

«Me siento corredor de fondo. La verdad es que no está siendo duro. Me ilusiona mucho cada nuevo contacto, cada nueva sala que se ofrece. Todos los sinsabores se pasan rápidamente», dice el artista, que hoy actuará en el Teatro Auditorio Agüimes junto a Mara Barros y Antonio García Diego en una nueva Noche sabinera, un espectáculo que vienen ofreciendo desde hace 15 años. «Es un formato exitoso que vamos a llevar a México. Hemos estado en más países de Latinoamérica. No podíamos imaginar que iba a tener tanta aceptación y es una forma de seguir vinculado a estas canciones aunque Joaquín deje de trabajar una temporada. Es bonito llevar este repertorio por todo el mundo», explica acerca de este singular recital en el que la banda de Sabina interpreta una batería de canciones en la primera parte del espectáculo y, luego, invita al público a subir al escenario. «Puede pasar cualquier cosa y puede subir cualquiera, cante como cante», abunda Varona que, de hecho, aprecia la participación de esos valientes que cantan mal o regular. «Nos gusta que suban los que nunca se atreven», afirma el compositor y productor animado con la idea de pisar Gran Canaria nuevamente.

Por otra parte, este exitoso formato cuenta con la anuencia de Sabina. «Hay una cosa que le ilusiona especialmente. Que tengamos un trabajo honrado cuando no trabajamos con él. Le encanta que no nos veamos en el paro porque tenemos forma de ganarnos la vida. Nunca viene a vernos porque le da pudor presentarse en un concierto que lleva su apellido, pero le parece bien que lo hagamos», aseguró rotundo este músico que lleva 37 años en la carretera.

Quizá, entre col y col sabinera, incluirá alguno de los que temas que ha compuesto para otros artistas. Algo que suele sorprender al público. «La gente se asombra cuando canto No me importa nada, o temas que conocen por Hombres G, Miguel Ríos, Quique González o Manolo Tena. Se sorprenden para bien. Al 90% del público sabinero le gusta descubrir que hay vida después de Sabina. Se vive mejor al lado de Joaquín, pero he tenido otra vida cuando no he trabajado con él», explica acerca de sus temas.

Le cuesta escoger la canción de la que se siente más orgulloso. «Algunas han volado más lejos, pero en todas me he dejado el corazón y la vida. No me importa nada ha viajado por toda Europa. Me siguen llegando derechos de autor de países de los que no sé pronunciar su nombre y cualquier canción de Joaquín me trae un recuerdo maravilloso», dice el líder de Viceversa, una banda que, sin embargo, ideó Sabina. «Dijo que quería que le acompañara una banda que se llamara Viceversa, porque Bob Dylan tenía a The Band y Bruce Springsteen a la E. Street Band. Se inventó Viceversa para no sentirse un cantautor», explica Varona sobre un proyecto que ha resucitado recientemente. «Hicimos un concierto el 22 de noviembre con Viceversa y daremos otro en febrero en la sala Galileo Galilei. Invitamos a gente conocida a cantar las canciones del disco Sabina y Viceversa: Lichis, Quequé, Zahara, Rubén Pozo. Es otro proyecto. No paro de inventarme vidas», afirma.